Entradas con la etiqueta ‘tiempo geológico’

El concepto de tiempo en Geología

imagen1reloj-de-arenaHace algún tiempo, y a pedido del Pulpo, les presenté un marco referencial del tiempo para los cambios geológicos.

En esa oportunidad ya les adelanté que hablaríamos del tiempo más de una vez, tanto por su importancia como por su interés. Y ahora ha llegado el momento de presentar un nuevo post sobre ese tópico tan apasionante.

¿Qué es el tiempo?

Si lo analizamos a fondo, el tiempo no es otra cosa que un concepto, una abstracción, una idea.

Por eso mismo, si uno no está pensando en adentrarse por los caminos de la filosofía ni la metafísica, el primer gran escollo, es la dificultad real de medir algo que no es concreto.

Para salvar ese problema, el ingenio humano lo materializa a través de eventos, hechos o acontecimientos que ocurren en él.

Así, por ejemplo, un año -que se entiende como medida de tiempo- en realidad está comprendido entre dos sucesos que marcan un ciclo medianamente regular: los dos pasajes sucesivos de la Tierra por el mismo punto de su órbita alrededor del Sol.

Hay otras formas de medición, tales como considerar una hora igual al tiempo requerido para que la arena de un aparato especialmente diseñado (el reloj de la figura) pase desde una parte a la otra del mismo.

Y de nuevo, para aprehender el concepto de tiempo, necesitamos llenarlo de acontecimientos que lo representen.

¿Qué es el tiempo para la física Newtoniana?

Isaac Newton escribió que el tiempo…” fluye igualmente sin relación con nada externo”. Si uno cuestiona en profundidad ese aserto, la independecia de toda entidad externa, le permitiría tanto ser uniforme como variable, ya que no hay patrón comparativo.

Noción un tanto incómoda, sobre la cual se caminó en puntitas de pie durante mucho tiempo, ya que era más confortable imaginar el tiempo como algo inmutable, seguro y referencial en sí mismo.

Claro, hasta que vino Einstein a embarrar la cancha. Cancha que hoy está más cuestionada que nunca por el tema de moda de los neutrinos, pero ésa es otra historia que por hoy no vamos a tocar…

En cambio, nos quedaremos por ahora con ese primer sacudón de estantería que le debemos a Albertito, el despeinado.

¿Qué es el tiempo en la Teoría de la Relatividad?

En primer lugar digamos lo que NO es. Después de la formulación de la Teoría, el tiempo dejó de ser una noción absoluta e invariable.

Pasó en cambio a convertirse en una cuarta dimensión, dependiente en parte de un marco de referencia, como por ejemplo la posición del observador.

Además depende de las velocidades implícitas y las masas involucradas. Ahora bien, cuando el marco referencial es un único cuerpo planetario, la variación del tiempo es imperceptible, y es con esa premisa que nos manejamos en la medición del tiempo en Geología.

¿Qué es para la Geología?

La Geología se interesa en el tiempo como una continuidad de cambios que van perfilando las características del planeta que habitamos, y abarca intervalos que escapan a la percepción corriente.

En efecto, la historia conocida del planeta se remonta, según los cálculos actuales, a unos 4.500 millones de años, intervalo que no es fácil de imaginar ni dimensionar.

Pero lo más interesante, aunque problemático,  de este tema, es que ese larguísimo tiempo transcurrido sólo puede reconocerse a través de los registros  o huellas que dejan los eventos que ocurren en él.

Y allí es donde se complica todo más de lo que parece a simple vista.

Porque se suman los siguientes elementos:

  • Durante largos períodos pueden ocurrir cambios casi imperceptibles que no dejan marcas visibles.
  • Puede que haya marcas que no perduran en el tiempo, pues la erosión, la tectónica, eventos catastróficos, etc,. tienen una gran capacidad para obliterarlas.
  • Puede que las marcas estén y no se las encuentre, porque están en lugares inaccesibles o inexplorados.
  • Puede que las marcas se encuentren y no se interpreten de manera correcta.
  • Puede que en un breve intervalo se sucedan eventos de tal magnitud que los registros se sobreimpongan unos a otros, enmascarando los sucesos que marcan el transcurso del tiempo.

Por todo eso, si volvemos a la enunciación original de este post,  (el tiempo es una concepción abstracta) entendemos por qué la Geología tiene tanta dificultad para interpretar el tiempo, cuando no hay un registro más o menos continuo de las marcas que dejan los eventos que acontecen en él.

Por eso, también, los geólogos deben recurrir a “relojes” que les son propios.

¿Qué son los relojes geológicos?

Se usa esta denominación en sentido lato para designar a todos los medios que permiten establecer relaciones temporales entre los acontecimientos geológicos reconocibles.

Así hay relojes estratigráficos, paleontológicos, tectónicos, isotópicos, etc., etc., que permiten hacer dataciones relativas (las que establecen secuencias de eventos comparando si son “más viejos” o “más jóvenes”) y dataciones absolutas, que asignan un número de años definido a un material o a un proceso.

Pero esto ya abre muchas disquisiciones más que me obligan a decirles:

…Continuará…¡chán… chán!

Espero que estén de acuerdo conmigo en que este tema se las trae y espero también que hasta aquí les haya gustado.

Por eso mismo los espero de regreso en el blog. Un abrazo. Graciela

La figura que ilustra el post la tomé de este sitio

Las eras geológicas – Cuadros referenciales del tiempo geológico

imagen1-del-iugsCon muy buen criterio, Pulpo ha comenzado a reclamarme que presente un cuadro con las eras geológicas, de modo que pueda referirlos a él en los diversos posts en que casi sin darme cuenta, voy deslizando edades de procesos, y usando términos con los que ninguno de los lectores no profesionales tiene por qué estar familiarizado.

Así pues, les presento dos opciones que serán dos guías de ubicación en el tiempo, en dos niveles diferentes de detalle.

Lo que embebo en Scribd es tomado de la Comisión Estratigráfica Internacional, publicado en agosto de 2008 por la International Union of Geological Sciences, que por su grado de detalle sirve también para los colegas y estudiantes avanzados.

Is Chart 2009 by Graciela L. Argüello on Scribd

En este caso, los lectores legos pueden quedar un poco perdidos por la multitud de nombres, y porque tal vez no sepan a qué se aplica cada uno de ellos.

Para salvar esa dificultad, subo también un cuadro muuuuucho más simplificado que encontré en la red, que sirve simplemente como referencia general, y que no me pertenece, razón por la cual, si alguien lo reconoce como propio, por favor, sólo me avisa y pongo los correspondientes créditos. Yo lo encontré sin detalles de autor, en uno de tantos sitios de copy paste, que por eso mismo no me aclara las dudas sobre quién lo creó.

Por mi parte, yo he preparado para mis lectores, un tercer cuadro, con un grado intermedio de complejidad entre los dos que subo hoy, pero para su mejor comprensión, lo reservo para un momento futuro en que ya les haya explicado algunas cositas previas en diferentes posts.

Repito, lo de hoy es una marco referencial que me ha sido reclamado, para que vayan reconociendo las relaciones de tiempo entre diversos eventos que vamos mencionando, pero el tema tiempo y Geología es de una riqueza que nos convocará muchas veces, ya lo verán.

imagen1

Para este cuadro, cuyo autor desconozco, quiero hacer la salvedad de que el término Cretáceo sólo es empleado por los que más literalmente traducen el término inglés Cretaceous, los demás, es decir la mayoría de los geólogos hispanoparlantes, preferimos seguir la tónica de toda la nomenclatura y usamos el término Cretácico, que se asimila mejor en el contexto de términos como Jurásico, Triásico, etc.

Estoy ilustrando el post con el logotipo de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas, para hacer justicia con la fuente de la que he tomado el cuadro estratigráfico que ven por Scribd

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo