Entradas con la etiqueta ‘Agua’

MÁSTER EN MANEJO DE RECURSOS MARINOS Y COSTEROS

MÁSTER EN MANEJO DE RECURSOS MARINOS Y COSTEROS

Formación científica en evaluación y manejo de los recursos marino-costeros. Modular-sabatino. 2 años. Contacto: Humberto Garcés, Ph.D. (507) 520-0175. Universidad Marítima Internacional de Panamá, Rep. de Panamá Website

Please be sure to get updates of this information at the website, because of the possibility of changes due to Covid-19.
Por favor, consulten la página del link, porque podría haber cambios debido a la pandemia.

Una imagen de Javier Torices

Esta imagen, que no podría ilustrar mejor la dinámica de las olas, la he tomado del sitio web del artista Javier Torices, ante cuyo talento uno no puede menos que rendirse.

Sobre las olas hablaremos por supuesto científicamente, pero ¿por qué no disfrutar mientras tanto su belleza?

Un abrazo y hasta el próximo lunes, con un post científico. Graciela.

¿Qué son los Castillos de Algodón de Turquía?

Hoy vamos a conversar sobre una de las maravillas naturales que cuentan con protección de la UNESCO. Se trata de los Castillos de Algodón, así denominados por su aspecto tan sui generis.

¿Qué son y dónde quedan los Castillos de Algodón?

La expresión Castillos de Algodón es la traducción al español de la palabra  turca Pamukkale, que es además el nombre con que se designa el lugar,  constituido por una serie de terrazas que forman piscinas naturales de aguas termales que fueron descritas por  primera vez por Marco Vitruvio Polión, el arquitecto de la Antigua Roma, en el S I a.C.

Ya por entones, esas aguas se consideraban terapéuticas, y se las señalaba  como especialmente protegidas por Asclepio, el semidios de la medicina, su hija Hygieia -diosa de la salud,  y Apolo, el dios de la medicina. Por ese motivo y su gran belleza visual, significaron un atractivo turístico por siglos, pero cuando las facilidades en el transporte aumentaron el número de las visitas, la sobreexplotación y la polución las pusieron en serio riesgo, hacia el final del siglo pasado. Fue entonces que la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad en 1988, y desde entonces  sólo se permiten los baños unas pocas horas al día y únicamente en zonas bien definidas.

Pamukkale está emplazada en la provincia de Denizli, dentro del valle del río Menderes, que discurre por el sudoeste de Turquía.

¿Cuáles son sus características generales?

Todo el conjunto se alza a una altura de 160 msnm, y se extiende por unos 2.700 metros. Su aspecto es semejante a un paisaje de aguas congeladas, o como lo indica el nombre, compuesto por nubes algodonosas.

En realidad el material dominante es el carbonato de calcio, constituyendo la roca que se conoce como travertino, que adquiere la forma de piletas en distintos niveles,  y siendo un caso si no único, al menos sólo comparable a otro monumento natural de Hierve el agua, en Oaxaca (México).

La declaración de protección por la UNESCO incluye tanto a las piscinas como a las ruinas de la antigua ciudad helénica de Hierápolis, que data aproximadamente del año 180 a.C. La destrucción de esa ciudad se debió a uno de los tantos terremotos que caracterizan la dinámica geológica del lugar. Pese a sucesivas reconstrucciones, finalmente la ciudad sucumbió al sismo de 1354.

¿Cuál es su marco geológico y su geomorfología?

Pamukkale es un campo geotérmico activo, generado en el Cuaternario, que cubre un área de aproximadamente 10 km², en el que aflora un cuerpo travertínico. Ocupa una porción en el margen noreste de la Cuenca de Denizli, dentro de la Provincia Geológica conocida como Western Anatolian Extensional Province (Provincia Extensional de Anatolia occidental), que es una de las regiones sísmicamente más activas del mundo, con magnitudes Richter promedio de 6.

La dinámica extensional en Anatolia occidental estuvo activa desde el Oligoceno tardío, y produjo la exhumación de rocas metamórficas más antiguas, al tiempo que generaba un relieve de cuencas y sierras. Las primeras están surcadas por fallas normales todavía activas en su mayoría.

La cuenca de Denizli Basin tiene orientación WNW–ESE- y alrededor de 70 km de longitud y 50 de ancho, y fue rellenada por una sucesión continental de edad cuaternaria, que se depositó en ambientes aluviales y lacustres.

En el margen nororiental de la cuenca, específicamente donde se encuentra Pamukkale, yacen sucesiones mesozoicas dentro de un complejo apilamiento que sobreyace a la sucesión metamórfica del Paleozoico–Mesozoico, y que se conoce como Macizo Menderes.

Esa secuencia está separada de los sedimentos Cuaternarios continentales, por un sistema de fallas normales que buzan al SW. Ese sistema de fracturas es el que da paso a la circulación y surgencia hidrotermal, especialmente a través de la cresta de fisura denominada Çukurbağ.

La cresta de Çukurbağ es un rasgo morfogenético continuo de unos 360 m de longitud y 30 de ancho, con altura máxima de 10 m, y perfil asimétrico, en el que la pendiente norte es más abrupta y elevada que la sur. Eso dio el espacio protegido para la depositación del travertino, en varias unidades bien estratificadas que forman las sucesivas piletas.

¿Cómo se formaron?

El cuerpo travertínico es sintectónico y fuertemente controlado por las fallas, que se propagan dentro del cuerpo carbonático. Cada pulso de activación de las estructuras, permite nuevos ascensos de los fluidos que depositan luego su carga carbonatada en superficie.

En resumen, los carbonatos que generaron Pamukkale se vienen depositando desde hace al menos 400.000 años, por el ascenso de aguas termales con temperaturas que varían entre 35 y 56°C, que surgen desde un basamento rico en calcio y con permeabilidad aumentada por las fallas extensionales.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.
Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.
P.S.: La imagen que ilustra el post vino en un power point por mail y desconozco su origen.

 

IWA World Water Congress & Exhibition. Dinamarca

Shaping Our Water Future
IWA World Water Congress & Exhibition
Water for smart liveable cities
9 – 14 May 2021 / COPENHAGEN / DENMARK

Más información

Please be sure to get updates of this information at the website, because of the possibility of changes due to Covid-19.
Por favor, consulten la página del link, porque podría haber cambios debido a la pandemia.

Un proyecto amigable con el ambiente, realizado en la India.

Hoy, como un mensaje esperanzador, he rescatado un ejemplo de recuperación ambiental que ya tiene más de 20 años de implementación. y que vale la pena conocer.

¿Cuál es en general la situación ambiental en India?

La polución del agua de los cursos superficiales en la India es una realidad que se agrava con el incremento poblacional que caracteriza a ese país. El sistema cloacal tradicional no es viable en las condiciones de pobreza de las comunidades rurales, que no pueden afrontar el alto costo de su instalación donde la infraestructura preexistente es prácticamente nula.

¿Dónde se implementó el proyecto que hoy nos ocupa?

Este proyecto data de la última década del siglo pasado, y se instaló en la ciudad de Pune, en el estado de Maharashtra, y en las cercanías de Bombay; prácticamente en el límite entre India del Norte e India del Sur.

¿Cuál era el problema específico en el lugar seleccionado?

La zona sobrellevaba los problemas típicos del cinturón de los monzones de verano de India central y septentrional. Es decir que durante todo el año se acumula basura de cualquier origen, a la espera de que el propio monzón se ocupe de llevarla. Los excedentes de los tanques sépticos drenan en las llamadas «nalas», que no son otra cosa que canales de drenaje urbanos a cielo abierto, que cuando pasa el monzón concentran los desechos, generando verdaderas cloacas expuestas.

Esas nalas, tarde o temprano se vierten en los arroyos y ríos que hasta son utilizados para riego entre otras cosas. El riesgo para la salud es altísimo.

El sitio específico escogido para el proyecto fue un espacio yermo y perteneciente al estado, que ocupa alrededor de 6 hectáreas distribuidas en una estrecha franja de unos 900 metros de longitud y de entre 60 y 70 de ancho. Esa franja bordea una corriente iniciada en una planta de tratamiento de aguas, que se había ya convertido en una cloaca, al atravesar diversos barrios precarios.

Respecto al uso de la tierra, había estado sometida a sobrepastoreo de cabras y ocupada por cerdos y otros animales asilvestrados, con lo que el suelo había llegado hasta tal extremo de erosión que era inutilizable, y se observaban rocas aflorantes. Respecto a la vegetación sólo se contabilizaban dos árboles de neem (Azadirachtra indica), y una palmera Palmyra (Borassus flabellifer), sobreviviendo apenas.

De resultas del proyecto, esa zona es hoy un bellísimo parque, pero vayamos de a poco.

¿Cuál fue la propuesta para el proyecto?

La idea central fue crear un parque cuyas aguas serían provistas a partir de un sistema de limpieza, tratamiento y purificación de las aguas que las nalas conducen hasta el lugar. Todo el sistema implicaría pocas construcciones y modificación mínima del relieve prexistente, aunque sus efectos significarían un cambio sustancial en el estado del espacio involucrado. Sería por supuesto un cambio positivo que terminaría creando un nuevo ecosistema mucho más sano y totalmente sostenible.

¿Cuáles fueron los requisitos para la implementación?

Dos se consideraron requisitos previos: excluir la cría de cabras en la zona, y reubicar los animales silvestres por un lado; y reducir la contaminación activa del agua de la corriente principal. Sólo después podría abrirse el parque para usos recreativos.

Para poder cumplir con el segundo requisito, fueron imprescindibles numerosos estudios, algunos muy relacionados con nuestra ciencia geológica (por eso este post está aquí, ;D ), especialmente porque se intentaba respetar al máximo la vocación propia del espacio, sólo minimizando los efectos indeseables de las intervenciones previas.

El relevamiento se dirigió a reconocer los siguientes rasgos del – por entonces- futuro parque, y de la corriente que lo acompaña y su área de alimentación.

  • Sitio de inicio de la corriente.
  • Recorrido del curso y puntos en los que se drenaban efluentes en él.
  • Carga polutante.
  • Patrones de uso el agua y temas sociales relacionados.
  • Calidad  del agua y el suelo en el punto de partida.
  • Mediciones de flujo a lo largo de todo el año.
  • Medidas de evaporación.
  • Problemas especiales relacionados con el régimen monzónico.

¿Cómo se implementó el sistema?

El sistema está esquematizado en la imagen que acompaña el post.

Se limpió la zona urbanizada precariamente (una villa de 7.000 habitantes a lo largo de un tramo de 200 m bordeando la corriente de alimentación del parque), y se instalaron dos piletas de decantación, con compuertas que se abren para permitir el paso de los excesos hídricos en las épocas de monzones. Hay una caída de 30 cm entre ambos diques, y son permanentemente monitoreados para corregir cualquier desvío en la carga admisible. Además se sembraron allí peces denominados Gambusia que se alimentan de los mosquitos que podrían proliferar en las piletas. También se controla periódicamente la salud de la población de gambusias.

Aguas arriba, los drenajes de la villa se aislaron mediante paredes de contención para que los excedentes monzónicos no afectaran el agua limpia de la corriente principal.

Más abajo de la segunda pileta, y desde el fondo de la corriente se extrae un lodo que continúa su decantación en las piletas N° 3 y 4, mientras sigue fluyendo la parte superficial ya bastante más limpia.

El lodo es desviado hacia los decantadores 3 y 4, con un 80% menos de carga suspendida, respecto al inicio de la instalación.

La pileta 3 está 30 cm más abajo que la 2;  y la 4, 20 cm más abajo aún que la 3. Estas dos últimas piletas tienen forma de serpentina para aumentar la longitud de su flujo, y optimizar el uso del terreno disponible.

La salida del decantador N° 4 se conecta de modo subsuperficial, con la corriente original, de modo de devolverle las aguas previamente desviadas de ella, pero ya limpias y claras a la vista.

Todo el sistema funciona tratando continuamente 2.700 litros de agua por minuto; y está diseñado de modo que su flujo máximo durante el monzón pueda alcanzar hasta 200.000 l/minuto, sin dañar el diseño, pues se han dejado espacios que funcionan como llanuras de inundación en esos momentos.

El principal problema a sortear puede ser en determinados sistemas administrativos, la falta de regulaciones compatibles con estas iniciativas, que escapan a las grandes estructuras vigentes.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de la revista Gate, de donde tomé y traduje la historia de este ejemplo.

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo