El origen del término Ecología, y los conceptos involucrados.

arbol1Tal como les prometí al descubrir el hermoso libro “Prairie”, estoy  comenzando a preparar posts inspirados en lo mucho que estoy aprendiendo en él. Acá va el primero.

¿Cómo surge el término “ecología”?

Hoy nos parece mentira que un concepto tan vital para nuestra propia calidad de vida se haya desarrollado tan tardíamente en la historia de la ciencia, pero así es.

Recién hacia 1886, un médico alemán, atraído también por otras áreas del pensamiento, como la filosofía, por ejemplo, comenzó a incursionar en este terreno.

Se trata de Ernst Häckel, quien unió dos términos originariamente griegos: oikós= casa, y logie, que significa conocimiento, para generar la palabra ecología.

¿A qué se refería originalmente?

En el momento de la creación del término, la teoría de la evolución de Darwin estaba comenzando a tener una aceptación más amplia, y fue la inspiración de Häckel, quien intentaba presentar de una manera más fundamentada, la relación entre el ambiente y los cambios perdurables en las especies.

En sus propias palabras, el concepto de ecología implicaba la investigación de todas las relaciones de los organismos tanto con su ambiente orgánico como inorgánico.

Esas relaciones podían ser “amistosas” o de competencia, y directas o indirectas.

Es en definitiva, una definición inclusive mejor que la que hoy campea en la biología, que por momentos y para determinados autores, parece ignorar las relaciones con el medio inorgánico.

¿Cómo fue evolucionando el concepto?

Luego de la enunciación por Häckel, el concepto debió esperar bastante para su subsiguiente desarrollo.

Y fue, de hecho, Frederic Clements, un biólogo de Nebraska, quien se encargó de llevar el concepto a un nuevo estado de evolución.

Clements se dedicó a la observación de campo, enfocándose preferentemente en la recuperación natural de los ambientes que se habían visto afectados por incendios, sequías, talas, etc.

Luego de muchos años de estudio, él publicó en 1916 un trabajo, en el que establecía que las praderas específicamente, eran un sistema con capacidad de aoturegenerarse, en función de lo que se conoció en ese momento como “sucesión de comunidades”.

En ese abordaje, se entendía que cada invasión de una especie vegetal y animal, desde las más rudimentarias a las más exigentes, generaban las condiciones necesarias para el ingreso de la siguiente comunidad, más avanzada y compleja.

Finalmente se alcanzaría lo que él llamó el estado de clímax, que implicaba un equilibrio medianamente estable.

¿Qué ideas se incluyen hoy en el término ecología?

En Gran Bretaña el concepto algo vago de ecología, evolucionó hacia el de “ecosistema”, y fue en 1935 que Arthur Tansley, un físico británico, lo reformuló con un aspecto más aceptable para las llamadas “ciencias duras”, presentando cada ambiente natural y sus comunidades vivas, como un “sistema no lineal, abierto, adaptativo y complejo”, con retroalimentación, flujos, ingresos y egresos.

En definitiva, lo que hoy entendemos como “sistemas complejos”, y sobre los cuales,  el mismo Tansley advertía que “los sistemas que nosotros aislamos mentalmente, no solamente son partes incluidas en otros sistemas mayores, sino que se sobrelapan, entrelazan, entrecruzan e interactúan unos con otros”, por supuesto influyéndose mutuamente.

Bibliografía

Savage, Candance. 2011. Prairie. A natural History. David Suzuki Collection. Greystone Books, Canada. ISBN: 978-1-55365-588-6

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post la he tomado de Imágenes Google, que me direccionó a este sitio.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo