Entradas con la etiqueta ‘América’

Un libro muy interesante.

Ya les he contado muchas veces que además de muchas otras cosas, soy un ratón de biblioteca, siempre a la pesca de lecturas interesantes. En este caso, en una de mis visitas a una compraventa de viejos libros, encontré esta maravilla.

Se trata de una edición de hace 70 años, en la que se narra en primera persona el primer ascenso al cerro Mercedario, de la Cadena Ramada, que tuvo lugar en 1934. Ese mismo equipo de polacos, en el mismo viaje, inauguró la ruta oriental al Aconcagua, que, hasta la década del cincuenta al menos, nadie más repitió por su extrema dificultad.

Esa expedición no era meramente deportiva sino que intentaba obtener información de valor científico, razón por la cual estaba integrada por seis profesionales de diversas disciplinas, entre ellos un geólogo.

Todo eso le da al libro un valor agregado que me hace incorporarlo a mis recomendados, pero que luego de haberlo devorado como lo hice, puedo prometerles que será motivo de numerosos posts y comentarios, ya sea de los días lunes o de los días viernes; porque tanto el aspecto literario como el científico (para 1934 cuando ocurrió el ascenso) son extraordinarios.

Por hoy voy a limitarme a presentarlo y luego, a lo largo del tiempo le sacaremos juntos, todo el jugo posible.

El título, como se lee en la portada es «Más alto que los cóndores» y tiene por subtítulo: «Sobre los techos de los cerros Mercedario, Ramada, Alma Negra, La Mesa y Aconcagua».

Su autor es Víctor Ostrowsky, quien era el fotógrafo profesional de la expedición.

La Editorial es Albatros de Buenos Aires y la primera edición es de Septiembre de 1954. Yo tengo la segunda edición, que es de Noviembre del mismo año y que abarca 339 páginas.

Se trata de una edición rústica, pero que incluye un mapa y numerosas fotografías, obviamente en blanco y negro, además de un apéndice con el listado de las expediciones que hasta ese año habían conquistado por primera vez picos de más de 7.000 metros de altura en todo el mundo.

El libro es de lectura amena e interesante, y lo he visto en la red por precios realmente elevados, cuando de las primeras ediciones- con valor histórico- se trata, pero les aseguro que vale cada centavo porque se disfruta cada coma en él.

Sobre todo lo valorarán los deportistas de alta montaña, y los que como yo, pese a haber recorrido sólo picos muchísimo más bajos, amamos las descripciones topográficas, geológicas y litológicas cuando están bellamente escritas.

No dejen de volver al blog para encontrar los posts que este libro me sugiera.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

Reflexiones sobre Petradox, el Enigmalito.

Hace ya muchos años, el Pulpo me envió un libro bastante bizarro titulado Listverse epic de Jamie Frater, que contiene numerosas listas (top tens) de las más diversas características. Como siempre tengo mil lecturas en curso, fue quedando en espera hasta ahora. He encontrado en él más de una cosa que vale la pena comentar en nuestra categoría «Reflexiones varias».

Para hoy he seleccionado uno de los textos que aparecen en el capítulo 1, bajo el epígrafe «Misterios», y en el top ten de artefactos misteriosos, ocupando el puesto 8.

Se trata de el Enigmalito de Williams, también conocido como Petradox.

¿Qué es Petradox?

Lo primero que debo aclarar es que obviamente mi conocimiento no es de primera mano ya que no tengo acceso al objeto en cuestión, de modo que me limito a confiar en la información del libro que les he mencionado y de los sitios web donde he intentado informarme, el más detallado de los cuales menciono más abajo.

Según esa información el enigmalito de Williams, que hoy se conoce como Petradox se encuentra en el interior de un bloque de granito, y presenta el aspecto de un enchufe o conector eléctrico de tres patas.

Se afirma que la edad de la roca en la cual está incluido es de unos 100.000 años, y se dice también que el artefacto habría existido ya en tiempos de la formación de la roca.

¿Dónde y cuándo se descubrió este artefacto?

Según lo que se relata, el enigmalito fue descubierto en 1998 por el ingeniero electricista John. J. Williams durante un paseo por la naturaleza en algún lugar de Norte América cuya exacta ubicación nunca fue mencionada por el ingeniero.

No obstante sí señaló que distaba de todo asentamiento urbano, aeropuerto, complejo industrial o plantas mineras o nucleares.

Desde entonces ha habido ofertas de hasta 500,000 dólares- según el propio Williams- para comprar el objeto, que él se niega a vender. No obstante, aseveró que lo pondría a disposición de cualquier investigador con dos condiciones: que no se lo someta a tratamientos invasivos, y estar él presente durante la investigación

¿Qué características tiene?

Según lo informado, no es ninguna forma curiosa de acreción, concreción, pumita, ni fósil de origen natural. Tampoco contendría ninguna resina conocida, ni cemento o matriz que no sean propios del granito o su equivalente efusivo, la riolita.

El supuesto enchufe tiene aproximadamente 8 mm de diámetro, con puntas de unos 3 mm de altura y alrededor de 1 mm de ancho, que se ubican a distancias de 2.5 mm una de otra.

El Petradox presenta débil atracción magnética y las lecturas del Ohmímetro apuntan a un circuito abierto o bien a una alta impedancia entre las puntas.

En apariencia no está hecho de madera, plástico, metal o goma que haya podido identificarse.

En razón de que Williams no ha permitido otras maniobras, sólo se ha sometido el objeto a inspección con Rayos X, los que mostraron una estructura opaca en el centro de la roca.

Por otra parte, la presencia de manchas aparentemente metálicas alrededor del artefacto han sido explicadas por Williams como la posible fusión de un metal preexistente que habría salpicado el entorno del objeto.

¿Qué observaciones pueden hacerse desde un conocimiento geológico y desde el sentido común?

Insisto en que todo mi análisis es meramente sobre la información bibliográfica a que tuve acceso, ya que nunca tomé contacto con el objeto, pero aun así me llaman la atención los siguientes puntos.

  • Es extraño el secreto respecto al lugar del hallazgo. Conocer la ubicación permitiría afirmar si el objeto tiene o no relación con la litología del lugar, descartando su posible colocación intencional en un sitio dado. Eso también impide conocer el grado de estabilidad o inestabilidad tectónica y petrológica del lugar, lo que daría explicaciones, o por el contrario establecería una contradicción con el estado actual del artefacto.
  • Es extraño también que se hable de precios cuando no hay intención económica detrás del hallazgo.
  • También llama la atención que el fortuito hallazgo haya sido hecho precisamente por un profesional que trabaja con la electricidad, nunca por un lego.
  • La forma del bloque parece tener un redondeamiento propio de una larga historia de erosión que no aparece visible en el artefacto mismo. O podría tratarse de un bloque de origen eruptivo y no de un granito, como se lo describe.
  • Un lapso de 100.000 años es más que suficiente para que el objeto de interés muestre algún grado de desgaste, corrosión, corrasión, afectación por la biota o una combinación de efectos de la meteorización y/o erosión, que sin embargo brillan por su ausencia. Sobre todo llama la atención que las patas salientes no se hayan siquiera doblado o deformado en un lapso temporal tan largo.
  • Es llamativo que se informe una edad sin hacer alusión alguna al método empleado para tal determinación, y sin especificar si son estimaciones de edades relativas o absolutas. Tampoco se menciona el margen de error, que siempre se agrega como un +/-.
  • La explicación de las manchas metálicas no resulta convincente y puede dar lugar a especular con una eventual soldadura artificial para instalar el objeto.
  • Si el objeto verdaderamente existía- como se afirma- en el momento de solidificación de la roca, es muy extraño que la temperatura original del magma que lo habría incluido, y que nunca pudo ser menor a los 600° C, no haya afectado al enchufe, o al menos eliminado su campo magnético.

En fin, para mi gusto demasiadas preguntas sin respuesta, que no me permiten descartar una posible intención de fraude.

Un abrazo y hasta el próximo miércoles, con un post informativo. Graciela.

Si este post les ha gustado como para compartirlo, por favor mencionen la fuente porque los contenidos del blog están protegidos con IBSN 04-10-1952-01.

La imagen que ilustra el post y gran parte de la información proceden de este sitio.

Convocatoria a jóvenes ingenieros géologos de Perú

Postulación abierta hasta el 25 de enero
Mayor información

El foro de la OEA sobre recomendaciones relativas a la pirotecnia

Hace algunos días los invité a conocer el resultado de una batalla que se viene librando contra el peligroso uso de la pirotecnia en «festejos» de toda clase. Debido a sus aspectos lesivos también para el ambiente y los animales, me tocó participar muy modestamente en ese movimiento, y creo que la gente que ama la ecología puede interesarse en conocer lo que se informó ante la OEA, y las recomendaciones que de ella emanaron.

Abajo les dejo el link para que puedan ver esos resultados, en el foro titulado “Presentación de las recomendaciones del Comité Jurídico Interamericano para la adopción de legislación doméstica relativa a la regulación de fuegos artificiales y artículos pirotécnicos en las Américas”.

Para ver la presentación, click aquí.

Si prefieren ingresar por Twitter, click aquí.

buscar en el blog
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Archivo