International Conference on Theoretical and Computational Seismology (ICTCS)


International Conference on Theoretical and Computational Seismology (ICTCS)

May 03, 2024 – Singapore, Singapore

Presentation: Physical
Website URL 

Program URL 
Location: Singapore, Singapore
Date: May 03-04, 2024
Organization: World Academy of Science, Engineering and Technology.
Please be sure to get updates of this information at the website, because of the possibility of changes.
Por favor, consulten la página del link, porque podría haber cambios.

La primera astrónoma de la historia: Cecilia Payne-Gaposchkin

Si bien la Astronomía no es parte integrante de la Geología, es una ciencia que los geólogos no podemos ignorar porque la Tierra, que es nuestro objeto material de estudio, forma parte de ese cosmos acerca del cual es imprescindible conocer al menos los fundamentos, y de una manera sólida. Por ello, es que he elegido hoy este homenaje a la primera mujer que se reconoce mundialemnte como astrónoma en la historia de la ciencia.

¿Por qué se reconoce a Cecilia Payne -Gaposchkin como la primera astrónoma de la historia?


Porque su vida se desarrolló en una época en que las puertas de la ciencia no estaban del todo abiertas para las mujeres, a quienes muchas veces se consideraba como excelentes ayudantes por su dedicación, minuciosidad y prolijidad; pero a las que muy difícilmente se les permitía ejercer roles de mayor protagonismo.

Cuando se produjo su reconocimiento ya el Observatorio de la Universidad de Harvard desde hacía décadas contaba con esas mujeres que aun dedicando su vida al estudio de las estrellas, y teniendo estudios cursados, no alcanzaban el cargo que realmente merecían. Entre las pioneras podemos mencionar a Annie Jump Cannon, Williamina Fleming, Antonia Maury y Henrietta Leavitt, que en los corrillos universitarios eran conocidas como «el harén de Pickering», ya que era éste quien las seleccionaba y contrataba.

A ese selecto grupo pertenecía Cecilia, y se abocó desde 1923 a realizar su tesis doctoral, tarea en la que la había precedido un año antes Adelaide Ames. Al terminar su tesis doctoral titulada “Atmósferas estelares, una contribución al estudio de observación de las altas temperaturas en las capas inversoras de las estrellas”, en 1925, su talento no pudo menos que ser finalmente reconocido, según veremos más abajo.

¿Qué se sabe de su vida?

Cecilia Helena Payne nació el 10 de mayo en 1900 en Inglaterra, en la ciudad de Wendover. Sus padres eran Edward John Payne, abogado, músico e historiador, que falleció cuando Cecilia contaba apenas con cuatro años de edad; y Emma Leonora Pertz, quien fiel a su educación prusiana procuró para sus tres hijos, la mejor educación posible.

Cecilia en particular estudió en el Saint Paul’s Girls School y a los diecinueve años ganó una beca para proseguir sus estudios en el Newnham College, que dependía de la Universidad de Cambridge. Por ese entonces – y hasta 1948- las mujeres que estudiaban allí no podían acceder oficialmente a un título, pese a lo cual, ella terminó su formación en Botánica, Física y Química.

Sin embargo, su verdadera y definitiva vocación fue despertada por una conferencia del astrofísico Arthur Eddington, lo que le hizo pensar que en Inglaterra sólo podía aspirar a ser profesora en algún colegio femenino, y eso no se correspondía con su sueño de ser investigadora. Fue por ese motivo que en 1923 se marchó a los Estados Unidos donde las mujeres comenzaban a abrir un camino algo menos limitado, aunque en roles todavía subalternos.

Su traslado fue auspiciado por un programa de Harlow Shapley, y como ya dije más arriba, allí presentó su tesis que algunos científicos de ese tiempo consideraron como la tesis doctoral más brillante sobre astronomía. En ella, Cecilia estableció que las estrellas estaban formadas en un amplio porcentaje por hidrógeno, elemento que empezó a mencionarse como el más abundante de todo el universo. En parte por ese prestigio, ya en 1931 recibió la nacionalidad norteamericana, y dos años después, en un viaje por Europa conoció al astrofísico ruso Sergei I. Gaposchkin, con quien habría de casarse en 1934 y con quien tuvo tres hijos. Cecilia no siguió la tradición norteamericana de asumir el apellido del marido en lugar del propio sino que conservó el suyo y le adicionó el de su cónyuge y desde entonces pasaría a llamarse Cecilia Payne-Gaposchkin.

Fue recién en 1938 que se la reconoció oficialmente en Harvard como astrónoma titulada. En 1956 fue nombrada profesora titular en la Facultad de Artes y Ciencias, para ser poco después responsable de la Cátedra del Departamento de Astronomía, que fue por primera vez dirigida por una mujer.

En 1966 se jubiló de la enseñanza pero continuó trabajando como investigadora del Observatorio Astrofísico Smithsonian. Falleció el 7 de diciembre de 1979, en Massachussets, después de acumular logros que nada tenían que ver con una «ley de cupos», sino solamente con su capacidad, esfuerzo y talento.

¿Cuáles fueron sus principales contribuciones científicas?

Ya en su tesis, mencionada más arriba, y cuyo título original en inglés era «Stellar Atmospheres: a contribution to the observational study of high temperature in the reversing layers of the stars», marcó un hito al señalar la composición estelar dominantemente de hidrógeno y helio, lo que contradecía la opinión reinante en esa época según la cual, las estrellas no diferían de la Tierra en su composición.

Para establecer sus conclusiones, Cecilia utilizó la ecuación de ionización del físico indio Megnad Saha, que también orbitaba algo alejado del centro de los investigadores más reconocidos, en buena medida por su nacionalidad.

Además de esa tesis que contribuyó a cambiar todo un paradigma, escribió varios libros tales como: The stars of high luminosity; Variable stars; Variable stars and galactic structure, y The galactic novae, de 1957.

¿Qué premios y homenajes se le dedicaron?

A lo largo de su carrera científica obtuvo numerosos y merecidos reconocimientos, tales como el premio Henry Norris Russell, Prize de la American Astronomical Society, recibido en 1976.

Por otra parte, el Asteroide 2039 recibió el nombre de Payne-Gaposchkin.

Pero también cabe mencionar que todavía siendo estudiante, en 1923, su brillante desempeño le valió ser elegida miembro de la Royal Astronomical Society, y más adelante formó parte de otras numerosas y prestigiosas asociaciones entre las que cabe mencionar la American Astronomical Society (1924), y la American Philosophical Society (1936), la American Academy of Arts and Sciences (1943).

Recibió el premio Annie Jump Cannon, del que fue la primera ganadora en 1934, el Premio al mérito del Radcliffe College en 1952, y la Rittenhouse Medal, del Franklin Institute en 1961.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela. P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio.

Un video didáctico sobre el litio

Este material es excelente y muy ameno, especial para inaugurar el fin de semana. Es del Museo de minerales Mumin.

BECAS Universitarias Progresar

Progresar tiene como objetivo reforzar la responsabilidad individual y el empoderamiento a través de la educación. Busca potenciar el capital relacional de las y los becarios, acercar el universo laboral al educativo y promover la innovación para el desarrollo del país desde una perspectiva integral.

Para conocer los requisitos, ingresar acá

Para inscribirse se debe usar este link

Más sobre Omán. Las cadenas montañosas

En un post anterior les adelanté algo sobre este tema, pero como quiero sacarle todo el jugo posible a un maravilloso libro de difícil acceso en Argentina, y del que ya les hablé, les vengo a contar algo más detalladamente lo mucho que estoy aprendiendo en él.

¿Dónde queda la zona montañosa de Omán?

Se trata en realidad de dos zonas bien diferenciadas, una en el norte, y la otra en el sur, denominadas Al Hajar y Dhofar respectivamente, que no superan los 3.000 m de altura.

Ambos conjuntos responden a levantamientos importantes de la corteza que podrían haber comenzado no más allá del Oligoceno (30 millones de años atrás) en un caso; o sufrido reactivación en ese tiempo, en el otro.

Desde entonces y hasta la actualidad, las características fisiográficas dependen en gran medida de la erosión, que ha cursado según pulsos diferentes a lo largo del tiempo, debido a importantes cambios climáticos que se han ido sucediendo, sobre todo por los avances y retrocesos de las glaciaciones típicas del Cenozoico; las cuales, además han tenido efectos diversos, según las litologías aflorantes.

¿Cuáles son los picos más altos?

La máxima altura montañosa de Omán está representada por el monte Jabel o Jabal Sham de 3.000 m de altura, situado en la cadena norte, es decir la de Al Hajar. Es en el mismo sistema donde se encuentran los restantes picos mayores, que son de altura más modesta.

¿Qué características tienen esas montañas?

Ambos sistemas montañosos son diferentes desde el punto de vista geológico. Las del Sur, es decir de Dhofar fueron elevadas como parte del proceso de separación de placas que generó el Mar Rojo y el Golfo de Adén, y que se produjo como ya dijimos, en el Oligoceno.

La cadena norte, en cambio tuvo una historia mucho más compleja, y se habría iniciado al menos entre el Carbonífero o Carbónico y el Pérmico, es decir cerca de 300 millones de años atrás. En ese primer pulso de levantamientos continentales, las sierras eran de muy escasa elevación, y como señalé más arriba alcanzaron mayores alturas recién por la reactivación oligocena. No obstante, la elevación que hoy ostentan, sólo habría comenzado hace alrededor de 2 o 3 millones de años.

Respecto a la litología de Al Hajar, se trata de un complejo de rocas sedimentarias muy compactadas por haber sufrido enterramiento profundo, sedimentos más sueltos y rocas cristalinas que en su mayor parte corresponden a las Ofiolitas Samail.

Estructuralmente se describen pliegues fallados y sobreelevados.

¿Qué efectos tienen sobre el entorno?

Como cabe esperar en los piedemontes, los sedimentos que son arrastrados por arroyos estacionales- que en las sequías se conocen como wadis- se desparraman en el quiebre de pendiente, generando las típicas estructuras de abanicos aluviales de los que todavía tenemos mucho para decir en posts futuros, pero que ya les he presentado en este post.

¿Qué se puede agregar?

Millones de cosas, pero para eso deberán esperar hasta otros posts. 😀

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es del propio libro del que les vengo hablando.

buscar en el blog
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Archivo