Los escotes que causan terremotos (y otras mentiras “piadosas” de las religiones)

moda siglo XVIIIEste post inaugura una nueva categoría, emparentada con dos ya existentes, pero diferente de ambas.

En efecto, en Geología y Mitos Populares reúno material que tiene un origen incierto pero es o fue pensamiento dominante en algunas culturas del presente y del pasado (como la leyenda del Señor de los temblores).

En Geología y Mitología, están las explicaciones geológicas de algunas creencias que tuvieron peso históricamente y que implicaban una estructura sistematizada y orgánica en pueblos de importante legado cultural (por ejemplo el Vellocino de oro).

Esta etiqueta que inicio hoy, implica en cambio la relación entre la ciencia geológica y las religiones aún vigentes en el mundo.

Por supuesto en su gran mayoría son anécdotas históricas que hoy sólo nos hacen sonreír… aunque no siempre sea ése el caso, como verán en este mismo post.

Y paso a relatar un par de ejemplos muy similares entre sí:

El día 28 de octubre de 1746, a las diez y media de la noche, un terremoto de gran magnitud y su consecuente tsunami, destruyeron tanto la ciudad de Lima como el puerto de El Callao.

La duración del sismo fue de tres o cuatro minutos, contados en el rudimentario modo que era habitual en la época, es decir, el tiempo aproximado que se demoraba en rezar tres credos.

Según las crónicas de ese tiempo, el maremoto se produjo una media hora más tarde.

La Iglesia Católica salió entonces a la palestra a explicar que la catástrofe se debía a la impiedad de los limeños, y éstos, ni lerdos ni perezosos se arrepintieron rápidamente de sus pecados y se volcaron masivamente a las iglesias y procesiones apresuradamente convocadas.

Las cuatro causas que invocó la Iglesia en su momento para explicar la génesis del sismo fueron:

1. la injusticia con los pobres;
2. la codicia y la usura;
3. la lujuria;
4. la vanidad de las mujeres con sus escandalosos vestidos.

Lo más gracioso del caso es que lo único que la autoridad eclesiástica atacó de modo efectivo, fue precisamente lo más inocente, es decir el cuarto punto.

Y así fue que tres meses más tarde, cuando ya la vida volvía a su ritmo normal, el Cabildo Eclesiástico dispuso que todas las mujeres usasen prendas de vestir que las cubrieran hasta los pies, y con mangas que debían llegar hasta las muñecas.

Una muestra de lo “altamente impúdicos” que eran los trajes en la época de la Colonia puede observarse en la foto que ilustra el post, y que fue tomada en una de las añoradas Misiones Viandantes, en una sala del Museo Histórico Provincial de Santa Fe Brigadier Estanislao López.

Ahora bien, como ya les adelanté, hoy en otras religiones, el tiempo parece haberse detenido, y para demostrarlo, tenemos la reacción de la alta jerarquía religiosa iraní, personificada en el  Hojatoleslam Kazem Sedighi, quien  según la prensa de ese país aseguró en este mes de abril de 2010, que:

“Many women who do not dress modestly … lead young men astray, corrupt their chastity and spread adultery in society, which (consequently) increases earthquakes,” [Muchas mujeres que no se visten con modestia…. hacen que los hombres jóvenes se descarríen, corrompen su castidad y diseminan el adulterio en la sociedad, lo cual (consecuentemente) aumenta los terremotos”]

Esto sería divertido si no fuera además de absurdo, perverso. Porque vean ustedes cómo los hombres son “conducidos al pecado” por las mujeres ¿Qué pasa con ellos, no tienen libre albedrío? ¿No pueden elegir por sí mismos cometer o no los adulterios?

Bueno, pero dejando esta protesta debidamente asentada, volvamos a lo nuestro: la Geología en su relación con las religiones.

Y hay aquí una interesante consecuencia, que perdura sutilmente en nuestros días, aun en países que han dejado atrás el discurso religioso fundamentalista.

¿Cuál es esa secuela?

Pues la han visto en este mismo blog, donde en algunos comentarios se ha pretendido “responsabilizar” a los experimentos humanos de las grandes manifestaciones de la dinámica terrestre.

Todavía, de manera muy subliminal se sigue pensando en un universo regido por acciones humanas y reacciones, si no ya de los dioses, en todo caso de una Naturaleza vengativa y violenta, que responde con furia a los mínimos cambios que el hombre puede introducir en sistemas de una magnitud y una complejidad tal que lo pondrían en su muy modestísimo sitio, si no siguiera creyéndose el centro de la creación.

Algo de la información original relativa a la reacción eclesiástica la he tomado de la publicación:

Scarlett O’Phelan Godoy. 2007 La moda francesa y el terremoto de Lima de 1746
Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines / 2007, 36 (1): 19-38 IFEA

Espero que este post les haya parecido tan interesante como entretenido me resultó a mí redactarlo, una vez más a instancias de Dayana, que me tiró la primera punta de la información histórica.

Un abrazo, y nos vemos el miércoles. Graciela

4 comentarios para “Los escotes que causan terremotos (y otras mentiras “piadosas” de las religiones)”

  • terox dice:

    Cada loco con su tema…

    No hace mucho, un diputado israelí culpó a los homosexuales por los temblores.

    Y he visto comentarios que achacan al HAARP diversas olas de calor que sudamos no hace mucho por estos tropicales lares…

    Yo, por mi parte, creo que los Iluminati tienen la culpa de todo…

  • Graciela L.Argüello dice:

    Bueno, Terox, están tan cerca o tan lejos de la verdadera génesis como cualquiera de los que mencionás, un beso Graciela

  • mars dice:

    Hola Graciela!!!!!!!!!!!!! La fe es buena , pero necesita evolucionar con el pensamiento.El libre albedrio, la libertad de eleccion ,todo es una ilusion.Crees tener libre eleccion,pero no es asi.Las tendencias que se tienen de eleccion vienen arraigadas ,desde anteriores generaciones.Cuando naces,los primeros años,van haciendo camino en tu interior.Caracterizando tu forma de pensar.Un dia hicimos un experimento, se cogieron a 9 personas.
    Consistia en comentar un pequeño problema e introducir en el dialogo un comentario con poca logica.Yo se lo pase al 2,el al 3 etc… asi hasta el ultimo( nadie tenia que oir la frase hasta que llegase a el).Cuando el ultimo explico lo que le habian contado ,no tenia nada que ver con la del 1ª.

    Esto se debe a que habia un elemento de la frase ilogico(para su conocimiento),y luego al dar la informacion de uno al otro ,se olvidaba parte de
    la frase,en consecuencia cada uno iva aportando con su forma de pensar el sentido a lo que le habian dicho.Esto pasa frecuentemente ,lo que ocurre es que no somos coscientes de que lo hacemos.A veces se puede comprobar cuando hacemos algo ,siempre le buscamos una logica de por que lo hemos echo. (nos da miedo que no tenga sentido).Asi como le tenemos que buscar un por que, a todo. Segun la forma de pensar de cada epoca y contexto,asi construimos nuestras historias.

  • Graciela L.Argüello dice:

    Hola, Mars, en efecto es el contexto el que define las creencias dominantes, por eso digo en el post que en nuestra cultura, hoy es un recuerdo risueño, pero vemos que en otra cultura, ese tipo de pensamiento sigue vigente.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo