Entradas con la etiqueta ‘Volcanes’

Erupción del Volcán Calbuco en Chile

Volcanes junto al lago Llanquihue

Como todos seguramente saben, en este momento, un volcán de Chile  se encuentra en plena actividad, emitiendo gran cantidad de cenizas a la atmósfera. Se trata del Calbuco, del que hablaremos un poco hoy.

¿Qué sabemos del volcán Calbuco?

El nombre del volcán Calbuco procede del idioma de la etnia mapudungún y resulta de la unión de los términos kallfü ‘azul’, y ko ‘agua’, es decir que significa  «agua azul».

Se trata de un estratovolcán andino activo, localizado en la provincia de Llanquihue, en el sur de Chile, más específicamente en la región de Los Lagos, aproximadamente a 1000 km de distancia de Santiago y próximo a la comuna de Puerto Montt.

Forma parte de la reserva nacional Llanquihue, y tiene una altitud de 2015 msnm, en el punto en que sus coordenadas son   41°19′58″S -72°36′40″O.

¿Qué relación guarda con el Puyehue que estuvo anteriormente emitiendo cenizas?

Si bien ambos volcanes se encuentran en la misma región, y a nivel megascópico responden a la dinámica general de las mismas placas tectónicas (la Sudamericana y la de Nazca), forman parte de dos complejos volcánicos diferentes, y sus magmas son también de distinta composición.

En el caso del Puyehue, el complejo al que pertenece es el del Cordón del Caulle, y está configurado linealmente; mientras que el complejo al que pertenece el Calbuco es el de la Laguna de Maule, cuya forma es redodeada alrededor del centro ocupado por el agua.

También las antigüedades son diferentes, siendo el inicio del vulcanismo en la zona de la laguna mucho más reciente en términos geológicos.

¿Qué características tiene el complejo volcánico de Maule?

Este complejo tiene al menos 24 de los más de noventa volcanes activos en Chile, todos los cuales son centros jóvenes que entraron en actividad hace unos 25.000 años, apenas ayer en la cronología geológica.

Según los registros históricos y geológicos, esos volcanes han estado intensamente activos al menos 36 veces desde su génesis.

El complejo de Maule es un sistema bastante particular, que ha concitado el interés de los investigadores de todo el mundo, y en él se llevan a cabo proyectos de investigación internacionales.

La principal razón para ello es que el complejo incluye numerosos centros activos, con magmas sumamente ácidos, de carácter riolítico, que por esa misma razón tienen alta viscosidad y consecuentemenete escasa movilidad. Esto provoca por un lado gran emisión de cenizas, tal como está ocurriendo en este momento; y por el otro, puede causar taponamientos que conducen a eventuales eventos explosivos, además de generar topografías aproximadamente cónicas.

¿Qué es la laguna de Maule? ¿Se trata de un antiguo cráter volcánico?

No en realidad, pese a que muchos lo creen así, la laguna no es maar, es decir que no se trata de agua que ha ocupado un antiguo cráter, sino que responde a dos procesos diferentes que le han dado su forma final.

En la porción norte, la laguna responde a la presencia de lo que se denomina una caldera, la que puede deberse a una de dos posibles causas: o bien una explosión resultante de un tapón viscoso que produjo acumulación de presión hasta la liberación final que eliminó parte de la topografía preexistente; o bien por un progresivo vaciamiento subsuperficial, al moverse los magmas hacia otros emplazamientos, que culminaron en un hundimiento o colapso del terreno.

La parte norte de la laguna se produjo al llenarse de agua esa topografía que se hizo negativa por el colapso del que hablamos, que pudo ser por explosión o hundimiento.

La porción sur, en cambio, se habría generado de manera más lenta, al acumularse las lavas en la periferia, lo que dejaba un área relativamente más baja, que actuó como reservorio de aguas pluviales.

¿Qué tipo de actividad tiene ahora el Calbuco?

El Calbuco llevaba 43 años sin mostrar signos de actividad, y a partir del 22 de este mes ha comenzado a emitir cenizas volcánicas. Conviene aclarar que las cenizas no son en este caso resultantes de una combustión, sino que se trata de material sólido finamente dividido, que es arrojado a la atmósfera y que dado su tamaño infinitesimal puede permanecer en suspensión en ella por mucho tiempo.

Esto implica que los vientos pueden movilizarlas a gran distancia antes de que se depositen, ya sea porque al unirse unas partículas con otras aumentan suficientemente de tamaño como para precipitarse a tierra, o porque al producirse una lluvia, sean arrastradas por ella.

¿Guarda  este evento alguna relación con el sismo de 2010 y el enjambre del 19 de abril de este año?

Seguramente ambas cosas se relacionan con lo que hoy está pasando, y ambas de diferente manera.

A pesar de que nos parezca que es mucho el tiempo transcurrido desde el gran sismo de 2010, para la morosidad de los procesos geológicos, las influencias resultantes siguen vigentes.

En efecto, los cambios profundos ocurridos en ese megaevento seguramente han modificado las estructuras subyacentes, de manera tal que se han abierto nuevos caminos para el ascenso de magmas hacia la superficie para alimentar los volcanes que hoy comienzan a hacere notar.

Lo que les manifiesto no es caprichoso, sino que puede observarse en los monitoreos de las deformaciones del terreno que se han intensificado en los últimos años, llegando a mostrar elevaciones en forma de domo de hasta 25 cm anuales, lo cual es llamativamente elevado.

Es casi seguro que ese abovedamiento esté siendo causado por los magmas que han comenzado a acumularse en la zona, probablemente en respuesta a las nuevas condiciones subsuperficiales generadas en buena medida por aquel sismo, o por los mismos eventos que lo fueron preparando también a él.

Por su parte, el enjambre sísmico del 19 de abril, más que permitir la movilización del magma, debe haber sido causado precisamente por ese traslado de las masas magmáticas, que hoy buscan su salida al exterior.

En suma, los eventos sísmicos fueron de distinto origen (tectónico el de 2010 y volcánico los de abril), pero todos se relacionan con lo que hoy se manifiesta.

¿Qué cabe esperar ahora?

En general, los mismos efectos que les señalé con motivo de las emisiones del Puyehue, lo cual pueden leer en el post que les linkeé más arriba.

Pero cabe agregar que las autoridades están realizando seguimiento de todos los geoindicadores del caso, de modo que lo más importante es estar atentos a sus indicaciones.

Lo que se está monitoreando hoy son principalmente las siguientes señales:

  • deformaciones del terreno.
  • emisiones de gases y su composición
  • sismicidad
  • temperatura

Y si se preguntan por qué se ven relámpagos durante la erupción en los videos que se están difundiendo, los invito a visitar el post al respecto que publiqué en 2011.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN04-10-1952-01.
Un abrazo. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es del viaje del Pulpo y Dayana al sur de Chile en diciembre de 2014. En ella puede verse un mapa de madera colocado en uno de los miradores del lago Llanquihue que muestra la ubicación de los volcanes de la zona. El Calbuco es el que está abajo a la derecha de la imagen y aparece ilustrado con la punta cortada. Los otros dos son el Puntiagudo y el Osorno.

En la frontera entre magmatismo y plutonismo. Parte 2.

En el post anterior, habrán seguramente leído toda la parte introductoria que se requiere para entender éste, de modo que les sugiero ir a verlo, si no lo han hecho aún.

En ese post he respondido ya a las siguientes preguntas:

¿Cuál es la secuencia general de las diversas etapas de enfriamiento de los magmas?

¿A qué se refiere la etapa ortomagmática?

¿Qué son los minerales esenciales, accesorios y secundarios?

¿Qué es la serie de reacción de Bowen?

Y hoy, en la segunda parte, completaremos los detalles del conocimiento básico sobre la Serie de Reacción de Bowen, además de las siguientes etapas.

¿Cómo se describe la Serie de reacción de Bowen?

En primer lugar, digamos que pueden ver la serie en la imagen que ilustra el post, y conviene que empecemos por comprender su diseño general.

El orden de cristalización de minerales es desde arriba (zona de altas temperaturas y presiones) hacia abajo, donde ambos parámetros disminuyen.

Es decir que los minerales que aparecen arriba se solidificarán normalmente antes que los que se encuentran más abajo. Por supuesto, todos y cada uno de los minerales que se mencionen sólo podrán formarse si en la mezcla magmática están presentes los elementos químicos que los constituyen, y lo están en cantidad suficiente.

Seguidamente observen que hay dos ramas independientes que reúnen distintos grupos de minerales.

La que aparece a la derecha- empezando con el olivino- es una serie discontinua, mientras que la de la izquierda es una serie continua de minerales que constituyen lo que se conoce como una serie isomórfica.

Al decir que la del olivino es discontinua, solamente se está expresando que se trata de minerales independientes entre sí. Aunque pertenezcan todos al grupo de los silicatos, en todas las restantes características no son semejantes.

¿Qué es una serie isomórfica?

Ahora hablemos de la otra rama, la izquierda, que es una serie isomórfica de un único tipo de silicatos: las plagioclasas.

Etimológicamente iso= igual y morfos= forma, de tal manera que ya sabemos que esos minerales tendrán una fórmula química básicamente similar- ya veremos dónde residen los cambios- y una estructura cristalina también semejante, ya que todos pertenecen al sistema triclínico.

Las plagioclasas responden todas a la fórmula general AlSi3O8 (alúminosilicato) más los cationes Na y Ca,  (sodio y calcio) que se reemplazan mutuamente.

La serie comienza en el extremo de altas temperaturas siendo plagioclasa de Ca denominada Anortita, y termina en la zona de bajas temperaturas como plagioclasa de Na (Albita).

Vale decir que a lo largo de la serie, se pasará desde extremos en que el Ca es dominante, a través de plagioclasas en que los porcentajes de Ca y Na se van equilibrando, hasta el extremo en que casi toda la composición es de Na.

La serie completa es como sigue:

Albita: entre 100 y 90% de Ca y entre 0 y 10% de Na.

Oligoclasa: entre 90 y 70% de Ca y entre 10 y 30% de Na.

Andesina: entre 70 y 50% de Ca y entre 30 y 50% de Na.

Labradorita: entre 50 y 30% de Ca y entre 50 y 70% de Na.

Bytownita: entre 30 y 10% de Ca y entre 70 y 90% de Na.

Anortita: entre 10 y 0% de Ca y entre 90 y 100% de Na.

Puede decirse que los porcentajes se van compensando entre sí: a medida que un catión va aumentando en porcentaje, el otro se vuelve más escaso.

¿Qué procesos implica esa secuencia?

Básicamente una diferenciación del magma (proceso sobre el que vendrán otros posts, porque es complejo pero interesante) que a partir de una composición original, va cambiando hacia otras distintas, a medida que los elementos que componen los minerales se van solidificando y ya no forman parte de él.

Este enunciado es muy básico, pero tiene muchas sutiles implicancias que iremos conociendo en otros encuentros.

¿Qué importancia tiene esa Serie de reacción?

Una de las primeras y más interesantes es reconocer cuáles minerales pueden encontrarse en una misma roca (eso se conoce como paragénesis mineral, y también será motivo de otros posts), ya que en un entorno de temperatura y presión sólo algunos minerales podrán solidificar, mientras los otros permanecerán fundidos.

Para hacerlo más fácil, podrán aparecer juntos los minerales a lo largo de una franja horizontal de la serie, siendo altamente improbables las combinaciones verticales u oblícuas.

Por ejemplo, el olivino “está cómodo” con la anortita, pero no con la albita o las micas. O sea que los minerales, como las personas tienen sus “simpatías y antipatías”.

Este conocimiento es muy útil en la búsqueda de yacimientos, entre otras cosas.

La Serie de Reacción de Bowen es también básica para predecir qué minerales se verán afectados primero por la meteorización, según lo que reza la Ley de la Estabilidad Mineral.

Tiene otras implicancias, pero no quiero extenderme en exceso por ahora.

¿Qué es la etapa pegmatítica?

Es aquel intervalo a lo largo del cual el material que aún permanece fundido luego de la etapa anterior, puede infiltrarse en fracturas de la cámara y sus rocas encajantes, para ascender buscando el alivio de las presiones. Muchas veces genera filones enriquecidos en minerales accesorios poco comunes pero valiosos, que pueden explotarse comercialmente. Las rocas que se solidifican en este etapa normalmente corresponden a las que son conocidas como pegmatitas.

¿Qué es la etapa neumatolítica?

La palabra deriva de pneumós= aire y por eso mismo puede escribirse también pneumatolítica, y se refiere al lapso témporo espacial en que el gas liberado durante las combinaciones que generan los minerales de las etapas anteriores, circula a través de los poros de las rocas adyacentes y reacciona con ellas para generar nuevos minerales o modificar los preexistentes.

Por ello, muchos de los procesos de esta etapa y la que sigue, están también en la frontera entre lo estrictamente ígneo y el metamorfismo.

¿Qué es la etapa hidrotermal?

En la etapa hidrotermal, los líquidos residuales de todos los procesos anteriores, junto con el vapor de agua presente en la mezcla ígnea, se movilizan en forma ascendente, pudiendo o no llegar a la superficie. Esos fluidos son portadores de numerosos minerales solubles en la mezcla, tales como carbonatos, sulfatos, etc. que también pueden dar origen a yacimientos de Cobre, Oro, Plomo, etc.
En esta etapa pueden formarse algunos de los minerales secundarios que hemos definido en la primera parte de este post, publicada el lunes pasado.

¿Qué es la etapa solfatárica?

Es la etapa en que se escapan gases como el SO3, CO2 y otros, junto con las aguas sobrecalentadas que generan los procesos que se conocen como post volcánicos y dan lugar a numerosos fenómenos que incluyen las fumarolas, mofetas y solfataras, de las que  se toma el nombre, y que explicaremos más adelante en otros posts.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN04-10-1952-01..

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio .

En la frontera entre magmatismo y plutonismo. Parte 1.

PICT0827Ya nos hemos encontrado en otros posts para hablar sobre los diferentes subprocesos que componen el gran proceso ígneo.

También les he contado qué es y cómo se forma un magma. Más adelante les conté que hay diversos tipos de magmas y hablamos de la importancia de la velocidad de enfriamiento y de los factores que inciden en ella.

Les recomiendo que vayan a leer todos esos posts, simplemente siguiendo los links, para adentrarse mejor en éste de hoy, en el que hablaremos de esa parte del proceso en el que algunos de los componentes del magma abandonan el estado fundido y comienzan a formar rocas, mientras otros todavía conservan su estado pastoso.

El tema es por eso, un intervalo con fronteras muy difusas entre lo estrictamente magmático y lo que ya es plutonismo o hasta algún proceso aun más superficial.

¿Cuál es la secuencia general de las diversas etapas de enfriamiento de los magmas?

Lo primero que se debe recordar al iniciar un tema como éste, es que estamos tratando con sistemas complejos, y que por ende, todo lo que sea una generalización o una simplificación, es necesariamente indicativo, y puede desviarse bastante de la realidad en la mayoría de los casos concretos.

Así, pues, a la hora de analizar cada situación particular, esta secuencia es simplemente una conceptualización teórica y completamente flexible, cuyas complicaciones locales deben comprenderse, sin intentar forzar ninguna interpretación solamente para que “quepa en el molde”.

Hecha la correspondiente salvedad, pasemos a un principio absolutamente lógico: los minerales que primero pasarán al estado sólido serán aquéllos que tienen el punto de fusión más elevado.

Efectivamente, cuando comience el enfriamiento, serán los primeros en alcanzar el punto crítico en el que volverán al estado sólido, ya que requieren más temperatura para mantenerse fundidos.

Sobre ese principio básico, cabe construir una secuencia de etapas diferenciadas -cuya duración puede ser del orden de miles o hasta cientos de miles de años- en las que distintos minerales se irán solidificando según un cierto orden de prelación. Paul Niggli lo resumió en cinco etapas, ya en 1938, y todavía su apreciación es considerada válida, con las precauciones que mencioné más arriba.

Dichas etapas son:

  • Ortomagmática.
  • Pegmatítica.
  • Neumatolítica.
  • Hidrotermal.
  • Solfatárica.

¿A qué se refiere la etapa ortomagmática?

El prefijo “orthós” sugnifica recto, de modo que puede decirse que es la etapa, más “rectamente” magmática, la primera, aquélla que todavía no se ha alejado tanto hacia los siguientes campos, y que generalmente ocurre también dentro de la cámara magmática.

En esta etapa cristalizan los minerales con puntos de fusión más elevados, como ya acabo de explicar. Se trata fundamentalmente de óxidos y silicatos que solidifican en intervalos de temperatura generalmente comprendidos entre 1400 y 600 ºC. Ese rango depende mayormente de la composición del magma original.

Son normalmente minerales accesorios, en primer lugar, y esenciales, constituyentes de lo que se llama Serie de reacción de Bowen, que explicaré en la segunda parte de este post, el lunes próximo.

¿Qué son los minerales esenciales, accesorios y secundarios?

Minerales esenciales son aquéllos que definen la roca resultante, es decir que nunca pueden faltar en cada material petrológico. No necesariamente son los primeros en solidificar, aunque son los más importantes. Tienen también un orden de cristalización predeterminado, solidificándose cada conjunto en rangos definidos de presión y temperatura, que se expresa en la Serie de Bowen de la que hablaremos luego.

Los minerales accesorios son por lo general de punto de fusión elevado y suelen ser los primeros en cristalizar, pero pueden o no formar parte de las rocas emergentes, según que sus componentes elementales estén o no presentes en los magmas originales.

Los minerales secundarios – que muchas veces son más apropiadamente definidos como agregados minerales- son de generación muy posterior, a expensas de los otros dos tipos de minerales, y pueden o no ser originados en procesos ígneos en sentido estricto. Por ejemplo, la sericita puede resultar de la alteración de los feldespatos preexistentes.

¿Qué es la serie de reacción de Bowen?

Repito una vez más que por el hecho de que la composición del magma es muy compleja, coexisten en él minerales de muy diferentes puntos de fusión, y por eso mismo lo único que cabe esperar es que la cristalización magmática ocurra a lo largo de un intervalo amplio de temperaturas y presiones y no en un único punto.

Por ende, la solidificación ocupa un tiempo prolongado, a través del cual existe un orden reconocible y de hecho ya establecido en los comienzos del S XX por Norman Bowen.

Esa secuenciación es la que se conoce como Serie de Reacción de Bowen.

Hasta aquí llegará este post, y en la segunda parte, que sube el lunes que viene, daré los detalles que completan el conocimiento básico sobre la Serie de Reacción de Bowen, además de las siguientes etapas.

¿Cómo se describe la Serie de reacción de Bowen?

¿Qué es una serie isomórfica?

¿Qué procesos implica esa secuencia?

¿Qué importancia tiene esa Serie de reacción?

¿Qué es la etapa pegmatítica?

¿Qué es la etapa neumatolítica?

¿Qué es la etapa hidrotermal?

¿Qué es la etapa solfatárica?

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN04-10-1952-01..

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La foto que ilustra el post es de una de las rocas que quedan expuestas en el Gran Cañón del Colorado, en Estados Unidos, y la he tomado en la exhibición que hay en un sendero temático del borde oeste.

El Volcán Paricutín y su historia. Parte 2.

Este post es la segunda parte del que comencé el lunes pasado, de modo que deberían ir a leerlo antes de adentrarse en el texto de hoy.

Las preguntas que contesté en el post anterior son:

¿Dónde queda el volcán Paricutín?

¿A qué se debe su nombre?

¿Qué dice la Geología respecto al surgimiento de este volcán?

¿Qué tipo de volcán es?

¿Por qué es tan interesante la historia del Paricutín?

Y a partir de aquí comenzamos la segunda parte del post:

¿Cuándo y cómo se registró la primera erupción?

El Paricutín puede considerarse no solamente el más nuevo de los volcanes del mundo, sino también el único que tiene fecha de nacimiento precisa. Esa fecha es 20 de febrero de 1943.

Por otra parte, tuvo un rápido crecimiento ya que once meses más tarde, las lavas solidificadas habían creado un cono con una altura de 457 m donde originalmente se extendía un llano sembrado de maíz.

Es muy interesante recurrir a las crónicas de la época y recuperar en ellas el relato de Dionisio Pulido, un indio tarascano que fue quien primero reportó el evento en curso, y al dar la alarma, permitió la evacuación, de tal manera que el volcán no se cobró víctimas humanas, pese a que sepultó bajo sus materiales dos pueblos enteros, que ya habían sido evacuados.

En el texto de Branson et al. (1964) se lee la noticia tal como fue consignada en la declaración de Dionisio, originalmente en el dialecto nativo y luego traducida al castellano:

Aquel sábado estaba yo en el campo con mi mujer Pabla y con nuestro hijo Crescencio, de diez años, que cuidaba de nuestros corderillos, mientras yo araba la tierra para sembrar el grano.

De pronto oí cómo resoplaba el suelo delante de mí y vi salir humo de la tierra y creí que el mundo se había incendiado. El suelo tembló durante diez minutos y parecía como si las aguas bajasen corriendo. Más tarde la tierra silbó y vi humo, y recordé que un ingeniero había hablado de que podría formarse un volcán, ya que habíamos estado sufriendo terremotos durante dieciocho días.

Vale la pena resaltar ese signo temprano que permite predecir la posibilidad de erupciones, que es la ocurrencia previa de movimientos telúricos, resultantes de la movilización subterránea de los magmas que buscan salir a la superficie.

En este caso, los síntomas comenzaron casi tres semanas antes.

¿Qué pasó después con ese volcán?

Imaginen por un momento el contexto de ese fenómeno único en la historia: corría el año 1943, cuando se contaba ya con medios suficientes para fotografiar, filmar, medir, registrar, etc., etc. El lugar fue inmediatamente la meca de los estudiosos de México, y por supuesto del vecino país norteamericano y del resto del mundo.

Por eso es que se cuenta con tanta información, tan detallada como para que se hayan llegado a identificar hasta etapas con nombre propio a lo largo de la historia entera de las erupciones.

Se considera que la actividad del volcán duró alrededor de 9 años y algunos días y horas, y que la lava recorrió unos 10 km desde el nuevo cráter.

Los geólogos que estudiaron los eventos a lo largo de esos nueve años, dividieron la actividad volcánica en tres periodos principales: Quitzocho, Sapichu y Taquí Ahuan.

En el primero, la actividad significó la primera construcción del cono, seguido de recurrentes flujos de lava y la expulsión intermitente de bombas y lápilli. En los primeros cuatro meses el crecimiento en altura del cono llegó a 200 m, y a 365 en los cuatro siguientes.

En ese tiempo se evacuó la población de Parícutin (junio de 1943) antes de que llegaran a sepultarla completamente las cenizas, y el poblado de Santa Ana Zirosto fue reubicado también.

El periodo Sapichu fue de muy corta duración, pero con actividad intensa, incluyendo derrames de lava y expulsión de cenizas y bombas de diferentes dimensiones.

El periodo Taquí Ahuan implicó una reactivación del cono principal que alcanzó los 457 m que hoy ostenta, y fue en él que se desalojó San Juan Parangaricutiro que resistió hasta el 10 de mayo de 1944, cuando sus habitantes caminaron 33 km a lo largo de más de 20 días, hasta el lugar del nuevo emplazamiento del que sería Nuevo San Juan Parangaricutiro.

Este periodo se mantuvo con actividad intermitente hasta 1949, cuando se produjeron algunos años de calma, hasta la reactivación de enero de 1952.

La actividad final registrada fue el 4 de marzo de 1952.

Desde entonces sólo existen activas algunas fumarolas, al menos hasta la fecha.

Como un regalito final, les incluyo un video muy interesante que preparó la BBC al cumplirse 70 años del nacimiento del Paricutín, el 20 de febrero de 2012.

Bibliografía.

Branson, C.; Tarr, W.; Keller, W.1964. Elementos de Geología. Ed. Aguilar  España. 653 pp.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: Tanto la imagen que ilustra el post como la figura interna fueron tomadas de Imágenes Google.

El Volcán Paricutín y su historia. Parte 1.

Entre todos los volcanes que existen, probablemente el que tiene la historia más interesante es el Paricutín, de México.

¿Dónde queda el volcán Paricutín?

Se encuentra unos 300 km al oeste de la Ciudad  Capital de México, en el estado de Michoacán. En el momento de su nacimiento los poblados más cercanos eran Paricutín (hoy desaparecido), San Juan Parangaricutiro (que fue evacuado y dio posteriormente nacimiento a la ciudad Nuevo San Juan Parangaricutiro), y Angahuan. Todo la zona está enmarcada en la meseta Purépecha, elevada alrededor de 2400 metros sobre el nivel del mar.

El Paricutín es el más nuevo de los volcanes que constituyen lo que geológicamente se conoce como Eje Neovolcánico o Cordillera Neovolcánica, que fue denominada así, precisamente por lo reciente del evento que terminó de conformarla, cuando el Paricutín se sumó a los volcanes preexistentes, hace menos de 100 años.

Esta Cordillera atraviesa México aproximadamente a los 19° de latitud norte, conectando las islas Revillagigedo del océano Pacífico con el Golfo de México, lo que incluye a lo largo de su trazado las cumbres más altas existentes en los estados de: Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, México, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala, Puebla y Veracruz. Esto permite considerar al país como eminentemente volcánico.

Vale mencionar algunos de los más conocidos entre los  numerosos volcanes que forman parte de este rasgo geográfico:  Popocatépetl, Colima, Toluca, Matlalcueye o Malinche, Pico de Orizaba o Citlaltepetl, y por supuesto el propio Paricutín que hoy nos ocupa.

¿A qué se debe su nombre?

El volcán Paricutín- cuyo nombre algunos pronuncian Parícutin- ha sido denominado así por los habitantes locales, los indios tarascanos, quienes hablan el dialecto purépecha. En ese dialecto Parhíkutini significa  ‘lugar al otro lado’ , no quedando muy claro respecto a qué se refiere ese “otro lado”.

Como quiera que sea, es el volcán más joven del mundo, y se considera una de las Maravillas Naturales del mundo.

¿Qué dice la Geología respecto al surgimiento de este volcán?

Como todos los grandes accidentes geográficos que constituyen la superficie terrestre, el Eje Neovolcánico responde a causas profundas que están bastante bien explicadas a través de la Tectónica Global.

En este caso, los eventos tanto sísmicos como volcánicos que son comunes en México, responden a su localización en una zona de contacto entre placas.

En efecto, al oeste el país llega a verse afectado por la Falla de San Andrés, emergente de desplazamientos divergentes entre la placa Pacífica y la Norteamericana; y transformacionales de la placa de Juan de Fuca y otras menores; y al sur  por el fenómeno de subducción de la placa de Cocos bajo la Americana. Todos estos fenómenos los iremos viendo en detalle en el blog, pero su sola mención ya nos permite suponer el por qué de tanta agitación en la dinámica endógena.

¿Qué tipo de volcán es?

Es un estrato volcán, es decir que presenta capas sucesivas de distintos materiales expulsados en diferentes episodios.

En cuanto al tipo de erupciones, han sido dominantemente estrombolianas, vale decir de violencia moderada.

Tanto la clasificación de los volcanes como la de las erupciones son temas que analizaremos en detalle en algún post en el futuro. Por ahora, créanme, que no les miento.

¿Por qué es tan interesante la historia del Paricutín?

Por muchas razones, la principal de las cuales es que se trata del único volcán cuyo nacimiento ocurrió ante la vista de los pobladores y pudo documentarse hasta con filmaciones.

Además, durante el tiempo de su actividad, fue posible hacer el seguimiento de la forma en que  crecía y evolucionaba el cono a través de las sucesivas erupciones, lo que permite contar hoy con perfiles que pueden compararse  entre sí, como pueden ver en la figura que acompaña estas líneas.

Perfil ilustrando cómo evolucionó el volcán a través de sus erupciones.

 Hasta aquí llegamos en esta primera parte del post, en la siguiente, que podrán leer el próximo lunes, les contestaré  las siguientes preguntas:

¿Cuándo y cómo se registró la primera erupción?

¿Qué pasó después con ese volcán?

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post fue tomada de este sitio, y la figura interna, de Imágenes Google.

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo