Stravaganza y la Geología

stravaganzaAntes de que se despierten sus suspicacias, y ya que voy a elogiar un espectáculo que está en cartelera, les aclaro que fui a verlo pagando religiosamente mi entrada, y por mi propio interés. No le debo nada a nadie y no recibo nada por escribir este post.

Y ahora, sí les digo que el show me pareció excelente, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Nada tiene que envidiar a las grandes compañías internacionales que repetidamente pasan por Córdoba, y de las que soy asidua asistente, porque me declaro amante del buen teatro y los buenos espectáculos, como Holiday on Ice, el Circo Chino, los ballets internacionales, etc. (Salvo la ópera que no me llama, en todo lo demás me anoto).

Voy a ir un poco más lejos, Stravaganza tampoco desmerece si la comparo con los shows a los que he asistido en el extranjero. Y les aclaro que para mí un viaje no está completo, si no incluye alguna función teatral, porque el teatro me fascina.

Y ahora sí a lo nuestro. ¿Dónde está la Geología en este espectáculo?

Obviamente, en la imaginación del espectador, en primer lugar, porque ésa es la esencia misma del teatro.

Pero esa imaginación está excelentemente conducida por efectos sonoros, escenografías móviles, medios audiovisuales, y una coreografía impecable, todos los cuales se ensamblan a la perfección para describir bellamente los cuatro elementos fundamentales de la antigua ciencia clásica: Tierra, Agua, Aire y Fuego.

A través del hilo de la danza, la música, el canto y la acrobacia, se teje un marco estéticamente perfecto para llevar al espectador a un mundo fantástico, donde con la complicidad de su propia ilusión, puede vivenciar un terremoto, un huracán, una manifestación postvolcánica, en forma de geysers, y por supuesto, un viaje acuático.

No sé si es deformación profesional o qué, pero yo vi Geología en casi todas las secuencias, y por eso mismo, el espectáculo se adueñó por completo de mí.

Por cierto hay también largos intervalos de humor desopilante, y de preciocismo vocal, musical, acrobático y danzante, para aquéllos a quienes un paseo onírico-geológico no les parezca motivación suficiente.

En suma, muy recomendable, porque además el despliegue del vestuario es fascinante. Si pueden disfrutarlo, no dejen de hacerlo.

Un abrazo y hasta el lunes. Graciela

2 comentarios para “Stravaganza y la Geología”

  • terox dice:

    ¿Cómo que no te gusta la ópera? ¿Ni la rock? Mirá que el Fantasma de la Ópera se las trae…

  • Graciela L.Argüello dice:

    NO, Terox, no hay caso, no me creo nada en las óperas, no logro meterme en la historia. Eso de que alguien que se está muriendo, por ejemplo, cante durante 10 minutos, es algo que no compro por mucho esfuerzo que haga.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo