Catástrofes naturales. Una mirada distinta

terremoto catastrofes naturales

La palabra catástrofe es la traducción de la palabra griega καταστροφη que se traduce a nuestro alfabeto como katastrophe y deriva de  los vocablos kata= abajo y strophe= voltear.

De la conjunción de ambos términos se deriva el concepto de derrumbar, derribar, y por extensión destruir o demoler.

Como puede observarse fácilmente, todo el concepto tiene una fuerte connotación antropocéntrica-

En efecto, ese significado de destrucción y calamidad le viene conferido por los efectos resultantes sobre las vidas humanas o sobre sus bienes, pues los propios fenómenos no son sino una parte integrante de los procesos de permanentes cambios que constituyen los sistemas geológicos.

Lo que los hace diferentes, es su ocurrencia instantánea (sismos, aludes, deslizamientos, derrumbes etc.) o de corta duración (vulcanismo, inundaciones, etc.)

La energía siempre forma parte de los sistemas naturales, pero ocasionalmente, su rápida liberación toma desprevenidos a los seres humanos, cobrando muchas veces sus vidas, y generando casi siempre pérdidas económicas de considerable magnitud.

Sin embargo esos procesos ocurren de modo habitual y se repiten a lo largo de la historia geológica con una recurrencia que puede ser de decenas a cientos o miles de años.

Sólo se convierten en verdaderos acontecimientos luctuosos debido a que es el hombre quien no respeta los límites que el sentido común debería imponerle, y genera desde pequeños asentamientos hasta enormes conglomerados urbanos en zonas que exhiben una gran inestabilidad geológica, y que a la larga o a la corta acabarán reacomodándose sin ningún respeto por los designios humanos.

En definitiva lo que llamamos catástrofes no son sino procesos relativamente rápidos y de gran espectacularidad, que no serían en absoluto destructivos si no se pusiera a su disposición tanto elemento frágil.

En otras palabras: si tengo un elefante en el fondo de mi patio, no tengo por qué considerarlo dañino, salvo que yo misma desparrame a su alrededor mi mejor porcelana china.

Es decir, él podrá moverse cómodo y a su antojo sin romper absolutamente nada, hasta que yo misma ponga copas de cristal en su camino; pero si lo hago no tengo luego de qué quejarme, ¿no les parece?

Todo lo dicho es un aperitivo para un tema que pronto seguirá, y es lo que se conoce como riesgo geológico y su evaluación.

Tema, por otra parte absolutamente apasionante, ya van a ver…

Por ahora, los dejo con un catastrófico abrazo hasta el próximo post Graciela

4 comentarios para “Catástrofes naturales. Una mirada distinta”

  • Lukysh dice:

    Graciela,
    Tu blog es muy bueno, lo descubri hace un tiempo atras y queria ponerlo en mi blogroll; recien hace poco tiempo pude hacerlo; espero sigas escribiendo a menudo, no como yo que lo hago muy de vez en cuando.
    Estamos en contacto.
    Lukysh

  • Graciela L.Argüello dice:

    Gracias, Lukysh, yo también te estoy leyendo. Hoy mismo te dejé un comentario, prometiéndote más humor. Y en efecto posteo seguido ya que me hice una rutina de tres veces por semana, Un beso graciela

  • Manuel Hernandez dice:

    La verdad acabo de conocer el blog y me parece genial, pues la GEOLOGIA es mi pasion y es a lo que dedicare mi vida.
    Leyendo este articulo, siempre intento objetar opiniones, no con un fin de convencer pero, reflexionando, los grandes asentamientos humanos se venian formando en periodos en que el conocimiento GEOLOGICO era vago, por lo que no me sorprende que mi pais chile fuera ubicado en el cinturon de fuego del pacifico, pues nada (o muy poco) se sabia sobre la gran inestabilidad de esta zona, lo que si critico es que actualmente se esten construyendo asentamientos en lugares que estan propensos a “catastrofes” geologicas, tal como postula el texto, eso ya es hierro humano.

    COMO SEA EL BLOG ES GENIAL, FELICITACIONES.
    SE DESPIDE UN FUTURO GEOLOGO…….

  • Graciela L.Argüello dice:

    Manuel, bienvenido al blog. Espero que lo sigas disfrutando, ya que tengo algunos posts casi listos sobre riesgo geológico y también sobre la Geología de ciertas zonas turísticas de tu país. Un abrazo, futuro colega, Graciela

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo