Los inicios de las Ciencias Naturales en Argentina.

escudo-uncbaYa en un  post anterior me referí a los primeros antecedentes, bastante informales si se quiere.

Hoy comenzaremos a recordar las primeras instituciones que se ocuparon del desarrollo y la enseñanza de las Ciencias Naturales,  y que surgieron ya en aquella Argentina germinal que por entonces formaba parte del antiguo Virreinato.

¿Cuáles fueron las primeras instituciones dedicadas a las Ciencias  Exactas y Naturales en Argentina?

Como no podía ser de otra forma, la ciencia prionera fue también la ciencia madre, es decir la Matemática.

Si bien en el S XVIII todavía la enseñanza de las Matemáticas no recibía la atención que amerita, ni siquiera en Europa, no puede menos que mencionarse el destacado gesto del padre Muriel, quien en 1750 se atrevió a incluirla como parte de su curso de Filosofía en la Universidad de Córdoba, siempre una adelantada. En 1762, se pidió autorización para la inclusión específica de la materia en los planes de estudio.

En Buenos Aires, en cambio, se debió esperar hasta 1773, cuando algunos miembros de la Comisión Demarcadora de Límites comenzaron a enseñar matemáticas de manera privada.  El astrónomo José Sourrire de Souillac, también parte de la Comisón de Límites, creó una efímera Escuela de Matemáticas que cerró por no resultar sostenible económicamente.

En  1799, por inicitaiva de Juan Alsina, y bajo la dirección de Cerviño se creó la Escuela de Náutica, que incluía las materias afines a la matemática. Después de algunos avatares entre los que se contaron desavenencias entre Cerviño y Alsina, y por supuesto, las invasiones inglesas; la que ya había pasado a llamarse Academia de Náutica, cerró en 1806.

Hubo un intento de renacer de la Academia, a cargo de O´Donnell, que duró muy poco tiempo también, ya que O´Donnell partió finalmente hacia la Univesidad de Córdoba, donde inauguró la primera Cátedra de Matemática.

¿Qué ocurrió luego de 1810 y hasta 1820?

El rescate de los intentos de enseñar matemáticas en Buenos Aires, data de 1810, cuando a instancias de Manuel Belgrano, se crea la Escuela Militar de Matemáticas. Su primer director fue Felipe de Sentenach, cuya carrera termina por haberse implicado en la cosnpiración de Álzaga, y resultando por eso fusilado en 1812.

Recién en 1816, se volvió a abrir un instituto formal de enseñanza en esa área científica, la academia de Matemáticas, creada por Álvarez Thomas, y dirigida por Felipe Senillosa y José Lanz.

Mientras tanto, en Córdoba florecían planes de estudio de las ciencias experimentales, dotados de microscopios y otros aparatos muy modernos para la época.

Por su parte, en Mendoza, en 1818 se creaba en el Colegio de la Santísima Trinidad, la cátedra de Topografía.

Ya más específicamente en el campo de las Ciencias Naturales, se destacan más que nada coleccionistas privados, y vale mencionar el viaje de Humboldt y Bonpland, que atrajeron la atención de los científicos europeos hacia estas tierras.

¿Qué otros intentos podemos mencionar?

No podemos menos que recordar que por esta época se creó el Museo de Ciencias Naturales en 1812, y la creación de la Universidad de Buenos Aires en 1821, pero esos tema ya serán parte de otros pots venideros.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

2 comentarios para “Los inicios de las Ciencias Naturales en Argentina.”

  • Patrick says:

    2017 no ha sido la excepcion: desde la deteccion de las elusivas ondas gravitacionales que habia predicho Einstein hace mas de 100 anos hasta el desarrollo de una revolucionaria tecnica de edicion genetica para evitar mortales enfermedades hereditarias, la ciencia nos ha regalado multiples sorpresas. Y el planeta nos ha sorprendido tambien, por ejemplo, con el quiebre de un iceberg gigantesco en Antartica que venia monitoreandose desde hace anos.

    .

  • Graciela says:

    Gracias por el aporte, Patrick.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo