Archivo de la categoría ‘Geología y docencia’

Un libro extraordinario que vale la pena leer y disfrutar

Hoy voy a contarles primero una pequeña alegría, relacionada con mi vocación e historia docente, y luego les presentaré el libro que es el verdadero tema del post.

Uno de mis motivos de orgullo y satisfacción es haber podido mantener una buena relación con la gran mayoría de mis ex alumnos (a los demás les perdí la pista, no es que tenga mala relación), casi todos los cuales son hoy colegas, o aun sin serlo, se han convertido en amigos. ¿Cuántos docentes pueden decir lo mismo?

Pues bien, hace un par de años, uno de esos ex alumnos, Daniel S., una persona muy especial y con una historia admirable; con quien además  he interactuado muchas veces porque también se ocupa de los animales en situación de necesidad, me saludó con motivo de mi cumpleaños, y quedamos en encontrarnos porque según me dijo, tenía «un regalito» para mí. ¡Y resultó ser este regalazo! De él hablaremos hoy. (Del regalo, no de Daniel 😀 )

¿Cuáles son los datos identificatorios del libro?

Título: Neuquén. Volcanes y Pehuenes.

Autor: Aníbal Parera

Editorial: AP Ediciones Naturales.
Idioma: si bien el texto general está en Español, al costado de cada párrafo, y en letra de menor tamaño, hay una traducción al Inglés.

Fecha de edición: 2019

Páginas 198, con alrededor de 300 fotografías.
Medidas 32 × 25 cm
Otras características: Tapa Dura, con protector, a todo color y papel ilustración.
ISBN 9789878605036

¿Qué rasgos especiales se destacan?

El libro puede catalogarse como lo que en Estados Unidos se conoce como «coffee table book», es decir, «libro para la mesita de café». Esta expresión surge de varias de las características de los libros, entre ellas, su formato grande, su peso, que los hace especialmente aptos para leer apoyándolos sobre una mesa, y su exquisita belleza que los convierte también en un objeto ornamental, que se coloca como al descuido en las mesitas ratonas de las salas de recibo y visita.

Por su alto costo, y la especificidad de sus temas, son además muy apreciados como regalos. De hecho, todos los que tengo, y que les he ido comentando (y lo seguiré haciendo) en la categoría Libros de Geología y Paleontología del blog, los he recibido como regalo. 😀 , especialmente del Pulpo y Dayana.

¿Qué sabemos del autor?

Aníbal Parera es biólogo, escritor y fotógrafo, nacido en Buenos Aires, pero criado en diversas provincias del interior, y hoy residente en Corrientes. Sus fotografías han ilustrado más de 500 artículos y al menos 10 libros.

Ha recibido numerosas distinciones, entre ellas la Pirámide de Plata de la Fundación Académica de Artes Visuales en 1997;  dos veces el premio de ADEPA  (1999 y 2003) y el premio Glass Award de la Asociación Forestal de Estados Unidos.

¿Qué contenidos tiene?

Este libro abunda más en imágenes que en textos, como sucede normalmente con los coffee table books, de modo que los contenidos están apenas esbozados, pero de manera impecable en cuanto a la rigurosidad científica.

Con relación a los tópicos incluidos, además de una extensa y bellísima Galería de imágenes, el libro presenta 7 áreas temáticas, a saber:

  • Tierra de confluencias, en que se analiza algo de la historia y las etnias y culturas provinciales.
  • Riqueza fósil del Neuquén.
  • Aguas que van quieren volver, donde se aborda algo de la hidrografía provincial.
  • El largo camino del pehuén.  Este capítulo es de carácter botánico y se refiere esencialmente a las araucarias, cuyo nombre nativo es justamente pehuén.
  • Volcanes del Neuquén. Obviamente mi capítulo preferido.
  • Más allá de la Cordillera del Viento. Aquí podríamos hablar de una mirada un poco más turística, con menciones diversas a paisajes, oficios y otras particularidades.
  • Criaturas de un bosque encantado. Es desde luego el capítulo destinado a la fauna regional.

Finalmente, y ya fuera de los siete núcleos mencionados, hay un Glosario y una extensa bibliografía.

¿Cuál es su mayor valor agregado?

Este libro es un gran inspirador. Su lectura es amena, y puede despertar vocaciones, sugerir recorridos turísticos, o disparar la curiosidad para indagar más sobre los temas presentados.

Por otra parte puede ser un valioso auxiliar para las clases de Botánica, Historia, Zoología o por supuesto, Geología, ya que presentar sus bellas fotos, y leer algunos párrafos pueden ser actividades de introducción y motivación para las clases de cualquiera de esas asignaturas.

A mí, por otra parte, me ha recordado multitud de temas de los que no hemos hablado todavía, y que significarán posts futuros, en los que complemente y profundice los contenidos, que por el carácter mismo del libro, están sólo esbozados en él.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

4° Jornadas Nacionales y las 1° Jornadas Provinciales de Agua y Educación

4° Jornadas Nacionales y las 1° Jornadas Provinciales de Agua y Educación

Modalidad Virtual

Inicia: 27 de Octubre de 2020 a las 10:00

Finaliza: 14 de Noviembre de 2020 a las 13:00

Agua y Educación: Desafíos para un mundo en continua transformación

El Consejo Hídrico Federal (COHIFe) de la República Argentina, la Administración Provincial de Recursos Hídricos (APRHI), la Secretaría de Recursos Hídricos, el Ministerio de Servicios Públicos, la Dirección de Desarrollo Curricular, Capacitación y Acompañamiento Institucional, la Secretaría de Educación y el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, junto a la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba invitan a las 4° Jornadas Nacionales y las 1° Jornadas Provinciales de Agua y Educación.

Ejes temáticos:
•Agua, complejidad y tecnología: desafíos actuales de la educación relacionados con el abordaje complejo e integral del agua y la tecnológica.
•Construcción participativa de conocimiento localizado: Articulación intra e interinstitucional e integración de múltiples actores y miradas en la generación de conocimientos sobre el agua.
•Gestión integral de recursos hídricos (GIRH), gobernanza y educación: capacitación, apertura de información y consolidación de redes como objetivos de gestión.
•Acción para la sostenibilidad y responsabilidad ciudadana: Las instituciones educativas y su participación en actividades que mejoren la gestión del agua en las comunidades locales y la responsabilidad que se tiene como ciudadano/as.

Inscripciones

 

Uso de «MapasCordoba» en Educación Universitaria

Inicia: 1 de Octubre de 2020 a las 16:00

A partir de la experiencia de docentes de grado y posgrado de diversas carreras y casas de estudio, se mostrará cómo acceder, descargar y trabajar en línea con datos geográficos del geoportal MapasCordoba, aplicados al trabajo en clase, realización de prácticos y ámbitos educativos en general. Esta actividad se llevara adelante el día Jueves 01 de octubre a las 16:00hs

Se presentarán las siguientes experiencias:

Uso de datos catastrales y territoriales, Cátedra de Topografía, Carrera de Arquitectura, FAUD, UNC
Uso de información de suelos, Cátedra de Diagnóstico de Suelos, Carrera de Ing. Agronómica, UNVM
Uso de datos de cobertura y usos del suelo, Trabajo Práctico de Delimitación de Cultivos, Diplomaturas en Geomática Aplicada, Instituto Gulich CONAE-UNC
Uso de geoservicios para desarrollos en aplicaciones y portales de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, UNC
Ejercicios prácticos de conocimiento territorial, Carrera de Ing. Zootecnista, FCA, UNC

Disertantes:

Arq. Fernando Santiago Copertari, docente FAUD, UNC
Ing. Agr. (MSc) Cecilia Milán, docente UNVM
Lic. Geog. (Mgter) Santiago Seppi, Director de la MAIE y docente Instituto Gulich, CONAE-UNC
Ing. Agr. Guillermo Ciampagna, Coordinador Área Innovación Tecnológica y docente FCA, UNC

Inscripciones

El Árbol de Competencias de la Pedología

Durante los últimos años de mi ejercicio docente, irrumpió fuertemente una nueva tendencia en la enseñanza en general, y en la de las ciencias en particular, conocida como «capacitación por competencias».

Yo he ejercido toda mi vida la docencia en el ámbito universitario, en la Facultad de Ciencias Exactas, Física y Naturales, más específicamente.

Esto implica que muchos de los docentes no tenían formación como tales, sino que eran profesionales y científicos, a veces brillantes, pero sin conocimiento sistemático de Didáctica, Pedagogía y otras Ciencias de la Educación. Como sospecho que eso no ha cambiado demasiado en los últimos años, considero que este post podría servirles.

Por los motivos ya apuntados, cuando comenzó la enseñanza por competencias, muchos de mis colegas docentes (no solamente los geólogos) no lograban comprender totalmente el significado de ese término «competencias», al que confundían con el de incumbencias profesionales. Esto se justifica en buena medida, porque en una de sus acepciones, competencia es sinónimo de incumbencia; pero no es és la acepción que hoy nos ocupa.

¿Qué se entiende por «educación por competencias»?

A diferencia de la enseñana tradicional en la que se privilegiaba la aprehensión de contenidos, hoy el eje de la educación se ha movido en la dirección de cultivar y desarrollar capacidades para alcanzar objetivos, incluido el de saber cómo encontrar la información que se requiere en cada momento.

El saber enciclopédico que era nuestro norte, y del que no reniego sino que más bien estoy orgullosa, hoy ya no alcanza para construir un buen profesional o un buen científico, (aunque sea una base muy digna) y por ende ha ido quedando obsoleto. En otras palabras, saber muchas cosas es maravilloso, pero insuficiente, sobre todo porque en nuestros días el avance científico tiene una velocidad arrolladora, y se requiere una actualización permanente.

Cuando la gente de mi generación ingresaba a las facultades de ciencias, se le advertía que cada quince años, como máximo, todos sus conocimientos estarían perimidos, si no se tomaban el trabajo de actualizarlos continuamente. Creo que hoy quince años es un intervalo enorme, ante los cambios científicos y tecnológicos que se suceden actualmente a un ritmo mucho más acelerado.

De allí que archivar en la memoria lo que fácilmente puede consultarse en los sitios adecuados de la red, (siempre que tengan un referato que garantice la calidad de la información) pasa a ser un esfuerzo innecesario. Hoy es más importante entrenarse en determinadas habilidades a las que se conoce como competencias, que por supuesto están ancladas en conocimientos básicos, extensos y profundos, que son irrenunciables, pero que deben ser trascendidos.

Hoy se busca el dominio de estrategias que permitan resolver los problemas reales a los que un profesional o un científico deberá enfrentarse a lo largo de toda su vida laboral. Esas capacidades esenciales para elaborar dichas estrategias, repito, son las que se conocen como competencias.

¿Qué representa el Árbol temático por competencias que presento en el dibujo?

Metafóricamente, la formación requerida por un profesional y/o científico está representada en ese árbol, a través de sus raíces, sus ramas y sus frutos.

¿Qué significan y cuáles son las raíces de este árbol?

Las raíces representan los conocimientos imprescindibles para la formación del estudiante. Son los puntos de partida, también conocidos como conceptos subsuntores o subsumidores. Sin ellos, todo el edificio de la educación por competencias se desploma, como lo haría un árbol sin raíces, o con raíces demasiado superficiales, débiles o enfermas.

Son conceptos básicos sobre los que se cosntruye el nuevo conocimiento, y por ende la nueva capacitación, o formación de competencias.

En el caso de la Pedología, las raíces o conceptos previos, con los números que aparecen en el dibujo, son:

  1.  Conocimiento sobre meteorización.
  2.  Conocimiento sobre sedimentos y rocas.
  3. Conocimiento sobre Cartografía geológica.

Como sucede en la botánica, también esas raíces tendrán a su vez ramificaciones cada vez más finas hasta alcanzar el nivel de pelos radiculares, que representarían en un dibujo, los conceptos previos que cada uno de los tres enumerados arriba habrán requerido para su propia construcción.

¿Qué representan las ramas y sus frutos, y cuáles son?

Las ramas esquematizan los ejes temáticos sobre los que se debe trabajar para alcanzar sus correspondientes frutos, que representan a su vez, las competencias o desempeños resultantes.

Los ejes temáticos y las competencias que cada uno de ellos persigue son:

4: Eje temático (rama): Génesis de suelos, modelos de evolución, inferencias geológicas y  climáticas. Competencias resultantes:  Capacidad para planificar, dirigir y supervisar estudios de evolución, degradación y erosión de suelos.

5. Eje temático: Reconocimiento, clasificación taxonómica y utilitaria. Las competencias resultantes son las obvias.

6. Eje temático: Diseño y muestreo de suelos y técnicas de laboratorio. Los frutos de las ramas 5 y 6 son compartidas, ya que ambos ejes tienden a generar la capacidad de elaborar y aplicar sistemas de clasificación y tipificación científica y tecnológica de suelos y asesorar en la utilización de los mismos.

7. Eje temático: Legislación de suelos, con competencias resultantes como: capacidad de participar en la elaboración y ejecución de planes y de programas de conservación mejoramiento y recuperación de suelos y habilitación de tierras.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

Recuerdos de la docencia, por el día del maestro

Hoy vuelvo a los top ten de los momentos más risueños que pasé en el campo.

Lo que voy a contarles hoy no ocurrió una vez, sino de manera recurrente a lo largo de varios meses. Todos recordamos a algún alumno particularmente vago, y nos preguntamos muchas veces «¿Cómo llegó hasta acá?»

Y de uno de esos alumnos voy  a contarles ahora. Pasados algunos años desde el momento en que padecimos a este estudiante en la cátedra, y después de que hubo rendido n veces la materia, logrando por fin el 4 que le habilitó seguir adelante, reapareció con una novedad.

Este hoy ex alumno, al que llamaré X para no perjudicarlo, llegó a la cátedra, para informarnos que había decidido hacer su Trabajo Final en Pedología, con la dirección de los dos profes de la cátedra, es decir mi colega JS y yo.

En teoría, después del primer viaje al campo en el que le dimos la orientación necesaria, y ya con un plan de trabajo que habíamos discutido juntos, las siguientes visitas a su zona de trabajo debían ser simples controles de acompañamiento por parte nuestra, sus directores.

Pero no fue así. Cuando fuimos por segunda vez, no había casi nada completo, y lo que estaba hecho era un desastre. Consecuentemente, debimos ir numerosas veces para que al fin aprendiera algo y fuera llenando los huecos que tenía su informe.

Pero lo que marcó un hito en la Cátedra para siempre fue su respuesta constante. Toda vez que le hacíamos una pregunta, él decía: «¿En qué sentido me lo pregunta, profesor/a?»

Sin embargo, a veces las preguntas eran tan simples como:

¿Qué textura tiene este horizonte?, ¿hay erosión eólica en el sitio del perfil?, ¿qué espesor tiene el horizonte B?,  y otras tantas por el estilo, a las que invariablemente respondía, como ya les conté: «¿En qué sentido me lo pregunta, profesor/a?»

Obviamente esa muletilla era su manera de reconocer que no tenía idea de lo que se le preguntaba.

Desde entonces y para siempre, cuando alguien preguntaba algo de cuya respuesta no teníamos idea, todos los miembros de la Cátedra decíamos, invariablemente, y muchas veces a coro: «¿En qué sentido me lo pregunta, profesor?»

A su modo, aquel pésimo estudiante hizo historia.

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo