Un fragmento de “La cena del dinosaurio” de Verónica Sukaczer

la-cena-del-dinosaurio-2Ya les he presentado antes este libro para niños y jóvenes, y ahora tomo uno de los fragmentos que más me gustaron, porque tienen que ver con la actitud del geólogo ( más precisamente una futura paleontóloga en este caso) y con su modo de mirar el mundo que lo rodea, todo lo cual está muy bien pintado en estos párrafos:

… Elina está moviendo la roca. como un gigante, como un superhéroe. No sé qué tocó, qué llave encontró, pero Elina Alzen está desplazando la roca…

… … … … … … … … …

…-Soy casi paleontóloga, ¿se acuerda?- dice Elina, y reconozco cierto sarcasmo en sus palabras-, y entre todo lo que he estudiado siempre me gustó la Litología.

-La parte de la geología que estudia las rocas-recita el doctor-. también a mí me gustan las piedras, querida. Pero ilústreme por favor.

-Las rocas que forman esta montaña son de origen sedimentario. He encontrado en varias de ellas huellas de fósiles marinos. Pequeños trilobites, algo precioso. hace millones de años esto era el Mar Iapetus, el océano primigenio. Pero la roca que tapa esta…lo que sea, es volcánica. Y es la única.

-Me estoy perdiendo…- ríe el doctor.

-Una sola roca volcánica en medio de sedimentarias llama la atención. Alguien tiene que haberla traído de otro sitio.

Bueno, es interesante como ejemplo de deducción ante un hecho observado, que estando metido en una novela resulta muy atractivo.

Nos vemos el lunes, un beso Graciela

2 comentarios para “Un fragmento de “La cena del dinosaurio” de Verónica Sukaczer”

  • terox dice:

    ¡Cherchez la femme! o más bien ¡Cherchez le dinosaurie! (?)

  • terox dice:

    Y hablando de Geología y literatura, recordé el siguiente pasaje de Shawshank Redemption:

    “Hay un gran campo cerca de Buxton, uno en particular. Tiene una pared larga de piedra con un roble enorme al final. Parece algo sacado de un poema de Robert Frost. Allí fue donde le pedí a mi esposa que se casara conmigo. Fuimos allí de picnic e hicimos el amor bajo ese roble, le pregunté y me dijo que sí. Prométeme Red que si algún día sales de aquí buscarás ese lugar. En la base de la pared encontrarás una piedra que no tiene nada que hacer en un campo de Maine. Un pedazo de piedra volcánica negra. Hay algo allí enterrado que quiero que tengas.”

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo