Entradas con la etiqueta ‘Sismos’

Ei terremoto en México. Septiembre de 2017.

sismo mexico

Una vez más debo apartarme de mi programación habitual, puesto que ha ocurrido un evento sísmico que no puedo menos que tratar de explicar de manera sencilla.

¿Dónde, cuándo y cómo tuvo lugar el terremoto?

El sismo tuvo lugar a las 23h 39 minutos de la hora de México, el día 7 de septiembre de 2017,  en las proximidades de la localidad de Chiapas, y debido a su magnitud, se sintió también en todo el resto del país e inclusive en Guatemala.

Se trató de un movimiento de profundidad intermedia (58 km) y magnitud 8,2 de la escala Richter. Su epicentro se ubicó a 109 kilómetros al suroeste de El Palmarcito, y a 228 kilómetros al suroeste de Tuxtla, Gutiérrez.

Se han registrado desde entonces y hasta el momento en que escribo este post, hasta 132 réplicas, nueve de las cuales superaron los 5 grados Richter.

Se ha observado también un aumento en el nivel del mar del orden de un metro, y se considera el sismo de mayor magnitud que se haya registrado en los últimos cien años en México.

El recuento de víctimas humanas estaría ya superando la treintena.

¿Por qué se habla de efectos luminosos?

Se trata de luces que se observaron antes, durante y después del evento, en la baja atmósfera. Ya desde 2001  se tiene una explicación para este fenómeno que se viene describiendo desde hace varios siglos, pero que por la imposibilidad de registrarlo en esa época, fue atribuido a mitos, leyendas, y hasta a sugestión.

Hoy en día se asume que estas luces son causadas por ciertas propiedades eléctricas de las rocas, que se ven afectadas por la tensión mecánica que tiene lugar durante esos movimientos repentinos de las placas tectónicas que se manifiestan como terremotos.

Durante la última década, los especialistas están intentando analizar estadísticamente la ocurrencia de estos fenómenos, pues prometen ser  una manera más de predecir los movimientos telúricos. Esto es por el momento motivo de investigación, ya que se requiere sistematizar una información a la que se le prestó poca atención hasta no hace mucho. Adicionalmente, otros fenómenos atmosféricos pueden enmascarar su verdadero significado, de modo que es un campo promisorio, pero todavía no se incluye oficialmente entre los métodos de detección precoz de sismos.

¿A qué se debió el sismo?

Según la información preliminar, que seguramente los geólogos de la zona podrán completar un poco más en los próximos días, el sismo de  México, occurrió como resultado de un fallamiento normal o directo, de profundidad intermedia.

Podría deberse tanto a un deslizamiento de bajo buzamiento hacia el sudoeste, o bien a un desplazamiento de alto ángulo a lo largo de una falla de rumbo NW-SE.

Cualquiera sea el movimiento dominante, la causa última es la subducción de la placa de Cocos bajo la Noreamericana, que ocurre con velocidad aproximada de 76 mm por año.

No obstante, cabe consignar que debido a las características de ubicación, profundidad y mecanismo de fallamiento normal, este sismo sería más asimilable a un fenómeno de intraplaca que a los de la zona de contacto propiamente dicho, entre placas adyacentes.

¿Por qué es México un  territorio tan altamanente sísmico?

Durante el siglo pasado, la región que hoy nos ocupa ha sobrellevado al menos otros siete terremotos de magnitud superior a 7 en la escala Richter, pero no todos se deben a la subducción, ya que en México, a lo largo de su costa oeste, ocurren interacciones de al menos cinco placas de distintos tamaños, pero igulamente inquietas.

Ya con motivo del sismo de 2010, yo les expliqué que ese acontecimiento tenía un origen que no se relacionaba con fenómenos de subducción, sino de otra clase de contacto, en el que las placas se   desplazan lateralmente en lo que los geólogos llamamos un límite transformante.

Un ejemplo de este tipo de límite es el famoso sistema de fallas de rumbo de San Andrés.

Así pues, comprendemos por qué este lugar del planeta es uno de los más activos sísmicamente, porque cuando una placa no se mueve bruscamente, otra lo hace.

¿Por qué hay alertas de tsunami?

Porque la placa de Cocos es una placa oceánica, y al estar buscando una nueva posición de equilibrio, puede generar maremotos o tsunamis.

No obstante, debido a la vigilancia permanente del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico, y otras instituciones, nada debería ocurrir sin que se tomen las previsiones del caso, y sólo cabe recordar a la población que seguir las indicaciones de las autoridades es su mejor opción.

¿Qué cabe esperar ahora?

Debo repetir una vez más, como en tantos otros posts, que seguramente la zona estará temblando algún tiempo, porque todo el rompecabezas de las placas cercanas debe reajustar su posición, en un nuevo estado de equilibrio.

No obstante, como siempre les digo, una vez  que se ha roto el silencio sísmico, la mayor parte de la energía acumulada ya ha sido liberada, de modo que lo que viene debería ser de magnitud siempre decreciente, al menos en teoría.

Las zonas aledañas a las placas que se contactan con la de Cocos, sobre  los bordes Pacíficos, seguramente serán las que más deban acomodarse, y tendrían las mayores probabilidades de ocurrencia de otros eventos.

Hay también un efecto posible,  del que no he hablado otras veces porque todavía no les había contado algo que les permitiría comprenderlo mejor.

Como ahora ya les he subido el post que necesitan leer para entender lo que sigue, voy a comentarles este posible efecto a largo plazo. Pero vayan a leer este post primero, así nos entendemos mejor.

Si ya leyeron el post que les indiqué arriba, saben que uno de los movimientos planetarios es el Período de Chandler, que se conoce desde el S XlX y que incluye desplazamientos del eje terrestre de no más de 9 metros, en respuesta a los movimientos de grandes masas (como las placas tectónicas) sobre su superficie.

En conclusión, este sismo de gran magnitud podría haber ya provocado algún cambio ligero en la posición del eje, lo cual a largo plazo también podría incidir en algún grado, en el cambio climático que forma parte natural de la historia del planeta.

Un abrazo y hasta el lunes, Graciela

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio. Corresponde al Servicio Geológico de Estados Unidos.

El terremoto de Chile, 25 de Diciembre de 2016

Imagen1sismo chiloe

Otra vez una sorpresa, que me pone a trabajar en plena Navidad. Esta vez se trata del terremoto que acaba de tener lugar en Chile.

¿Cómo, cuándo y dónde ocurrió el evento?

Según la información accesible, el sismo ocurrió en la localidad de Quellón, en el sur de Chile, a las 11.01 hora local, con epicentro a 28 kilómetros al suroeste de dicha comuna, y a 1.284 kilómetros aproximadamente, de Santiago de Chile. Sus efectos se sintieron en numerosas localidades del sur de Argentina, pero afortunadamente no se registraron víctimas fatales, ni a uno ni a otro lado de la frontera internacional. Existió por algunas horas una alerta de tsunami, que determinó la evacuación del lugar, hasta la posterior cancelación de la medida preventiva.

¿Dónde queda la localidad de Quellón y qué características tiene?

Quellón se encuentra en la Región XII o de Los Lagos, en Chile, y ocupa aproximadamente un  tercio de la Isla Grande de Chiloé, por su parte sur. La capital de la comuna se llama también Quellón.

Existe un cierto desacuerdo respecto al origen del nombre, que podría provenir de la palabra mapudungun lon, un arbusto abundante en el lugar y conocido como maqui en castellano; o bien del término kellun, que significa ayudar, con lo que Quellón sería “lugar de auxilio”, y podría relacionarse con las condiciones de navegación y climáticas bastante extremas en la zona.

La población es escasa porque la mayor parte del terreno está conformado por bosques muy densos, que han dado lugar a la creación de reservas privadas, como el Parque Tantauco y el Parque El Pudú.

El pueblo mismo de Quellón fue fundado en 1905 por la Compañía Destilatoria Quellón, (cerrada en 1952), que explotaba los bosques para producir alcohol a partir de la madera. Originalmente, las únicas vías de comunicación existentes eran: una corta línea ferroviaria de trocha angosta, construida por la compañía para unir la destilería con el puerto, y el propio mar. Sólo a partir de 1966  se completó la Carretera Panamericana, que conecta el área con el resto del continente.

Hoy en día, Quellón es el principal puerto de la Isla de Chiloé, y su economía se basa en la extracción de productos de mar.

¿A qué se debió la ocurrencia del sismo?

Como ya lo he dicho varias veces, la causa última es el movimiento brusco a lo largo de un contacto entre placas que se acercan entre sí, en el fenómeno conocido como subducción. En este caso, están afectadas tanto la placa de Nazca, como seguramente la Antártica, debido a la latitud del hipocentro, las cuales se hunden bajo la placa Sudamericana, que yace al este de ellas.

Este fenómeno ya lo he explicado en otros posts, de modo que les sugiero seguir los links que aquí les incluyo, para no verme obligada a repetir cosas ya dichas, porque quiero en cambio, agregar otros nuevos detalles, al conocimiento que ustedes vienen adquiriendo en sus visitas a mi querido blog.

¿Qué características geológicas se describen en el evento?

Los principales datos son:

Región más afectada: Los Lagos, Chile.
Coordenadas aproximadas del epicentro: 43.36 latitud S y  73.80 longitud W.
Profundidad del hipocentro: alrededor de 47 km, lo cual corresponde a un terremoto somero, si se acepta que el límite entre éstos y los intermedios se sitúa alrededor de los 60 km, tal como se menciona en mucha bibliografía.

Magnitud Mw: 7,7 de Richter.

¿Qué significa el símbolo Mw que mencionamos más arriba?

En un comentario dejado en el post relativo al terremoto de Chile que les mandé a leer antes, alguien preguntó por qué razón diferían los números de las magnitudes citadas por los diarios, y hubo quienes afirmaban que se trataba de “mentiras políticas”. En ese momento ya les adelanté que no existía un concepto único para el valor de la magnitud, ya que hay diversas maneras de medirla, y por ende las designaciones cambian.

Es pues el momento de comenzar a hablar del tema.

En principio, debemos aclarar que la elección del método a aplicar para estimar la magnitud de un sismo dado no es caprichosa, sino que responde a las restricciones impuestas por el propio sismo- ya que cada método sólo es aplicable para determinado rango de energías liberadas- y por la aparatología disponible, porque cada magnitud a medir se hace con determinados tipos de sismómetros. No hay pues intencionalidad “política”, como las teorías conspirativas de turno tienden a afirmar.

Es corriente, además, que se informe rápidamente sobre una magnitud apenas estimada, antes de alcanzar la mayor precisión de los datos, simplemente porque, como en el caso de Chile, es vital contar con información inmediata, a los fines de establecer si corresponde o no una alerta por tusnamis. Pesa más en tal caso la premura que la precisión. Luego se corrigen los valores a reportar, cuando las decisiones urgentes ya se han tomado.

En el caso que nos ocupa, la magnitud que se informó, de valor Mw= 7,7 es la conocida como Magnitud del momento del terremoto, la cual se calcula multiplicando la rigidez de la superficie afectada, por la cantidad promedio de deslizamiento sobre la falla involucrada, por la extensión del área que se desplazó.

Este valor es utilizado para rangos sísmicos de magnitud de terremoto mayor que 3.5, y se puede aplicar sobre sismómetros dispuestos a cualquier distancia del epicentro.

¿Cuál es la historia sísmica de la región afectada?

Los principales antecedentes registrados en tiempos históricos, para la XII Región de Chile incluyen:

  • El sismo del 31 de julio de 1893, conocido como Terremoto de Punta Arenas de 1893, que tuvo magnitud 6 y produjo 16 muertes humanas.
  • El terremoto del 17 de diciembre de 1949, a las 2:53 hs, conocido como Terremoto de Tierra del Fuego de 1949, que tuvo magnitud 7,8 y produjo 8 muertes, y
  • el terremoto de 1960, que afectó toda la costa chilena, principalmente por el posterior tsunami. Este sismo determinó que la mayor parte de la población de la XII Región, que por entonces ocupaba con palafitos la zona costera, fuera trasladada a partes más altas donde hoy se encuentra la ciudad.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.:La foto que ilustra el post es de este sitio

El sismo de San Juan, del 20 de Noviembre de 2016

sismo sanjuanHoy estaba pacíficamente disfrutando mi tarde de domingo, cuando el sofá en el que estaba cómodamente leyendo, se encabritó, y mis llamadores de ángeles comenzaron a repicar. Señal de que debo comunicarme con el sitio del Inpres y averiguar dónde fue el sismo cuyas causas tengo que analizar para poder explicarlas a mis lectores. Y allá vamos…

¿Cómo y cuando tuvo lugar el evento sísmico?

El terremoto ocurrió el 20 de noviembre de 2016 a las 17 h 57′ hora local. Su magnitud fue de 6.4° Richter y la profundidad de su hipocentro se calcula en 115,8 km según el USGS, aunque el Inpres la estima en 130. Las coordenadas del epicentro son: 31.643° latitud sur y 68.765° longitud oeste, lo que lo ubica  en las proximidades de la ciudad de San Juan, y a unos 36 kilómetros al oeste de la localidad de Caucete, tristemente célebre por otro evento sísmico anterior. Todo dentro del Valle de Zonda.

A este primer temblor siguieron casi inmediatamente, al menos tres réplicas, hasta el momento en que escribo esto. Afortunadamente, pese al temor generalizado, no se ha informado que existan víctimas  humanas ni daños materiales, aunque se sintió claramente en lugares tan distantes como Mendoza, Córdoba y hasta Buenos Aires en el lado argentino; y por la parte chilena, en las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, 0’Higgins y Metropolitana, incluido Santiago.

¿Dónde queda el Valle de Zonda?

Se trata en realidad de una parte deprimida del departamento homónimo, que se encuentra ubicado en el centro sur de la Provincia de San Juan, y distante aproximadamente 20 km de la ciudad capital. Ocupa unos 2.905 kilómetros cuadrados, y posee un relieve netamente montañoso, enclavado en la precordillera.

Debe su nombre al idioma indígena, en el que Zonda significa “cielo alto”, y designó originalmente al viento cálido característico de San Juan. Por extensión, toda la zona tomó el nombre de ese viento.

¿Es una zona sísmica?

Efectivamente, en esta región, se identificaron distintas líneas de debilidad, representadas por trazas de falla que afectan depósitos cuaternarios, en los que interactúan dos frentes morfoestructurales de rumbo meridional y vergencia opuesta. El valle queda encerrado hacia el oeste, por la Precordillera Central con vergencia hacia el este; y en el levante, por la Precordillera Oriental con vergencia hacia el oeste.

¿Por qué se trata de una zona tan activa?

Porque está regida por la dinámica propia del contacto entre la placa  de Nazca, en subducción, que se mueve acercándose a la Sudamericana, bajo la cual se hunde.

Ese proceso de convergencia entre placas, y la subducción resultante, son responsables del levantamiento de la Cordillera de los Andes, y de la cadena volcánica incluida en ella.

Si se considera a la Sudamericana como una placa relativamente en reposo, la de Nazca se desplaza hacia el noreste, a una velocidad de entre 70 y 80 mm anuales, según se mida más al sur o más al norte, respectivamente. Esta velocidad es superior al promedio calculado para todas las placas que conforman el rompecabezas tectónico, y que es del orden de los 25 mm por año.

La sismicidad del área de Cuyo es frecuente, pero por fortuna de baja magnitud, aunque en su conjunto, el área andina proporciona aproximadamente el 15% de la energía total liberada anualmente por todos los terremotos del planeta.

¿Qué otros eventos sísmicos tuvieron lugar en la zona en tiempos históricos?

El más próximo en el tiempo, fue el terremoto de Caucete, acontecido el 23 de noviembre de 1977, que llegó a provocar daños menores en sitios tan alejados como Cördoba, Río Cuarto y Buenos Aires. Afortunadamente, por tratarse de una población muy pequeña, sólo hubo un número reducido de víctimas, pese a que la precariedad de las construcciones determinó daños materiales  muy significativos.

Muchos años antes, tuvo lugar el terremoto de San Juan del 15 de enero de 1944, que fue de verdad muy luctuoso y dio lugar a una reconstrucción edilicia, en la que por primera vez se aplicaron en el país los criterios de urbanización sismorresistente, aunque claro, según la metodología por entonces conocida, y hoy ya ampliamente superada.

¿Qué puede esperarse ahora?

Como ya he dicho muchas veces, la zona debe reacomodarse hasta alcanzar una nueva situación de equilibrio que resulte relativamente duradera. Por ello, y por ser tantas las fallas presentes en el lugar, movimientos menores no deberían sorprender a nadie.

Por otra parte, por la topografía propia de la Precordillera, todos los fenómenos de remoción en masa son también posibles y hasta diría probables.

Y en un panorama más amplio, las dos placas involucradas, también deberán reajustar su equilibrio, a través de movimientos posiblemente menores, porque ya algo de energía se ha disipado en este sismo.

En las zonas volcánicas, los movimientos magmáticos seguramente verán también interrumpido el statu- quo, y puede haber algunos cambios, si nuevos caminos se han abierto, cerrado o modificado en el desplazamiento de las fallas de hoy.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de la página del USGS (United States Geological Service).

 

 

Breve comentario sobre el sismo en las proximidades de Carlos Paz.

Imagen1carlsopazNo hace mucho se produjo un sismo de mayor magnitud que el de anoche, en las proximidades de Deán Funes, y con ese motivo subí un post en el que expliqué varias cosas que vienen de nuevo a cuento hoy.

Como no quiero repetirme, les paso el link para que vayan a leerlo ahora y tomen de él todo lo que es de nuevo aplicable a lo acontecido anoche.

Pero como siempre es posible dar una vuelta de tuerca a cada tema, dada la gran complejidad de los sistemas geológicos, hoy agrego un par de cositas que no había dicho antes.

¿Cuáles son los datos objetivos del evento?

Se trató de un temblor de intensidad y magnitud bajas, pero se sintió hasta en la ciudad de Córdoba porque fue de hipocentro muy próximo y  relativamente escasa profundidad (aproximadamente 49 km).

El epicentro se situó a unos  9 km al sur-este de Villa Carlos Paz, entre esta ciudad y el área de Falda del Cañete, distante a unos 30 km de la capital provincial. La zona corresponde a la provincia geológica de Sierras Pampeanas de Córdoba y San Luis, más específicamente en la zona del cordón de las Sierras Chicas.

La magnitud fue de 2,7 grados en la escala Richter, y la intensidad, aproximadamente II en la escala Mercalli.

El movimiento se produjo a las 00:12:49 hs y sólo duró unos pocos segundos.

¿Qué significa la Intensidad II en la escala de Mercalli modificada?

Como expliqué en uno de los posts cuyos links he ido señalándoles más arriba, la intensidad solamente observa los efectos posteriores al sismo, tanto sobre los seres vivos como sobre las construcciones y las estructuras y condiciones geológicas.

En este caso, los efectos observables para un grado II son realmente mínimos, tanto que solamente lo perciben las personas en reposo, las que tienen alteraciones nerviosas, y/o son sismosensibles. Los animales también lo sienten, y puede observarse la oscilación de lámparas y otros objetos colgantes, sobre todo en edificios altos. Algunos elementos pueden balancearse, por ejemplo las cortinas, los cuadros, etc. En realidad en estos casos, se observan movimientos relativos al marco referencial, como les conté al hablar de los sismógrafos y sismoscopios

Eventualmente algunos objetos de poca masa pueden deslizarse también. Y no hay mucho más que decir al respecto.

¿El origen del sismo se relaciona con el anterior en Deán Funes?

Sí, en términos generales, lo que les conté en ese momento es aplicable también aquí, de modo que no voy a abundar en este momento.

¿Hay una mayor frecuencia de sismos en este último tiempo?

No, en realidad no la hay, sucede que con nuestro habitual egocentrismo, al producirse cerca, lo notamos y pretendemos generalizar lo que es nuestra personal percepción.

De hecho, es tan habitual que ocurran movimientos telúricos, que casi todo el tiempo está ocurriendo alguno en algún lugar del mundo de alguna magnitud, aunque sea sólo perceptible por los instrumentos. Más o menos cada hora se produce un movimiento registrable en alguna parte del planeta.

Por esa razón, el Servicio Geológico de los Estados Unidos, que monitorea la red mundial de detección sísmica de manera continua, sólo publica en su página aquellos movimientos cuya magnitud supera los  5 grados Richter. Por debajo de esa magnitud sólo tienen notoriedad local, como pasó anoche.

A algunos de nosotros, los cordobeses nos dio tema para hablar, pero para el resto del mundo no existió, mal que nos pese.

¿Es preocupante que estos eventos se sucedan con tan poca diferencia en el tiempo?

Muy por el contrario, es un dato muy tranquilizador, ya que quiere decir que la energía se va liberando de manera inocua. Las placas están en movimiento constante, y sólo es alarmante cuando se traban y detienen por intervalos prolongados, porque es entonces cuando se acumula energía suficiente como para provocar un rebote elástico importante cuando finalmente vencen el obstáculo que las está reteniendo.

De hecho ese tiempo sin desplazamientos perceptibles en un sitio sísmico o perisísmico determinado, se conoce como “silencio sísmico” o “sombra sísmica”, y cuanto más se prolonga, más enciende las alertas, porque se sabe que cuando se reanude el movimiento, será de manera violenta.

En otras palabras, la falta de pequeños movimientos es “la calma que precede a la tormenta”, según dirían los marinos.

¿Qué deberíamos hacer si sentimos el sismo en un piso alto?

Nada, absolutamente nada, o a lo sumo, alejarnos de las ventanas que podrían romperse, o de estantes y bibliotecas, que nos podrían caer encima. Protegerse bajo una viga (en las aberturas, por caso) y esperar que pase.

Efectivamente, los sismos duran unos pocos segundos, de modo que intentar bajar por las escaleras es al cuete. Todo terminará antes de que lleguemos abajo, y correremos el riesgo de caernos, o de que una multitud en pánico nos arrolle.

Como siempre, la calma y el pensamiento frío, son nuestros mejores aliados, como en todos los órdenes de la vida.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.
Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.
P.S.: La imagen que ilustra el post es de aquí.

Algo más sobre el sismo del noroeste de Córdoba.

Imagen1sismodeanfunesEsta mañana recibí una llamada telefónica de la producción del periodista Federico Tolchinsky, para realizar un reportaje con relación al sismo que había tenido lugar a la madrugada en nuestra propia provincia.

La nota se hizo finalmente vía twitter, pero basándome en esas preguntas decidí hacer un post en el blog, porque me permite extenderme mucho más.

En primer lugar, les aclaro que muchos conceptos ya los he ido presentando en posts previos, que les invito a ver en el tag correspondiente, y que por supuesto no repetiré aquí.

Pero como la Geología da mucha tela para cortar, siempre pueden agregarse cosas, sobre todo cuando ya nos referimos a circunstancias locales y hechos particulares. Conversemos sobre eso entonces ahora, pero no dejen de seguir los links que les dejo para completar el tema.

¿Cuáles fueron las características del sismo?

El movimiento tuvo lugar en la zona noroeste de la provincia de Córdoba, alcanzando, según el Instituto Nacional de Prevención Sísmica, una magnitud de 5,8 grados en la escala de Richter.

El epicentro se produjo unos 67 kilómetros al noroeste de Dean Funes, más específicamente en las proximidades de Quilino y  a una profundidad de 47,4 kilómetros. Respecto a la ciudad capital, donde también se lo percibió claramente, la distancia ronda los 160 km.

Ocurrió pocos minutos después de las 3 de la mañana, duró alrededor de 15 segundos y tuvo una réplica de cierta importancia unas dos horas más tarde.

Si bien el sismo se sintió también en provincias vecinas como La Rioja, San Juan y Santiago del Estero, no se han reportado víctimas hasta el momento, y los daños estructurales son menores.

¿Es común que tengan lugar estos eventos en la provincia de Córdoba?

Aclaremos que pese a la creencia generalizada, Córdoba no está libre de sismicidad. Ya en otro post expliqué que estamos en una zona penisísmica (el prefijo peni significa casi, lo que equivale a decir que es zona casi sísmica) o perisísmica (peri significa “alrededor de” , es decir que se refiere a que es aledaña a zonas sísmicas), pero ahora puedo agregar algo más.

En estudios de riesgos geológicos, hay mapas que evalúan la peligrosidad sísmica asignando números que crecen desde el 0 hasta el 5, según aumenta dicha peligrosidad. En esos mapas, la provincia muestra áreas de valor 0 en la llanura y hasta 2 en la parte inmediata a la provincia de Catamarca.

El área serrana y periserrana y el sudoeste se han caracterizado históricamente con un valor intermedio de 1, pero ya son muchos los resultados de investigaciones en curso, que indican que  para el piedemonte y zonas vecinas el riesgo se ha subestimado, y debería asignársele el valor 2, que podría definirse como de peligrosidad sísmica moderada. El epicentro del evento de hoy cae dentro de esa área.

¿Existen antecedentes previos en la zona?

Sí, por lo menos deben mencionarse los terremotos de Deán Funes de 1908, con magnitud de 6,5 y de Cruz del Eje en 1955, con 6,7 grados, siempre en la escala Richter.

¿A qué se debió el terremoto?

La causa última se relaciona con la subducción de la placa de Nazca, pero como eso ya lo he explicado en otro post, hoy voy a hablar un poquito más sobre las condiciones locales.

En primer lugar, recordemos que el origen de las elevaciones montañosas puede ser erosivo, volcánico o tectónico, en términos generales. Los sistemas más extensos y elevados responden normalmente a la combinación de vulcanismo y tectonismo, y las Sierras Pampeanas no son la excepción.

Así pues, nuestras áreas serranas cordobesas están formadas por bloques resultantes de grandes fallamientos regionales que responden en sus causas profundas a las movilizaciones de las placas que ya les mandé a revisar más arriba; y que localmente se manifiestan como fracturas de rumbo norte- sur aproximado, a lo largo de las cuales se producen los desplazamientos que modelan las sierras, y que se observan muchas veces como resaltos topográficos que pueden seguirse por cientos de kilómetros.

La mayor parte de esas fallas se han movido recientemente (en geología, recientemente puede significar hasta un millón de años) y se consideran por ello,  todavía activas.

Al moverse las placas profundas, como ocurre con la subducción de la de Nazca bajo la Sudamericana, la energía se libera preferentemente a lo largo de las superficies de contacto entre los bloques fallados, que son las líneas de debilidad del paisaje.

Todas esas áreas afectadas por sistemas de fallas localizados en las Sierras, son las que se desplazan en los eventos sísmicos.

¿Tuvo este sismo relación con los eventos recientes en Chile y en Salta?

Sí, por supuesto, como lo mencioné en los correspondientes posts, esos sismos rompen un equilibrio que se restaura a través de nuevos acomodamientos, provocadores de otros terremotos. Les sugiero ir a revisar lo que adelanté en ese momento, sobre todo porque ya en octubre escribí que las Sierras Pampeanas podían verse afectadas.

¿Qué puede pasar ahora?

Ya sabemos que puede haber réplicas, pero son las que menos me preocupan porque en todo caso la energía se irá disipando y las magnitudes serían decrecientes, pero (y esto tampoco es la primera vez que lo advierto), hay que prestar atención a la posible ocurrencia de fenómenos de remoción en masa y flujos densos, como corrientes de barro, por ejemplo.

Esto puede pensarse por el hecho de que se han juntado una circunstancia predisponente, como la sobresaturación de los suelos de resultas de las intensas precipitaciones acontecidas, con un  agente disparador como son las vibraciones sísmicas.

Allí donde hay pendientes en equilibrios metaestables, debe ejercerse estrecha vigilancia.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.
Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.
P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio.

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo