¿Cómo se realizan las excavaciones paleontológicas? Parte 1

61529

El tema de la Paleontología y los fósiles es apasionante, y por eso genera un cierto halo de romanticismo sobre la tarea de los paleontólogos, que la literatura y la filmografía presentan como apuestos y sagaces aventureros que siempre buscan y encuentran espectaculares restos de dinosaurios, mamuts y gliptodontes.

Bellas imágenes por cierto, pero que sólo pintan una muy pequeña parte de las tareas del paleontólogo, que muchísimas veces debe procesar tediosamente kilos y kilos de sedimentos, para obtener de ellos unos pocos gramos de microorganismos fosilizados que sólo se verán luego bajo el microscopio o la lupa binocular.

En muchos casos, ni siquiera se llevan a cabo las consabidas excavaciones que aparecen en las películas y en atractivos  documentales, sino que directamente se procesan muestras extraídas como parte de la rutina en el estudio de perfiles prometedores, que no siempre arrojan grandes resultados.

Pero eso no hace menos apasionante la información que aún esos diminutos fósiles siempre llegan a aportar.

Por eso este post luego de arrojarles un baldazo de agua fría a los fanáticos de la ciencia ficción, les va a dar, no obstante, con el gusto, y expondrá algunos puntos relativos a esas grandes excavaciones que tanto desafían la imaginación popular.

Por lo extenso del tema, todo el texto estará dividido en dos posts correlativos de dos días lunes sucesivos.

Entonces cabe preguntarse para empezar:

¿Qué condiciones se tienen en cuenta para buscar, hallar y extraer fósiles de gran tamaño?

En primer lugar, el contexto geológico.

Sólo determinados tipos de rocas, ciertas posiciones del paisaje y materiales de edades específicas pueden dar lugar al hallazgo de cada tipo de fósil en particular.

Es decir que todo emprendimiento de búsqueda sistemática requiere un exhaustivo análisis geológico previo y una concienzuda planificación.

Las excavaciones son costosas y demandan mucho tiempo, equipamiento y esfuerzo, de modo que no pueden realizarse de manera caprichosa, simplemente cavando a tontas y a locas en cualquier lugar.

Es verdad que hay casos de hallazgos fortuitos, por ejemplo por parte de obreros de la construcción que se encuentran realizando pozos con otros fines, o por turistas y/o lugareños que vagabundean o transitan por sitios agrestes.

O por geólogos abocados a investigaciones de otras especialidades, y por supuesto por paleontólogos que buscan algo diferente, pero cuyo ojo entrenado detecta una mínima parte expuesta de un fósil enterrado.

Todos estos casos son muy interesantes y habrá a lo largo del tiempo, numerosas anécdotas, ejemplos e historias en diferentes posts.

Una vez detectado el fósil individual o el posible yacimiento fosilífero ¿qué se hace?

En la mayoría de los países del mundo existen leyes que protegen el patrimonio científico, cultural, histórico y paleontológico, de modo que todo el procedimiento tanto de búsqueda como de extracción de ejemplares fósiles está claramente regulado y se ejercen estrictos controles al respecto.

De esta manera, resulta que todo el proceso está precedido por largas y tediosas tareas administrativas y gestiones que dan un marco legal a la actividad. A menos que se trate de buscadores furtivos dispuestos a delinquir (buen  tema para el futuro en el blog).

Si los yacimientos fósiles son importantes y se conocen previamente, casi siempre su acceso está vedado para toda excavación no encuadrada en proyectos debidamente autorizados, protocolizados y estrictamente controlados.

Esos proyectos pueden durar decenas de años y suelen irse ampliando si se encuentran nuevos restos.

Si se trata de un primer hallazgo, casi todas las legislaciones exigen que se realice la correspondiente denuncia para proteger el patrimonio.

Por supuesto, cualquiera sea el caso, otra parte no menos importante y también previa a la propia excavación, es obtener los fondos requeridos para la misma. (Otro tema a tratar en el futuro).

Después de estos pasos previos, ¿cómo sigue una excavación paleontológica?

Si el hallazgo forma parte de un proyecto científico, la geología de la zona seguramente ya ha sido estudiada o está siéndolo.

Si en cambio es un hallazgo casual, lo primero que se hace es precisamente el estudio geológico regional, y el mapeo correspondiente para dar contexto y significación a lo desenterrado.

No hacerlo sería desperdiciar todo el potencial informativo que cada fósil implica. A lo sumo serviría para adornar una vitrina en un museo y punto.

Una vez cumplido este proceso, y a veces al mismo tiempo, se emprende la excavación propiamente dicha.

Normalmente, cada equipo científico elabora su propio protocolo, adecuado a las condiciones del sitio y el ejemplar o los ejemplares, pero respetando además la normativa vigente, y algunos lineamientos comunes a todas las metodologías.

Estos lineamientos comunes son los que describiremos en el blog, pero debido a lo extenso del tema, lo continuaremos en el post del próximo lunes. Los espero entonces.

Tengan una buena semana. Un abrazo. Graciela 

La foto que ilustra el post ha sido tomada de este sitio en la red.

7 comentarios para “¿Cómo se realizan las excavaciones paleontológicas? Parte 1”

  • terox dice:

    Las películas están llenas de exageraciones (por no decir fantasías)… De ahí que una de mis pelís favoritas es (la fracasada y casi desconocida): El último gran héroe

  • Graciela L.Argüello dice:

    Sí, es cierto, pero para eso está el cine, para hacer volar la fantasía, Terox Un beso Graciela

  • fperu dice:

    Este tema de la geologia, paleontologia es muy interesante, me gustaria asistir a alguna expedicion y aprender mas del tema.

  • Graciela L.Argüello dice:

    Pues no dejes entonces de visitar el blog, fperu porque aquí podrás aprender mucho.

  • Hola !! Estimados Gracias por compartir este tema, yo soy un aficionado a la paleontologia, con ganas de aprender, quisiera saber si podrian ayudarme a encontrar un lugar en el cual pueda ser voluntario para alguna excavacion soy de Honduras !!!

    Gracias

  • Graciela dice:

    Hola, Alexander, deberías dirigirte a las universidades para ofrecerte a participar en proyectos de investigación. Seguramente tendrás que sortear algunos temas legales, como seguro, y declaración de que asumirás los riesgos, etc. porque son trabajos que los tienen.

  • alexander dice:

    Hola yo también quiero partisipar de alguna excavación. Siempre me gustó todo Lo Dr los dinosaurios

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo