El 5 de junio ¿deberíamos festejar el Día del Ambiente o el Día del Medio ambiente?

para medioUna de las efemérides de interés de este blog es la del 5 de junio que recuerda el Día Mundial del Medio Ambiente.

Este término es un tanto polémico ya que divide a la comunidad  de las ciencias naturales en dos partes muy bien definidas, y a veces bastante beligerantes: las que abogan por desterrar y las que bregan por mantener la combinación “medio ambiente”.

La expresión medio ambiente tiene tantos defensores de su uso, como puristas que desean su erradicación.

Personalmente -con ciertas especificaciones- me enrolo entre los últimos, y voy a explicar por qué.

Primero definamos el contexto en que me opongo al empleo de los dos términos. En el lenguaje coloquial admito la libertad de elección de acuerdo al uso, la costumbre, el lugar del mundo, y los gustos personales.

Me pongo en cambio más exigente a la hora de una presentación científica, y es en ese supuesto que debe leerse todo el post.

¿Qué significa medio?

Se trata de una palabra que admite hasta treinta distintas acepciones, de muy diversos significados. De todas ellas, son aplicables en el contexto a que nos referimos aquí, y con variados grados de especificidad, por lo menos las siguientes:

  • Espacio físico en que se desarrolla un fenómeno determinado.
  • Conjunto de circunstancias culturales, económicas y sociales en que vive una persona o un grupo humano.
  • Conjunto de circunstancias o condiciones exteriores a un ser vivo que influyen en su desarrollo y en sus actividades.

Todas esas definiciones y las que constan en la siguiente pregunta están en wikipedia.

¿Qué significa ambiente?

La etimología de la palabra ambiente es a partir del latín ambiens, que a su vez deriva del verbo ambere, que puede traducirse como “rodear”, o  “estar a ambos lados”.

También tiene más de un significado ( se enumeran hasta siete), de entre los cuales son más relacionados con nuestro objeto de estudio, los siguientes:

  • Fluido que rodea un cuerpo.
  • Aire o atmósfera.
  • Condiciones o circunstancias físicas, sociales, económicas, etc., de un lugar, de una reunión, de una colectividad o de una época.

¿Por qué es cuestionable la combinación “medio ambiente” desde el punto de vista meramente semántico?

Primero les pido que comparen las definiciones enumeradas arriba y notarán que básicamente se refieren a lo mismo, con lo cual, en determinadas acepciones, medio y ambiente se pueden considerar como sinónimos.

Entonces, sería redundante reunir ambos términos en la misma expresión. Casi como designar a un choripán como “comida alimento” . Y sí, es la misma cosa, cuando de choripanes hablamos, por lo cual en ese sentido se trata de un pleonasmo.

Y ya que estamos, definamos pleonasmo, que también tiene dos circunstancias diferentes:

Puede tratarse de un error involuntario donde se incurre en un exceso o redundancia; o bien de una figura retórica intencional en que se emplean más palabras de las necesarias para dar énfasis a un contenido.

Si yo digo “hijo filial” es una redundancia nada bonita; pero si digo ” me lo gritó en mi propia cara” es una forma de enfatizar la idea, porque es obvio que mi cara es mía propia, aunque yo no lo aclare.

En el contexto técnico, medio ambiente no es una figura literaria, sino una redundancia lisa y llana. Entonces, se impone la siguiente pregunta:

¿Por qué y cómo se extiende la expresión “medio ambiente”?

Porque en el lenguaje corriente y no técnico ni científico, son tantas las acepciones de ambas palabras, sobre todo las de “medio”, que podría surgir alguna confusión, si no se atiende al contexto en que están inmersas.

Por ejemplo, podría entenderse que la expresión “los efectos recayeron en el medio” se refiere a una de dos cosas:

  • que no tuvieron lugar ni muy arriba ni muy abajo,  ( ni muy cerca ni muy lejos, etc.) sino en el centro.
  • que impactaron en el ambiente.

Por ese motivo, en el hablar corriente, combinar ambas palabras no tiene por qué ser condenable, ya que puede responder a la intención de especificar el sentido en que ambas se aplican, lo que no está de más para términos con tanta cantidad de significados como vimos antes.

Y por eso mismo, se ha extendido tanto el uso, que hasta hay organismos e instituciones oficiales que se denominan “Departamento de Medio Ambiente”, “Ministerio de Medio Ambiente”, etc.

¿Por qué geológicamente es innecesario referirse al “medio ambiente”?

Porque como ya me he cansado de explicarlo, la Geología hace un abordaje sistémico en sus investigaciones, y en teoría de sistemas, el ambiente está muy claramente definido como “un complejo supersistema de factores externos que actúan sobre un sistema y determinan su configuración y evolución”

Una vez definido el sistema de interés, el ambiente incluye todos los  parámetros, físicos o de otra naturaleza que sin ser parte directamente integrante del sistema en análisis, conforman su entorno e interactúan con él.

El ambiente puede también ser entendido en sí mismo como un sistema y cada uno de sus integrantes como un subsistema sobre el cual el sistema general influye.

En ambos casos, – ya se entienda al ambiente como sistema o supersistema- difícilmente se pueda malinterpretar cuál es la acepción en uso.

Decididamente en este aspecto técnico científico, los términos quedan en sí mismos claramente definidos, ya que no se podrían confundir con significados metafóricos como “ambiente festivo” o “estaba medio dormido”.

¿Cuál es la conclusión?

La valoración de correcto o incorrecto para el empleo de la expresión “medio ambiente” depende del contexto en que se use.

En el lenguaje corriente es más que aceptable; mientras que en un paper científico (geológico más específicamente) es una redundancia que cuando actuamos como revisores de potenciales publicaciones, tendemos a cuestionar seriamente.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post la he tomado de un mail y no sé a quién pertenece.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo