Mina Los Cóndores, un destino de turismo minero en San Luis, Argentina.

resize-of-resize-of-21012009472El turismo minero es una actividad relativamente reciente en Argentina, y tanto es así que todavía no ha sido contemplada en la legislación vigente. No obstante, existe sí un proyecto de Ley, ya desde 2007, que define a este campo de la actividad turística en los siguientes términos:

Se entenderá por “turismo minero” toda aquella actividad que tienda a revalorizar, difundir y obtener conocimiento de los sitios, zonas y regiones mineras y geológicas, con el objeto de recreación y esparcimiento en forma pasiva (simple contemplación) o activa (interactuando con el atractivo), a desarrollarse en zonas de interés desde el punto de vista geológico, en las minas, canteras o plantas de beneficio de minerales.

Desde este punto de vista, ya se vienen explotando como atractivos paisajísticos y como circuitos alternativos, algunas minas que han salido de producción.

El caso que hoy nos ocupa es la Mina “Los Cóndores”, ubicada a 50 kilómetros de Villa de Merlo, en la provincia de San Luis.

Si bien el que una vez fue un asentamiento minero, no es hoy otra cosa que un pueblito fantasma, poblado de antiguas leyendas y jugosas historias, la reconversión hacia el turismo, permite presagiar un nuevo auge alrededor de las viejas explotaciones abandonadas.

La actual actividad recreativa propone al visitante un descenso por el socavón y una caminata por algunos de los tramos de los profundos túneles subterráneos, que llegaron a extenderse hasta 16 km en sus tiempos de gloria, y que la constituyeron por ese entonces en el emprendimiento de tungsteno más grande del país y el segundo en Sudamérica. 

¿Cuáles son las leyendas a que se hizo referencia?

 La historia de la mina incluye hacia la década  del cincuenta, el surgimiento de una población con hospital,  escuela, club deportivo muy completo, cine y hotel.

No obstante, nunca se construyó un cementerio, según lo que se piensa, porque se pretendía ocultar la alta incidencia de accidentes, con un promedio de cinco a seis muertes anuales.

El imaginario popular construyó la leyenda de que esos muertos olvidados han quedado anclados en los túneles, lo cual genera una mística atractiva para los turistas, que se sienten sobrecogidos cuando en un momento de la visita guiada apagan las linternas y guardan silencio, a instancias del guía.

¿Qué se explotaba en Los Cóndores?

Como principal mineral se beneficiaba el wolframio o volframio, también llamado tungsteno, elemento químico de número atómico 74 y cuyo símbolo es W.

Se trata de un metal escaso en la corteza terrestre, de color gris acerado, muy duro y denso, con el más alto punto de fusión entre los metales (3.410 °C, 6.170 °F), y el punto de ebullición más alto de todos los elementos conocidos.

Esto hace que sea muy resistente a las altas temperaturas y permite su uso en los filamentos de las lámparas incandescentes, en electrodos no consumibles de soldaduras y en resistencias eléctricas.

La dureza lo hace aplicable en aleaciones para fabricar aceros especiales indispensables en la industria, y, lamentablemente,  también los que son muy apreciados para la elaboración de armas.

Esto hace del tungsteno un mineral estratégico, cuya cotización fluctúa con las condiciones de conflicto en el panorama geopolítico. 

La palabra tungsteno procede del sueco; tung = pesado, y sten = piedra, términos que aluden a su alta densidad, y que fueron unidos para designarlo, por el mineralogista sueco Axel Fredrik Cronstedt en su libro “Ensayos de Mineralogía” de 1758.

La palabra wolframio procede en cambio del alemán Wolf = lobo y Rahm= nata.  No es claro cómo se interpreta esta unión de vocablos, pero hay quienes la traducen como “baba de lobo”, aludiendo a ciertas supersticiones de   los mineros medievales sajones de las que hablaremos en detalle alguna vez.

¿Cómo se presenta el tungsteno en la naturaleza?

 Nunca se encuentra en estado nativo en la naturaleza, sino combinado con otros elementos, constituyendo minerales como la scheelita (CaWO4) y la wolframita (FeMnWO4), e inclusive como óxidos pulverulentos (ocres de tungsteno) entre otros.

 ¿Qué minerales existían en la Mina?

Debido a las condiciones petrológicas del yacimiento, se encontraban allí más de treinta minerales, en cantidades variables y no todos eran explotables ni explotados. Sólo 5 de los minerales presentes contienen wolframio, y de estos cinco, uno no constituye mena, es decir que no sirve para extraer tungsteno de él.  

Los minerales que sí son mena y estaban presentes en la mina eran: wolframita, ferberita (Fe WO4), sanmartinita (Zn,Fe) WO4 y scheelita.

Cuando la mina quedó abandonada a la explotación por los pirquineros ( la semana que viene hay un post aclarando este término, pero sepan ahora que se trata de laboreo artesanal e informal), los trabajadores buscaban otros minerales también presentes y que podían vender en el mercado en pequeñísimas cantidades. Esos minerales eran oro, fluorita y turmalina, básicamente para coleccionistas. 

¿Cuáles son las condiciones geológicas de la antigua explotación?

La mina está emplazada a 8 km al sudoeste de Concarán, en el Departamento Chacabuco de la Provincia de San Luis, y enmarcada en la provincia geológica “Sierras Pampeanas de Córdoba y San Luis”, compuesta mayoritariamente por un basamento cristalino con más del 75% de rocas metamórficas y 25% aproximadamente de rocas ígneas. Las primeras se consideran de edad precámbrica, y las segundas serían intrusiones paleozoicas.

El basamento metamórfico está constituido por filitas, esquistos micáceos y gneises, con rumbo prácticamente meridional, e inclinaciones hacia el este y hasta casi verticales.

Las metamorfitas están atravesadas por venas de cuarzo y pegmatitas con granate y turmalina, y a su vez, los filones portadores de tungsteno intruyen (atraviesan) a las pegmatitas.

Esas vetas mineralizadas son 4: la Norte, la Sur, la 3 y la 2B. De todas ellas, la más productiva era la Sur con una longitud reconocida de 650 a 700 m y espesor de entre 0,80 y 1,50 m, con algunas zonas de hasta 2,50 m. 

¿Cuál es la historia de la Mina Los Cóndores? 

Según antiguos documentos, en 1893 un constructor de pircas llamado Jorge Torres descubrió unas “piedras negras, brillantes y muy pesadas” que se consideraron como manganeso en un primer momento.

Al ser reconocido como tungsteno, en 1898, la compañía alemana Ansa Sociedad de Minas compró el yacimiento que llegó a producir 300 toneladas anuales del metal.

En 1914, con motivo de la Primera Guerra Mundial, la mina triplicó su producción, llegando a emplear a unas 400 personas  que trabajaban en galerías hasta una profundidad de 200 metros.

Cuando hacia 1936, la paz parecía ser duradera, el precio del tungsteno cayó en el mercado, y ante la perspectiva de perder rentabilidad los alemanes se retiran del país vendiendo la mina  a Sominar, propiedad del estadounidense Tomás Williams.

Éste sostiene la mina hasta su nuevo auge en 1939 coincidente con la Segunda Guerra Mundial.

Al término de ésta en 1945, y hasta 1950, cuando se produce la guerra de Corea, hay un nuevo descenso en las ganancias.

Al fin del conflicto de Corea, el nuevo paréntesis productivo vuelve a cerrarse y con él el yacimiento también cierra otra vez.

En 1965 la firma Casde de Mendoza compra la mina para finalmente desmantelarla llevándose todas las máquinas.

Posteriormente en la década del 70  se instaló una pequeña empresa que funcionó abasteciendo el mercado nacional hasta 1985, cuando se produce la importación de wolframio desde la República de Corea, con cuyos precios no se puede competir.

A partir de ese momento queda librada al pirquineo, hasta su nuevo uso como circuito de turismo minero.

¿En qué consisten las actividades del circuito turístico en la Mina  Los Cóndores? 

Durante la recorrida subterránea se ven algunos pozos inundados que conducen a las galerías inferiores, actualmente inhabilitadas por  estar ocupadas por agua o por estar afectadas por los derrumbes, y la plataforma de cemento de un gran ascensor que subía el mineral y bajaba a los mineros 400 metros bajo tierra.

Los visitantes entran equipados con botas  y casco para proteger la cabeza porque el techo de los túneles es a veces  muy bajo, y aprovechan el tour para aprender a reconocer las vetas  de cuarzo en cuyo interior está el tungsteno.

Espero que les haya interesado la información. Nos vemos el miércoles. Un abrazo, Graciela

P.S.: La foto que ilustra el post ha sido tomada de la red, del blog taringa.

La bibliografía básica consultada fue: Brodtkorb, M. y Ametrano, S. 1981.Estudio mineralógico de la Mina Los Cóndores, San Luis. Actas del Octavo Congreso Geológico Argentino. Tomo IV- 259-271

12 comentarios para “Mina Los Cóndores, un destino de turismo minero en San Luis, Argentina.”

  • Patricia dice:

    Por favor, estoy buscando comprar tungsteno para actividades didacticas en una escuela. Me pueden orientar? Gracias.

  • Graciela L.Argüello dice:

    Hola, Patricia, la mayoría de las Direcciones o Secretarías Provinciales de Minería arman colecciones didácticas que entregan sin cargo a las escuelas, deberías dirigirte a la correspondiente a tu provincia, si estás en Argentina

  • sergio dice:

    conozco esa mina y es un lugar maravilloso mistico te arman con botas linterna y casco y adentro es espectacular la gente en el lugar te atiende muy bien y como es un lugar aislado tenes un solo lugar donde comer algo el lugar esta muy venido abajo pero el asado es increible y no dejan nunca de servirte tenes que pedir por favor que no te traigan mas, la pase realmente bien, ademas de las minas tienen grandes vitrinas con muestras de minerales y herramientas antiguas, lo recomiendo

  • Yogui Arias dice:

    En virtud de tan prolijo y detallado sitio me permito hacerles un par de correccciones. La referida empresa Ansa, en realidad era Hansa Soc de Minas (nombre en honor a un muy antiguo y vigente puerto noralemán)propiedad de los hermanos Tietjen (nacidos en Bremen – Alemania)y fundadadores también en Idiondo, Pcia de Santa Fe, de la Colonia ….. La Hansa, pero radicados en nuestro país en 1865. Venden en la década de 1910 Hansa Soc de Minas al Grupo alemán Borgward, el que años después sufre serios problemas financieros y sobre 1932/1933 abandona esta explotación. SOMINAR SA (de Thomas Jefferson Williams) no le compra a Hansa sino que recibe la Concesión de la Provincia de San Luis en 1936/37 cuando era gobernada por Rodriguez Sá. La explota hasta exactamente 1960 en que por años de divergencias con la política minera impuesta por el Gobierno de Frondizi abandona la actividad en todos su emprendimientos. La empresa mendocina que le compra sus derechos es Carbometal SA de Florencio B. Casale, quien no la compra para desmantelar, sino que para producir sceelita, que junto a la wolframita de Cerro Áspero usaban en sus propios hornos de Mendoza en que fabricaban aceros especiales, entre otros insumos. Espero que este aporte les pueda ser de utilidad. Atte, Yogui

  • Yogui Arias dice:

    Hace unos minuto envíe una comentario sobre vuestra página, en el pido mil disculpas ya que en el apuro escribí que la concesión a SOMINAR fue realizada durante la gestión del Gobernador Rodriguez Sa. En realidad debería haber escrito Gobernador Ricardo Rodríguez Saa.
    Mil perdones, tuve un error muy avergonzante ya que dicho apellido es de mucha trascendencia provincial y nacional.
    Atte. Yogui

  • Graciela dice:

    Gracias por el aporte, Yogui

  • Yogui Arias dice:

    Graciela si lo estima necesario o le es de utilidad le ofrezco copiarle archivos con datos de libros, fotos y croquis de los datos que le brindé. Aparte en mi ciudad, Río Cuarto, viven los descendientes directos de dos de los Administradores que tuvo esta Mina: La hija del Sr Massi (cuyo otro y hijo, Pirincho, falleció el año pasado; Y los dos hijos de Ramírez).
    Uno de dichos Libros, de autoría de Guillermo Bohdalen es muy valioso ya que es un relevamiento de una vasta región minera de 1900 realizado para la Univ Nac de Cba. Es muy rico en datos de Los condores, El Aguila, El Morro, etc.

  • Graciela dice:

    Hola, Yogui, toda información es enriquecedora, y puede ser el germen de un futuro post (siempre menciono las fuentes que no son mi personal investigación), de modo que si no te es muy dificultoso, estaría encantada de recibir ese aporte. Un abrazo. Graciela.

  • ana cecilia fatta dice:

    AGRADEZCO HABER ENTRADO EN LA PAGINA Y AHONDAR EN DATOS POCO CONOCIDOS.-
    ME INTERESA SABER MAS DE LA 1° EPOCA DE LA MINA.- MI ABUELA ALEMANA LLEGO A CONCARAN JUNTO A LA SRA. DE QUIEN FUERA INGENIERO DE LA MINA ESTEBAN FRIN (1858-1933).- MI ABUELA ANA ESTUVO JUNTO A LA FLIA. UN TIEMPO Y LUEGO FUE A BS.AS. Y FORMO SU FAMILIA.- SI BIEN SE MANTUVO CONTACTO NO LOGRE DATOS DEESA EPOCA MAS PUNTUALES.- HACE 7 AÑOS TENGO UNA CASA EN CARPINTERIA , CERCA DE MERLO Y NO ES CASUALIDAD.- VISITE LA MINA EN DOS OPORTUNIDADES , INCLUSO CON MI NIETO.- QUEDAN MUY POCOS DESCENDIENTES DE ESE MOMENTO Y MI ABUELA FALLECIO CUANDO ERA CHICA, SOY LA NIETA MAYOR Y SI BIEN CONTABA ALGO NO REGISTRE NADA.- VISITE varias veces A LUISA CECILIA (1915-2011)hija del ingeniero; quien con gran lucidez algo refirió.- ES INTERES AFECTIVO .- CUALQUIER DATO SERA BIENVENIDO .- ATTE.- ANA

  • Graciela dice:

    Hola; Ana, extiendo el pedido de información a todos mis lectores. En caso de obtenerlos yo misma, los subiré en otro post. Saludos Graciela.

  • miguel uribe dice:

    Agradecería saber donde se envían CV, para postulación a mina los condores

  • Graciela dice:

    Lo ignoro, Miguel, este blog NO TIENE RELACIÓN con la Mina, es de divulgación geológica, si leés el post te darás cuenta de que ésta no es la página de la Mina.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo