Entradas con la etiqueta ‘Espeleología’

II Jornadas Nacionales de Espeleología – La Falda, Córdoba, 25 al 27 de Julio de 2013

 II JORNADAS NACIONALES DE ESPELEOLOGÍA
“Construyendo la Espeleología Argentina del Siglo XXI: oportunidades y desafíos”
Organiza la Unión Argentina de Espeleología de Espeleología (UAE) y la Sociedad Argentina de Espeleología (SAE)

Con el auspicio de la Municipalidad de La Falda y el Comité de Montañas de Argentina, la participación de Angel Graña vicepresidente de la Federación Espeleológica de América Latina y del Caribe (FEALC) y  el patrocinio de Caverna El Sauce.

Las II Jornadas Nacionales de Espeleología se llevarán a cabo en la ciudad de La Falda, provincia de Córdoba, en las instalaciones del salón “Leopoldo Marechal”, Sarmiento 92, La Falda. Leer el resto de esta entrada »

¿Qué diferencia hay entre estalactitas y estalagmitas?

Hoy vamos a intentar dilucidar un error corriente y dar respuesta a una duda común (¡hasta Harry Potter la tuvo!), que a veces se cuela inclusive entre los geólogos.

¿Es lo mismo estalactita que estalagmita?

No, obviamente, si no, no me estaría gastando en escribir un post para explicarlo, ¿no les parece?

Pero tampoco me voy a quedar con algo tan básico como decir que unas cuelgan y las otras están en el piso, ya que al tema se le puede sacar bastante más jugo, y a eso vamos.

¿Cuál es el origen de cada término?

Ambas palabras proceden del griego antiguo, y se relacionan entre sí ya desde ese remoto origen.

Estalactita deriva de  la palabra griega  Σταλακτίτης, que podríamos leer como stalactito, más o menos, y que a su vez deriva  de stalasso que significa gotear.

A su vez, estalagmita procede del griego Σταλαγμίτης que podríamos entender como  stalagmito y significa gota.

Esto ya nos está separando claramente una situación activa (gotear) de un resultado pasivo (gota); o si prefieren, una acción y un efecto. Eso es una buena pista de las diferencias, que explicaremos a continuación.

¿Dónde se encuentran las  estalactitas y estalagmitas ?

Ambas aparecen en las cavidades de la Tierra conocidas como cavernas, y según cuál sea el origen de esas cavernas, tendrán diferentes composiciones y ligeras diferencias.

Pero lo que es irrenunciable es su ocurrencia en cuevas o cavernas.

Las estalactitas cuelgan de los techos de esas cavernas, mientras que las estalagmitas se acumulan en sus pisos. Y ahora veremos cómo y por qué se generan.

¿Cuál es el proceso químico que da origen a ambas formas?

Esencialmente se trata de la depositación de las sales que el agua transporta en solución, cuando ocurren cambios en la presión, la temperatura o la saturación, cambios éstos que provocan la precipitación química de los solutos.

El fenómeno en detalle, para el caso particular del carbonato de calcio, con formulita química y todo, ya lo expliqué en el post acerca de la Caverna El Sauce, que les recomiendo que consulten ahora.

Pero les refresco un poco el concepto aunque no les repetiré las fórmulas. En el caso particular del carbonato de calcio, lo que sucede es lo siguiente:

Generalmente el carbonato cálcico está en la naturaleza en la forma del mineral calcita ( o su semejante, la aragonita), que es obviamente insoluble en agua pura, pero es muy fácilmente atacable por un ácido débil como el carbónico, que transforma el carbonato en bicarbonato, y éste sí es soluble y puede moverse con el agua.

Ahora bien, el agua, cuando se mezcla con dióxido de carbono, casi siempre presente en la atmósfera, o en el suelo mismo, se transforma precisamente en el ácido carbónico que convierte el carbonato en bicarbonato soluble.

Pero como el dióxido es gaseoso, sólo se mezcla con el agua cuando hay una cierta presión que así se lo exige. Tan pronto como la presión desciende, el gas escapa (el mismo principio de las burbujas de las bebidas carbonatadas como la coca) y el agua pierde la acidez, con lo cual ya no puede solubilizar el carbonato, y lo deposita como un sólido.

Tomen nota de esto, porque ahora lo aplicaremos en las estalactitas y estalagmitas.

Pero antes de seguir adelante, les aclaro que a veces son otros los materiales que constituyen las estalactitas,  que por ejemplo pueden  también ser de yeso, cloruros o mezclas. En esos casos, tal vez las fórmulas de las reacciones varíen un poco y la composición de los solventes puede requerir otras condiciones, pero en esencia, siempre se tratará de precipitaciones químicas debidas a cambios en la solubilidad por los factores que ya mencioné (presión, temperatura, saturación, mezclas, etc. De esto habrá otros posts)

Ahora sí:

¿Cómo es y cómo se forma una estalactita?

Una estalactita es un cuerpo aproximadamente cónico que pende del techo de una caverna, y que se forma como resultado de los depósitos minerales que transporta el agua, al filtrarse por las grietas de la roca.

La liberación del gas es rápida y se produce tan pronto como desaparece la presión de confinamiento cuando el agua cae (recuerden: gotear) desde el techo. Pero el depósito de mineral se hace en sucesivas y muy finas capas (como ven en la figura 1) que se van sobreponiendo unas a otras por crecimiento de estructuras “cono en cono”, pero por lo general, el propio descenso del agua mantiene en su circulación el canal central abierto, y el conducto por el que circula el agua, es observable.

Las estalactitas son muy frágiles, y pueden crecer a ritmos variables con  velocidades promedio de 1 cm cada 100 años. Esto les da una idea de lo importante que es una conducta respetuosa cuando se tiene la suerte de visitar una de esas cavernas adornadas con estalactitas y estalagmitas. No es cuestión de destruir en un segundo lo que la naturaleza elaboró en miles de años.

¿Cómo es y cómo se forma una estalagmita?

Así como el agua al gotear va dejando parte de su carga en el techo, esa misma gota, que todavía tiene sales residuales, suele depositarlas en el suelo, formando las estalagmitas. Debido a que el agua no circula ya tan confinada, la forma de la estalagmita deja de ser el cono agudo,  para pasar a ser uno bastante más redondeado, o afectar la forma de un montículo más achatado.

También desaparece el canal central, que ya no tiene ningún papel en la formación.

A lo largo de un tiempo suficiente, y siempre que haya aporte de sales, las estalactitas y estalagmitas pueden llegar a unirse entre sí, formando verdaderas columnas de acreción a las que se suele denominar tight sticks (bastones tiesos).

¿A qué se debe la confusión entre los términos estalactita y estalagmita?

A que todas – estalactitas, estalagmitas y columnas son espeleotemas.

Espeleotema (del griego spelaion= caverna o cueva) es la denominación genérica para todos los depósitos, sean de precipitación, o eventualmente de solidificación que se forman en el interior de las cavernas. Esto implica que hay además de los que ya les expliqué, otros cuerpos como las banderas, botroides, pisolitas, y muchos más que iremos conociendo en el blog.

De hecho, ya en el post de la Caverna El Sauce, parte 2, les expliqué dos espeleotemas: las cortinas y las helictitas.

¿Es importante distinguir una de otra?

Sí, es bueno estar alerta a las diferencias norfológicas de unas y otras, porque son interesantes pistas para las reconstrucciones geológicas de paisajes del pasado, y su historia.

Supongamos que se produce el colapso de una caverna y todos los elementos se mezclan. Por su fragilidad es muy probable que poco resulte reconocible, pero si por fortuna se puede encontrar un pedazo más o menos intacto del cuerpo original de la cueva, la presencia de estalactitas ( con canal y aguzadas) permitirá reconocer que ese trozo se ha desprendido del techo, aunque ahora esté en el piso entre restos de estalagmitas.

No olviden que los geólogos pasamos la vida interrogando a las rocas acerca de cuál ha sido su historia, y en este caso, reconocer una estalagmita de una estalactita, colocará a cada una en el lugar en el que estaban antes del desastre, y no tendrán coartada posible para negarlo.

 

Figura 1Tomada de Branson (1964)

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de una postal muy vieja, que atesoraba mi madre en una prolija carpeta que me entregó un par de años antes de partir. Por eso, pese a que encontrarán en la red mejores fotos, ésta es de un valor especieal, y data de la primera mitad del siglo XX.

Bibliografía.

Branson, C.; Tarr, W.; Keller, W.1964. Elementos de Geología. Ed. Aguilar  España. 653 pp.

 

La caverna El Sauce en Córdoba Argentina. Parte 2.

DSC08397La semana pasada, apareció ya la primera parte de este post, de modo que les recomiendo ir a leerla antes de ingresar en esta continuación.

¿Cuál es el marco geológico de la Caverna El Sauce?

La Caverna se encuentra en el contexto de la Provincia Geológica Sierras Pampeanas de Córdoba y San Luis.

Esta Provincia está básicamente formada por un sector de basamento que aflora constituyendo cordones serranos de dirección aproximadamente  N – S con un estilo tectónico de bloques basculados, limitados por fallas inversas reactivadas en el Cenozoico.

Las mayores alturas se encuentran en las Sierrras Grandes, y entre éstas y las Sierras Chicas, situadas en la zona más oriental, se disponen valles longitudinales, uno de los cuales es el Valle de Punilla, donde se localiza   la población de La Falda. La Caverna el Sauce se encuentra a unos 8 km al noroeste de esa ciudad serrana.

Los bloques aflorantes en las Sierras Pampeanas corresponden a un basamento metamórfico-ígneo, de edad entre precámbrica y paleozoica temprana, y los valles intermontanos longitudinales presentan relleno sedimentario del Terciario y Cuaternario.

La estructura general responde a lineamientos muy antiguos presumiblemente precámbricos hasta neopaleozoicos, con movilizaciones que parecen continuar hasta el propio Cuaternario.

La caverna que nos ocupa corresponde a un antiguo yacimiento de mármol, constituido por fajas calcáreas estratificadas de manera concordante a subconcordante con la esquistosidad de la metamorfita encajante.

Si bien las áreas explotables pueden alcanzar espesores de entre 100 y 15o metros, en ellas se incluyen siempre intercalaciones de otras metamorfitas, siendo los espesores promedio de los bancos individuales de mármol, del orden de 5 a 30 metros.

¿Cómo se descubrió la caverna El Sauce?

Precisamente durante las explotaciones de mármol como piedra ornamental, se descubrió, al despejar una pared mediante voladuras para su posterior extracción, que por debajo del área en tratamiento había una caverna.

Al descubrirse su magnitud y belleza, se suspendieron los trabajos extractivos para conservar el área como zona de turismo y protección paisajística. Sólo por cuestiones de seguridad se procedió a completar la extracción de aleros que habían permanecido colgantes en posiciones inestables.

¿Qué características tiene?

Es la Caverna conocida más larga de la provincia de Córdoba, con una extensión explorada de un kilómetro, y profundidad de 26 metros, de los cuales los 10 primeros están habilitados para la visita del turismo.

Su explotación turística se hace contemplando todas las normas de seguridad, y en cada uno de los talleres se establecen nuevas medidas para mejorar la misma.

Se la divide en tres circuitos, el primero, para el turismo general, el segundo para aquellas personas más osadas y para estudios que actualmente lleva a cabo la Sociedad Argentina de Espeleología (SAE), y la tercera es de absoluta preservación.

Sus numerosas grietas aseguran un suministro constante de aire fresco, de modo que no hay carencia de oxígeno respirable, pese al alto grado de confinamiento. A diferencia de muchas otras cavernas en el mundo habilitadas a la visita turística, no tiene grandes espacios, sino que sus accesos requieren reptar a veces, trepar o rodar otras veces, csai siempre en espacios muy estrechos, lo cual genera vivencias muy especiales.

También a diferencia de otros sitios, la antropización es mínima y la oscuridad absoluta, no hay allí instalaciones artificiales para iluminarla.

En determinados lugares, como el que aparece en la foto y que corresponde a una de las partes más amplias de la caverna, pueden verse rasgos propios de la circulación de una corriente de agua subterránea, que inclusive ha dejado marcado el sentido de su rotación, acorde al efecto Coriolis, que hace que el agua circule en sentido horario en el hemisferio sur. Ese sentido de circulación queda impreso en el mayor desgaste hacia la derecha de la foto, hacia donde es empujado el remolino resultante.

Otro rasgo curioso es que esta caverna carece de formaciones habituales en la mayoría de las cavernas, como son las estalactitas y estalagmitas, aunque hay otros espeleotemas como las helictitas, que ven en la foto 1.

foto 1 helictitas

foto 1 helictitas

¿Por qué no hay en ella estalactitas ni estalagmitas?

El tema de la formación y características de estalactitas y estalagmitas será tratado en profundidad en otro post, pero recuerden que ya les expliqué en la primera parte de este mismo post, que el escape de dióxido de carbono hace que se pierda la acidez del agua, lo cual devuelve el bicarbonato a su estado insoluble como carbonato, y de esa manera forma las concreciones de que aquí hablamos.

Sin embargo, en esta caverna en particular, debido a que el confinamiento del gas no es tan extremo, el depósito de concreciones no se produce por goteo, (lo que causa las estalactitas) sino que se va haciendo a lo largo de las grietas por donde circula el agua y por donde se libera el dióxido. Esto hace que los depósitos insolubles precipiten en forma de cortinas o banderas, apenas incipientes, y eventualmente reproduciendo las direcciones de las corrientes de aire presentes, lo que modela las helictitas.

SI ESTE POST LES HA GUSTADO COMO PARA LLEVARLO A SU BLOG, O A LA RED SOCIAL, POR FAVOR, MENCIONEN LA FUENTE.

P.S.: La foto que ilustra el post fue tomada por Dayana, quien ofició de fotógrafa para el blog.

La caverna El Sauce en Córdoba Argentina. Parte 1.

DSC08396

Ya con motivo de la participación del blog en el Tercer Taller Participativo de Rescate en Cavernas y Minas, les prometí mucha información complementaria, y ahora estoy comenzando a cumplir ese compromiso.

Dada la multiplicidad de aspectos a contemplar, este primer post se ha hecho muy extenso y por eso mismo lo he dividido en dos partes. Después vendrán muchos más sobre aspectos particulares que hoy se presentan muy someramente.

Pero dejemos ya la introducción y comencemos con los aspectos más básicos que harán comprensible la eventual visita a la Caverna, excursión que recomiendo sin dudarlo a todos los que aman el Turismo -aventura.

¿Qué es una caverna?

Una caverna, también conocida como cueva, y hasta a veces como gruta es una cavidad confinada o semiconfinada, de origen natural que forma parte del paisaje y responde a múltiples causas, que iremos conociendo lentamente en este blog.

Su morfología, profundidad, tamaño y grado de confinamiento es altamente variable, según los procesos que actuando juntos o individualmente le hayan dado origen primero, y modificado a lo largo del tiempo después.

Según esas características, puede ser en la actualidad o haber sido en el pasado hábitat de numerosas especies vegetales y animales, y hasta refugio de seres humanos.

Por eso las cavernas son sitios de interés para geólogos, paleontólogos, biólogos, arqueólogos y antropólogos, además de los espeleólogos que procediendo desde cualquiera de esas disciplinas, o como simples aficionados se dedican a su análisis, mapeo y exploración.

¿Qué tipos de cavernas existen?

Debido a que, como ya les expliqué alguna vez,  toda clasificación depende del criterio que se seleccione para establecerla, es importante señalar que en este caso me referiré a los distintos tipos de cavernas según su origen.

Así pues, según el proceso dominante que genera una caverna, ésta puede ser , en primera instancia reconocida como primaria o secundaria, según el criterio de Montoriol Pous (1973).

Una cueva es primaria o singenética cuando se ha formado al mismo tiempo que la roca en la que se establece, mientras que es secundaria o epigenética cuando son procesos posteriores los que horadan de alguna manera la roca preexistente.

Entre las primarias se encuentran fundamentalmente las volcánicas, de las que hablaremos en otro post, aprovechando la circunstancia de que he visitado por lo menos dos de ellas, en lugares muy diferentes y con características también muy disímiles.

Entre las secundarias, los procesos causantes son mucho más variados y a veces convergentes, siendo los más comunes  la meteorización, la erosión, la fusión y hasta el tectonismo.

Ejemplos de cavernas de meteorización son los taffonis en granito, que son comunes en algunas zonas de nuestra provincia, razón por la cual también serán motivo de futuros posts; ejemplo  de erosión son las kársticas y pseudokársticas, de las primeras de las cuales hablaremos hoy. También algunas grutas marinas tienen que ver con la erosión.

Los procesos tectónicos intervienen junto con la meteorización en los mencionados taffonis, y a veces pueden generar pequeñas cavidades por sí mismos. Las cavernas de fusión se generan en el hielo y también hablaremos de ellas alguna vez.

¿Dentro de qué grupo se encuentra la caverna El Sauce?

El Sauce es una caverna secundaria, y dentro de ellas, corresponde a las generadas por erosión, más específicamente por erosión química dominante, donde la roca resulta solubilizada por los líquidos circulantes por grietas y poros. Cuando se dan condiciones muy específicas, como es el caso de esta caverna El Sauce, la disolución es suficiente como para generar espacios por donde puede discurrir un río subterráneo.

Por ser ése el origen, y ocurrir en rocas calcáreas preexistentes,  el tipo específico de El Sauce es de caverna kárstica o de karstificación o carsificación propiamente dicha. La pseudokarstificación o karstificación en su sentido más amplio, sólo se distingue de la ss por tener lugar en otros materiales también solubilizables, como yeso, halita, etc.

¿Cómo fue su génesis?

Ya les he dicho que los procesos kársticos tienen lugar sobre rocas calcáreas, es decir calizas y hasta dolomías (las que contienen algo de Mg), compuestas fundamentalmente por carbonato de calcio, el cual resulta soluble en aguas ligeramente ácidas, y sobre todo con temperaturas medias a bajas.

Este fenómeno no tiene posibilidad de producirse si el agua es de pH neutro, pero esta cualidad raramente se da en la naturaleza, porque en la propia atmósfera, el agua de lluvia se carga de CO2 y forma ácido carbónico de composición CO3 H2, y pH menor que 7.

Aun cuando la cantidad de CO2 que se carga en la atmósfera sea demasiado exigua para generar la acidez necesaria, también hay fuentes de ese compuesto en el propio suelo, donde se genera por actividad biológica de bacterias y fauna del suelo,  y por la respiración de las propias raíces.

Lo concreto, es que ese ácido carbónico resultante de la combinación del agua y el dióxido de carbono, reacciona a su vez con el carbonato de calcio, (que forma las rocas calizas) generando un carbonato ácido, o bicarbonato de calcio, que es soluble, y se moviliza por los poros y grietas, dejando espacios vacíos que crecen a lo largo de cientos, miles o millones de años hasta formar las cuevas que hoy nos ocupan.

CO3 Ca (carbonato de calcio insoluble)+CO3 H2 = (CO3 H)2Ca (bicarbonato soluble)

El CO2 tiende a escapar en forma de gas cuando se libera de la presión que lo mantiene disuelto en el agua, fenómeno muy interesante porque es el que produce las precipitaciones de que hablaremos más adelante, vayan tomando nota.

Creo que por hoy tenemos ya bastante, de modo que para la semana próxima, quedarán las respuestas a las siguientes preguntas, que serán el tema de la segunda parte de este post:

¿Cuál es el marco geológico de la caverna El Sauce?

¿Cómo se la descubrió?

¿Qué características tiene?

¿Por qué no hay en ella estalactitas ni estalagmitas?

Bibliografía

Montoriol-Pous, J. 1973. Sobre la tipología vulcanoespeleogénica. Act. III Simp.Espeleol: 268-273.

SI ESTE POST LES HA GUSTADO COMO PARA LLEVARLO A SU BLOG, O A LA RED SOCIAL, POR FAVOR, MENCIONEN LA FUENTE.

P.S.: La foto que ilustra el post fue tomada por Dayana, quien ofició de fotógrafa para el blog.

Locos por la Geología en el Tercer Taller Participativo de Rescate en Cavernas y Minas.

taller-participativo-rescate-en-cavernas-027Hoy voy a contarles una experiencia personal, que además será el puntapié inicial de una serie de posts relacionados con el tema

Hace un par de semanas, me vi honrada con la invitación a participar, en mi calidad de “geoblogger”, si me permiten el neologismo, y también como docente universitaria, del Tercer Taller Participativo de Rescate en Cavernas y Minas, y hoy vengo en un primer post a contarles los detalles del encuentro.

Después seguirán otros posts, donde aprovecharé para explicarles las características geológicas y la génesis de la caverna donde se realizó el simulacro de rescate, y me adentraré en más información espeleológica, pues son todos temas igualmente apasionantes, sin ninguna duda.

Y habrá también lugar para mis impresiones personales y vivencias, en mi otro blog: ¿Y si hubiera una vez?

El Taller fue organizado por la Agencia Córdoba Turismo (S.E.M del Gobierno de la Provincia de Córdoba), más específicamente por el área a cargo del producto Turismo Geológico Minero, bajo la responsabilidad de la D. Selva Marisa Peretti; y por la Municipalidad de La Falda, a través de su Secretario de Turismo, el Sr. Diego Veliz.

La parte teórica de introducción al estudio científico en espacios confinados fue dictado por la Sociedad Argentina de Espeleología, y estuvo a cargo de su Presidente, el Biólogo Enrique Lipps y su equipo.

La Brigada Operativa de Emergencia y Rescate “Cerro Vanguardia” tuvo a su cargo los enfoques tanto teóricos como prácticos del taller y simulacro de rescate. Su Coordinador fue Isidro Fabián Galleguillo, junto  a un grupo de especialistas en el estudio de cavernas y espacios confinados.

Los participantes institucionales fueron: Grupo GES de Bomberos de la Policía de la Provincia de Córdoba y Bomberos Voluntarios del Departamento Punilla, (incluyendo las localidades de Carlos Paz, Valle Hermoso, La Falda, Villa Giardino, San Marcos Sierras, Capilla del Monte e Icho Cruz), el grupo especial  GER de Cruz del Eje, Defensa Civil de La Falda, Patrulla del Uritorco, Operadores Turísticos Especializados, Escuela Argentina de Supervivencia. Mi modesta participación representó de alguna manera a la Universidad Nacional de Córdoba, al mismo tiempo que al blog.

Todos trabajamos en comunión para lograr un protocolo base para la eventualidad de rescatar a una persona desde las profundidades de una caverna. En este caso particular, el sitio elegido  para el simulacro fue la Caverna El Sauce, sobre la cual voy a explayarme en un próximo post, porque lo amerita sin duda alguna.

Con relación al evento puedo agregar que estuvo muy bien organizado, que la atención de quienes actuaban como anfitriones fue insuperable, y que todos los grupos involucrados más directamente en la tarea del rescate, se integraron sin diferencias, en pos del objetivo.

En mi caso particular, me tocó ser básicamente un testigo de los esfuerzos para lograr sacar en el menor tiempo posible, y con la mayor celeridad a la persona accidentada, desde la profundidad de un espacio muy confinado y de muy difícil acceso.  Esto se logró luego de algunas horas de trabajo que era monitoreado por los expertos de Cerro  Vanguardia, quienes iban señalando los posibles errores en aras de la mayor eficiencia.

Y debo decir que los errores no eran muchos, pese a que intencionalmente se generaron situaciones para complicar la tarea de los rescatistas.

Así, por ejemplo, luego de simular el accidente de un supuesto turista que formaba parte de un grupo de visitantes, se ocultó a otro en un sitio ” desconocido” , asumiendo que otro miembro del grupo se podría volver loco en la espera en la profundidad y oscuridad, y podría decidir salir por sus propios medios antes de que llegara el rescate.

Se agregaron también otros “ruidos” para hacer más difícil el simulacro, tales como la llegada de la prensa entorpeciendo la tarea, el arribo de familares enloquecidos, y la caída de uno de los guías que participaban de la búsqueda del “extraviado”.

Una vez transcurrido todo el simulacro, culminamos el día con un refrigerio campestre que sirvió también para recibir la devolución, muy favorable por cierto, de los brigadistas de Cerro Vanguardia, y de las personas que oficiaron de “víctimas”, quienes aseguraron que siempre se sintieron contenidas.

Hasta aquí les he contado de manera bastante objetiva el desarrollo de los hechos. Ahora permítanme sacar mis propias conclusiones:

  • La caverna está gestionada con gran responsabilidad, tanto desde la ecología como desde la seguridad. Esto puedo afirmarlo porque éste es el tercer taller, y se informó de los cambios que se hicieron a los fines de adecuarse a las recomendaciones surgidas en los anteriores. De hecho, los responsables de la caverna tomaron nota de nuevas indicaciones que pondrán en vigencia a la brevedad.
  • Pese a la consuetudinaria desconfianza que nos hace descreer de las fuerzas de seguridad de nuestro país, encontré un profesionalismo increíble.  Ignoro cuánto de equipamiento del primer mundo puede llegar a faltarles, si ése es el caso, pero puedo asegurar que al menos este grupo de instituciones que trabajan en el corredor Punilla, suplen cualquier falencia material con una capacidad y calidad humanas que me dejaron anonadada.
  • Y por lo que a mí me toca, y considerando que mi nuevo proyecto de investigación transcurre en la Pampa de Oláen, no muy lejos de la zona de influencia de estos socorristas, les garantizo que me sentiré mucho más protegida cuando ande recorriendo espacios agrestes y topografías a veces complicadas. Pase lo que pase, sé que ellos están listos y muy bien preparados para cualquier eventualidad.

Ahora sólo me queda agradecer la invitación de Selva y contarles que Dayana se sumó como fotógrafa del blog, y pronto estarán disponibles fotos mucho mejores que la que ilustra este post.

Por último les aclaro que en la imagen estamos, recién salidos de la caverna, los que oficiamos de “turistas del grupo accidentado”. Dayana es la bella joven que aparece en la segunda línea de la foto.

Los invito a seguir los próximos posts que se relacionen con estos temas.

Más abajo incluyo la gacetilla oficial del evento, que puede leerse según el sistema Scribd, al que ya los tengo acostumbrados.

Finalizó_2012[1]

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo