Entradas con la etiqueta ‘Efemérides’

En el Bicentenario: Listado de sismos en Argentina entre 1810 y 2010

sismos argentina mapa

Con motivo de la próxima conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo, no hay modo de no subir un post de alguna manera histórico, y que contenga además un mapa que nos identifique.

Así pues la idea es realizar una enumeración de eventos ocurridos en los últimos doscientos años, y que tengan carácter geológico.

Como eso implica muchísimo material, el criterio de selección fue mencionar los fenómenos que llegaron a ser noticia y se han mantenido en la memoria colectiva por sus efectos catastróficos, es decir que estoy hablando en particular de los sismos, y entre ellos de los acontecidos entre 1810 y hoy, no antes porque éste es un post alusivo al bicentenario.

Aquí les presento un simple listado, pero cada uno de esos eventos tendrá seguramente su propio post detallado en el futuro.

Sismos históricos en Argentina.  (todos de magnitud medida o estimada superior a 5 Richter)

Santiago del Estero: 4 de julio de 1817:

Trancas, provincia de Tucumán: 19 de enero de 1826

Salta: 18 de octubre de 1844.

Mendoza: 20 de marzo de 1861: Fue uno de los más destructivos de la historia argentina.

San Salvador de Jujuy: 14 de enero de 1863.

Orán, en el norte de la provincia de Salta : 9 de octubre de 1871, y  6 de julio de 1874

Tierra del Fuego: 1 de febrero de 1879.

Cacheuta, Mendoza: 19 de agosto de 1880.

Salvador Mazza, Salta:  23 de septiembre de 1887:

Costa del Río de la Plata, incluyendo la ciudad de Buenos Aires: 5 de junio de 1888. Produjo leves daños, pero es digno de mención por no tratarse de zona sísmica.

Recreo,  provincia de Catamarca : 21 de marzo de 1892

Noroeste de la provincia de San Juan: 27 de octubre de 1894. es el terremoto de mayor magnitud de todos los ocurridos en Argentina.

Pomán, provincia de Catamarca: 5 de febrero de 1898 .

Norte de Salta: 23 de marzo de 1899 .

Jagüé, La Rioja : 12 de abril de 1899 .

Gran Mendoza: 12 de agosto de 1903 .

Tafí del Valle en la provincia de Tucumán: 17 de noviembre de 1906

Tucumán: 11 de agosto de 1907 .

Ushuaia, Tierra del Fuego: 19 de noviembre de 1907 .

Metán, Rosario de la Frontera y poblaciones cercanas de la provincia de Salta: 5 de febrero de 1908..

Dean Funes, Cruz del Eje y Soto, provincia de Córdoba : 22 de septiembre de 1908.

La Poma, Salta: 1 de febrero de 1909.

San Miguel de Tucumán: 6 de noviembre de 1913 .

Mendoza: 27 de julio de 1917, y 17 de diciembre de 1920 .

Orán, Salta : 14 de octubre de 1925 .

Las Heras, y Gran Mendoza, Mendoza: 14 de abril de 1927  y 23 de mayo de 1929 .

Colonia Las Malvinas, San Rafael, provincia de Mendoza: 30 de mayo de 1929 .

San Carlos y Angastaco, Salta: 23 de septiembre de 1930 .

La Poma, provincia de Salta: 24 de diciembre de 1930 .

El Naranjo y El Sunchal, provincia de Tucumán: 3 de abril de 1931 .

Raco, Tapia y Tafí Viejo, provincia de Tucumán: 12 de febrero de 1933 .

Sampacho, en el sureste de la provincia de Córdoba: 11 de junio de 1934 .

San Francisco del Monte de Oro y General San Martín, provincia de San Luis : 22 de mayo de 1936 .

Barrancas, Mendoza: 23 de noviembre de 1936 .

Caucete y 25 de Mayo, provincia de San Juan: 3 de julio de 1941 .

Cañada Seca, San Rafael, Mendoza: 5 de junio de 1942 .

San Juan: 15 de enero de 1944.  Este terremoto destruyó la ciudad y varios departamentos vecinos. Causó alrededor de 10.000 muertos sobre una población de 90.000 habitantes.

San Juan: 19 de enero de 1944. Fuerte réplica del terremoto del 15 de enero  .

Huerta Grande, Cosquín y La Falda, en la provincia de Córdoba : 16 de enero de 1947 .

Monte Caseros y Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes: 21 de enero de 1948 .

Anta, Salta: 25 de agosto de 1948 .

Oeste de la isla de Tierra del Fuego: 17 de diciembre de 1949 .

Estrecho de Magallanes : 30 de enero de 1950 .

Pocito, San Juan: 11 de junio de 1952 .

Villa Giardino, departamento Punilla, provincia de Córdoba : 28 de mayo de 1955 .

Villa Castelli, Vinchina y Villa Unión, provincia de La Rioja : 24 de octubre de 1957

San Andrés, provincia de Salta: 12 de mayo de 1959 .

Belén, provincia de Catamarca : 21 de octubre de 1966 .

Tartagal, provincia de Salta: 30 de octubre de 1966 .

Media Agua, en la provincia de San Juan: 10 de noviembre de 1966 .

Uspallata, provincia de Mendoza : 25 de abril de 1967 .

Corzuela y Campo Largo, en la provincia de Chaco : 15 de octubre 1968 .

Cercanías del Volcán Socompa, Salta :11 de junio de 1970 .

lSierra de Cochinoca, en el norte de Jujuy:  8 de junio de 1972 .

Mogna, provincia de San Juan:  26 de setiembre de 1972 .

Salta y Jujuy: 19 de noviembre de 1973 .

Los Toldos, Dpto. Santa Victoria, Jujuy: 1 de julio de 1974 .

Orán, provincia de Salta: 17 de agosto de 1974 .

Patquía y San Ramón en la provincia de La Rioja y Valle Fértil en la de San Juan: 7 de junio de 1977 .

Ciudad de Caucete, provincia de San Juan: 23 de noviembre de 1977  y su réplica del 6 de diciembre de 1977 .

Albardón, provincia de San Juan: 17 de enero de 1978 .

Burruyacú y Villa Benjamín Aráoz, provincia de Tucumán: 9 de mayo de 1981 .

Gran Mendoza, con epicentro en Barrancas: 26 de enero de 1985 .

Sierra de Ambato, provincia de Catamarca: 24 de junio de 1989 .

Timbo Viejo y Los Nogales, provincia de Tucumán: 29 de febrero de 1992

San Juan y Mendoza:  8 de junio de 1993  y 30 de octubre 1993

San Francisco, provincia de Jujuy: 16 de diciembre de 1993. .

Sierra de Guasayán, Sgo del Estero : 17 de junio de 1997 .

Sierra de Mazán, provincia de La Rioja : 28 de mayo de 2002 .

Islas Orcadas del Sur : 4 de Agosto de 2003 con generación de un tsunami.

Sierra de Ambato en el sur de Catamarca:  7 de septiembre de 2004 .

Barrancas, dpto. Maipú, Mendoza:  5 de agosto de 2006 .

Salta: 27 de febrero de 2010.

Recuerden que cada uno de estos eventos tiene  características, historia, anécdotas, estadísticas, causas y consecuencias que les son propias.

De a poco, iremos charlando de todos ellos.

Y también hablaremos de otras catástrofes (geológicas, claro, no políticas ni económicas), porque sin duda las hemos padecido más de una vez.

La foto que ilustra el post es de un mapa distribuido por el INPRES (Instituto Nacional de Prevención Sísmica)

7 de Mayo: Día Nacional de la Minería

fotos-explotacionesEl 7 de mayo se conmemora el día de la minería ya que fue precisamente en esta fecha que la  Asamblea Constituyente de 1813 sancionó la primera Ley de Fomento Minero, a propuesta de la Junta de Gobierno de entonces.

Debido a que soy docente en una carrera que habilita profesionales para desempeñarse entre otras cosas en el área de la minería, y  a que mi primera actividad al terminar la carrera fue precisamente en una prospección minera, según pueden ver en mi currículum, esta fecha tiene mucho significado para mí.

Lamentablemente tiene también mucha carga emocional para mucha gente bien intencionada pero escasamente informada, que respondiendo a discursos bucólicos de ecologistas a ultranza, ha llegado a demonizar una actividad, que como todas las humanas tiene tanto aspectos favorables como desfavorables.

Pero ninguno de ambos aspectos debería ser considerado fuera de su marco contextual.

En primer lugar, debe recordarse que no existe ninguna actividad que carezca de impacto sobre el medio. Todas lo tienen, y el quid de la cuestión es encontrar el punto de equilibrio donde el impacto provocado se vea justificado por los beneficios resultantes.

Y entonces viene la segunda instancia de análisis:

  1. No existe una única forma de explotación minera. Algunos modos de explotación son altamente contaminantes, pero existe también tecnología que minimiza esos efectos. Obviamente los costos se encarecen, y las empresas sólo aplican esas tecnologías si son obligadas por un estado vigilante que ejerza de manera efectiva su poder de policía. No siempre es ése el caso, pero allí no cabe culpar a la Minería de faltas que son del poder político en realidad.
  2. Hay otras actividades que son tanto o más contaminantes que la minería, y no son sin embargo demonizadas, un poco porque son ineludibles y otro poco porque sus efectos son solapados y sobre todo soslayados por la prensa.  Un claro ejemplo es la basura urbana, que ya nos está tapando, y los residuos generados por la permanente actualización tecnológica. O los residuos patógenos de Hospitales de alta complejidad. Todo contamina, y nadie se arroja sobre el tema con tanto encono como sobre la minería.
  3. La Minería es la base de casi toda forma productiva en el sistema en el que estamos inmersos en la actualidad. Casi no existe elemento de uso cotidiano que no empiece su historia en una explotación minera. Ni siquiera estaríamos sentados ante una PC si la minería no proveyera todos los elementos que se utilizan para su fabricación. Y nuestras casas… todas comienzan en materiales minerales. Aunque me digan “la mía es una cabañita de troncos”, yo tendría que contestarles: -”Ajá, ¿y con qué cortaste los troncos? ¿con los dientes? ¿O usaste tal vez un hacha de acero, para lo cual algún minero anduvo extrayendo hierro para vos? Salvo que tengas un castor entrenado, claro…”
  4. ¿Y los pueblos afectados por la minería? Analicémoslos también en su contexto. En muchas regiones, la naturaleza no provee otra riqueza que sus minerales, y no explotarlos es condenar a los habitantes a una pobreza extrema, innecesaria e injusta.

Entonces ¿qué? ¿Destruyamos todo, contaminemos todo, abusemos de todo?

¡NO!

No hay razón alguna para tales extremos. La minería, como toda actividad humana, debe ser racionalmente planificada e inteligentemente ejecutada. Y aunque parezca una cuestión ajena, todos podemos aportar a esa consigna.

Para empezar, revisemos nuestro propio consumo. Si dejamos de correr tras artículos suntuarios, la presión sobre el recurso decrece, y la minería puede ser más sustentable, con menos efectos negativos sobre el medio.

Si van a leer mi post sobre recursos van a tener un panorama más completo de la idea, pero permítanme señalar un pequeño detalle casi risueño, pero que nos puede hacer pensar:

Muchas de las personas que se oponen a la explotación del oro, ostentan en su cuello esas cadenitas, precisamente de oro, que la moda impuso y que implican un muñequito por cada hijo, nieto o sobrino que se tiene.

Ése es un uso superfluo para un metal cuya versatilidad lo hace inestimable en medicina y odontología por ejemplo. ¿Seremos capaces de prescindir de esas cadenitas, tal vez?

Luego exijamos de nuestros gobiernos, políticas de explotación minera que impliquen la más limpia de las tecnologías viables, y el ejercicio de un control incorruptible sobre esos emprendimientos.

Exijamos también proyectos de explotación que conlleven evaluación de impacto, monitoreo posterior, plan de emergencia, de mitigación de daños, y de remediación posterior del paisaje. ¡Estamos en el siglo XXI! Todo eso es posible.

Y finalmente exijamos también que la riqueza extraída de una región sea devuelta a la misma en forma de bienestar para sus  habitantes.

Entonces sí, podremos festejar con alegría el Día de la Minería. Porque es una actividad productiva enriquecedora, cuando se encara de manera responsable y comprometida.

Sé que muchos van a odiarme, pero el discurso adolescente de oponerse a todo, sin buscar alternativas superadoras, es ingenuo y debe ser revisado si no queremos vivir en cavernas, desnudos, sin comunicaciones, trasladándonos a pie, y sin otro entretenimiento que mirar las estrellas o ver correr el agua de un arroyito.

Porque decir NO a la minería es decir no a la construcción, a la ropa (¿o pensaste que las máquinas textiles se hacen con pasto? y así quisieras coser tu propia ropa, alguna tijerita metálica vas a usar), a la telefonía en todas sus formas, a los automóviles, a la industria del entretenimiento, etc, etc, etc.

Como ya dije en otro post, la polémica está servida,

Si desean leer más sobre minería les recomiendo los siguientes posts:

- ¿Qué se entiende por yacimiento minero?

- 10 preguntas sobre minería. Parte 1 y Parte 2.

- Comunicado del Consejo Superior Profesional de Geología de Argentina sobre el tema Minería y Calidad Ambiental

- El rescate de los mineros chilenos. Parte 1 y parte 2.

Un abrazo, Graciela

Buscar en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo