Para los que me dicen “Tengo una piedra y me gustaría saber qué es”

Imagen1min

Después de haber recibido por mail cientos de fotos de minerales, rocas y fósiles, con el pedido de que haga una determinación a distancia, he llegado a la conclusión de que este post se impone.

Debo decirles, primero, que nada me gusta más que dar una mano cuando puedo hacerlo y dentro de márgenes razonables, pero hay pedidos que son poco racionales.

Usemos un ejemplo. ¿Mandarían ustedes un mail a un médico de cualquier lugar del mundo con una foto de su hijito señalándose algún lugar de la pancita, en el que escribieran lo siguiente?

“A mi nene le duele ahí donde se señala. ¿Qué enfermedad tiene?”

Muy probablemente no recibirían respuesta, pero de llegarles un mail, diría muy probablemente, “Tráigalo al consultorio” y punto.

Porque el médico no puede diagnosticar sin ver al paciente, o sin tener por lo menos una serie de datos precisos  como edad, altura, peso, antecedentes familiares y personales, etc., etc.

Seguramente, además querría hacer algunas maniobras como palpación, auscultación, le tomaría la temperatura y la tensión arterial, entre otras cosas. ¿No les parece?

Entonces, ¿por qué suponen que un geólogo va a ver una foto, sin escala, a veces con muy mala definición, y/o  llena de sombras y/o fuera de foco, y va a poder diagnosticar alegremente de qué material se trata?

Es muy arriesgado intentar diagnosticar por una foto, aunque a veces uno lo haga,  solamente por complacer a un lector que ni siquiera se ha tomado el trabajo de leer los posts en los que se vienen explicando tantas cosas acerca de la manera de determinar minerales macroscópicamente.

Porque si lo hubiera hecho, ya sabría qué son los caracteres organolépticos, y cómo se determinan, siempre con el ejemplar en la mano.

Hay toda una serie de posts en que explico cómo reconocerlos, incluyendo elementos como el tacto, y hasta el olor. Por eso, el contacto directo con el mineral es importante para definirlo.

En las fotos que me llegan, por lo general no hay referencia alguna de tamaño, ni puedo saber si el espécimen es de alta o baja densidad, no sé si suena de una u otra manera al golpearlo o si brilla de una u otra forma al moverlo; no puedo hacerle la raya o probarle la dureza, etc., etc.

Porque sepan ustedes que existen miles de especies minerales, y muchas de ellas sólo se distinguen entre sí por un mínimo detalle, que puede ser uno de los que mencioné más arriba y cuyo reconocimiento requiere un contacto directo con el ejemplar.

Además, por lo general ni siquiera sé de dónde procede, y cuál era su modo de yacencia, cosa que me permitiría relacionarlo con un grupo específico de minerales.

Por todo lo dicho, lo mejor que puedo hacer cuando me llegan esos requerimientos por mail es contestar:

“Traemelo, o llevalo a algún geólogo que te quede más cerca, para que lo diagnostique con el ejemplar en la mano”, porque sin tener la muestra cualquiera cosa que se diga es una apuesta muy alocada.

Y quedan advertidos de que de ahora en adelante, cuando me lleguen esas consultas, les mandaré como respuesta un link a este post, y no lo tomen a mal, es que sencillamente diagnosticar una muestra de mineral, roca o fósil tiene un protocolo, muy diferente a mirar una foto que llega por mail.

Un abrazo y nos vemos el próximo miércoles. Graciela.

La foto fue tomada por el Pulpo en uno de los museos de USA.

Más de mi diccionario Geohumorlógico.

1476899_603381189729850_1326663730_foto concaro danzas

Deyección: producto final de la digestión de un río.
Diabasa: entregué a Basa.
Diagénesis: día del génesis.
Diamante: 1. carbono paquete. 2. Doné mi pareja a otra persona.  3. Háblame, amado.
Diapiro: dile a Piro.
Diferenciación magmática: apartheid ígneo.
Dinosaurios: mascotitas geológicas.
Dirección o rumbo: lo primero que pierden algunos geólogos en los asados campestres.
Discordancia: desacuerdo estratigráfico.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela

Geodiversia en Paper.li

Geodiversia ha creado su propio periódico on line, con noticias relacionadas con la Geología, que pueden leerse en este link.

Los invito a conocerlo. Un abrazo Graciela.

Cursos on line y gratuitos “Cómo buscar en Internet” y “Tecnologías educativas” de la Universitat Politécnica de Valencia

Dos cursos que pueden ser de interés para los alumnos y docentes seguidores del blog.

Curso tecnologías Educativas

Este es un curso destinado a profesores de todos los niveles. En él se aprender a sacar partido de las nuevas tecnologías en la labor docente, para crear una experiencia de aprendizaje nueva y enriquecedora.

Impartido por:
Miguel Ferrando Bataller
Ignacio Despujol Zabala
José Manuel Martínez González
Ana María Checa Rubio
Próxima edición: 22/09/2014
Duración: 11 semanas
Trabajo estimado: 3 horas a la semana

Más información: http://cursotecnologiaseducativas.upvx.es/ficha

Curso Buscar en Internet

En un mundo virtual en el que hay cientos de millones de páginas disponibles con informacion de todo tipo, buscar en Internet de forma eficaz es una habilidad cada día más necesaria. Se puede aprender a usar las herramientas disponibles y realizar las preguntas de forma adecuada.

Impartido por:
Jaime Busquets Mataix
Ignacio Despujol Zabala
Ana María Checa Rubio
Próxima edición: 29/09/2014
Duración: 7 semanas
Trabajo estimado: 3 horas a la semana

Más información: http://cursobuscarinternet.upvx.es/ficha?PageSpeed=noscript

New Journal on Anthropocene released by Elsevier.

1-s2_0-S2213305413X00037-cov150hAnthropocene
NEW JOURNAL

Anthropocene publishes peer-reviewed works addressing the nature, scale, and extent of the influence that people have on Earth. The scope of the journal includes the effects of human activities on landscapes, oceans, the atmosphere, cryosphere, and ecosystems over a range of time and space scales – from global phenomena over geologic eras to single isolated events – including changes to the exchanges, linkages, and feedbacks among the systems.

Articles could address how the human influence on Earth may produce a distinct geological record, and how these signals may compare with the great perturbations in Earth’s history. Theoretical and empirical contributions linking societal responses to human-induced landscape change are also welcomed.

As humans have emerged as a dominant agent of change on Earth’s system, the journal serves to focus research findings, discussions, and debates to account explicitly for human interactions with Earth’s systems. The aim is to provide a venue toward meeting one of the grand challenges of our time.

Anthropocene welcomes the following types of manuscripts:
- Original research articles that meet the Aims and Scope of the journal, with typical length of text in the 5000-7000 word range. Research articles may include specific case studies if these studies demonstrate theoretical significance and broad systemic relevance.
- Review papers and Prospects that assess the state of knowledge of a particular subfield or topic, that point toward future research needs and directions. These review articles, with a typical length within 8000 words, may include some new data or synthesis of existing data that produce new understanding.
- Short communications include commentaries and viewpoints on specific issues, discussions and replies of articles published in the journal, and shorter papers addressing timely topics that are reviewed and published rapidly. The length of these articles should be within 2000-4000 words.

Enquiries should be directed to Dan Lovegrove, Publisher, Geology, Elsevier, UK, d.lovegrove@elsevier.com

Buscar en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo