Canción “El hijo del minero” de Sebastián Alejandro (y algo de su historia)

Esta canción que les presento es sumamente especial, porque su autor es abuelo de un ex alumno mío, y así me llegó toda esta información, y el video que acá les presento, que vale como homenaje a Alejandro Sebastián Lusianzoff, cuyo pseudónimo literario es Sebastián Alejandro.

Sobre la canción

Fue escrita a partir de una experiencia personal de su autor. Siendo un adolescente, Sebastián Alejandro fue premiado con un viaje de estudios otorgado por el Ministerio de Educación de la República Argentina, que en aquella época se otorgaba a los mejores promedios. Ese viaje procuraba “la adquisición de conocimientos directos de gente-lugares-flora-fauna-costumbres de nuestro país, intercambiar productos culturales realizados por los propios estudiantes y concretar actos de solidaridad humana…”, según el fundamento oficial expresado por el Ministerio de Educación.

Así fue como Sebastián Alejandro hizo un recorrido por Bolivia, Perú y Chile; lugares que siempre estarán presentes a lo largo de su obra.

El recorrido por la región andina lo llevó a conocer varias explotaciones mineras y pudo ver las precarias condiciones de sus trabajadores.

Al llegar a la ciudad La Paz (Bolivia), el grupo hizo una visita a la Basílica de San Francisco justo en momento en que se estaba velando a un minero, quien había muerto en un accidente laboral.

El joven quedó tan impresionado con la experiencia que tradujo sus sensaciones en un poema en el que imaginó el sentir del hijo del minero frente a la tragedia.

La música para el poema llegó muchos años después y la canción, finalmente, se registró en 1975. Se grabó en Disco Malón producciones, y la interpretación que escucharán en el video es del grupo Los Sacha Puma.

Según el registro en Sadaic, se titula Mientras suenan las campanas y son sus autores:

LUSIANZOFF ALEJANDRO SEBASTIAN
SOSA JULIO ANGEL
HERRERA ANTONIO C
PEREYRA ALFREDO VALENTIN

Sobre el autor

Este autor nació en Choele Choel (Río Negro – Arg.)  el 20/01/1930 y falleció el 14/12/2004 en Córdoba,  Argentina. Fue escritor, poeta, periodista y político. Entre sus obras se cuentan: Coplas para un Cajón de Sueños, Embretando Recuerdos, Papeles de mis bolsillos,  Los caudillos Argentinos, Color Tierra y  Sentir la Vida.

Alejandro Lusianzoff obtuvo los siguientes premios:

  • Martin Fierro de A.P.T.R.A. -1971- (adaptación del libro para TV – “Buenas Noches Maestro”, Canal 10 de Mar del Plata” junto a Vicente Forte.
  • Pluma de Oro
  • Festival Cosquin 1974 – Revelación

Alejandro Sebastián Lusianzoff era hijo de un inmigrante ruso, Alejandro Lusianzoff, de profesión ingeniero y cristiano ortodoxo, que huyó de Rusia al estallar la Revolución Bolchevique;  y de María Eulogia Correa, maestra rural “de a caballlo”, que ejercía en Chos Malal, localidad cercana a la Cordillera del Viento, en la Pcia. de Neuquén.

Fue el último de seis hermanos y concurrió a la escuela de los padres Salesianos en la ciudad de Bahía Blanca. Cuando su familia se estableció en las márgenes de Riachuelo, una sudestada inundó su humilde hogar, arrastrando todas sus pertenencias, entre ellas el cajón donde Alejandro Sebastián, guardaba sus libros (este hecho pondrá nombre a su primer libro de poemas, “Coplas para un cajón de Sueños”).
Egresó de la escuela industrial “Luis H. Huergo” como perito en artes graficas y se casó con Alicia Francioli, con quien tuvo sus hijos, Carlos Alejandro (1959), “Maricel” Lusianzoff (+) y Marcelo Patricio (1967)

En 1971, fue nombrado Secretario Cultural del Canal 10 de Mar del Plata, y más tarde creó el sello Discográfico “Malón Producciones”, con sede y estudio de grabación en la calle México de la ciudad de Buenos Aires. Allí se grabaron más de 300, canciones de su autoría, a las que pusieron música, artistas como Sebastián Piana, el uruguayo Walter Lagos, Los Patricios y Morales, entre muchos otros.
Perseguido por la dictadura militar de 1976, debido a su actividad gremial, artística y política, decidió emigrar hacia el interior del país; instalándose en una señorial casa de la pequeña localidad de Los Cocos, Córdoba.

En 1979, inauguró, el complejo Turístico, “Pueblo Encanto”, localizado en Capilla del Monte, Córdoba, que posee en su parque, bosques de especies autóctonas y foráneas, fuentes y una mansión de estilo mudéjar, decorada con apliques de cerámicas españolas. Belleza que todos los cordobeses visitamos alguna vez.

Ahora sí, a disfrutarla.

Un agradecimiento especial a su hijo Marcelo, quien brindó los datos biográficos y hasta editó este video especialmente para Locos por la Geología.

Ojalá les haya gstado tanto como a mí. Un abrazo y nos vemos el próximo lunes. Graciela.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo