Una sátira geológica de Edgar Allan Poe.

Edgar Allan Poe portrait B.jpgTal vez les pase a ustedes lo mismo que a mí, es decir que puede que se sorprendan al enterarse de que ese icono de los cuentos de terror que es Edgar Allan Poe,(1809-1849) escribió también algunos relatos humorísticos, como el que hoy he seleccionado, para presentarles de él, un fragmento en que la Geología es protagonista.

El cuento de que se trata es “Algunos episodios de la vida de un hombre de moda”, y es un absurdo total, en el que se critica sutilmente la notoriedad que ya en esa época alcanzaban algunos personajes, sin mayor mérito.

El fragmento que les presento alude a una reunión de notables, y el tal Fernando Fitz- Fósil es seguramente un geólogo, presente entre ellos.

Allí estaba Fernando Fitz-Fósil Feldespato. Nos informó acerca del fuego central y de las formaciones terciarias, acerca de los aeriformes, fluidiformes y solidiformes; acerca del cuarzo y de la greda; del esquisto y de la turmalina; del yeso y de la marga; del talco y el calcáreo; de la blenda y la hornablenda; de la micacita y la malaquita; de la cianita y la lepidocita; de la hematites y la tremolita; del antimonio y la calcedonia; del manganeso y de todo lo que ustedes quieran.

Espero sepan apreciar la corrección de ciertos términos y el anacronismo de otros. Lo que no puede negarse es que la Geología por ese entonces no estaba ausente de los contenidos de la educación formal vigente. Desde hace dos siglos, en suma, los geólogos hemos perdido espacios, en nuestro afán de presentarnos como científicos alejados de la gente y de lo cotidiano.

Este modesto blog es un intento de devolvernos a un espacio en el que podamos estar en mejores términos con la población educada, pero no especializada en nuestras mismas áreas.

Un abrazo y hasta el lunes, Graciela.

La imagen que ilustra el post fue tomada de Wikipedia.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo