El embarazo es como la tectónica global

Mi hijo, Pulpo, a quien ustedes ya conocen como uno de los pilares en el backstage de este blog, forma parte de la Red Bloguera de la serie Chicken Soup for the Soul , lo cual significa que recibe de la editorial homónima todo nuevo título que sale a la luz, para su comentario, y para compartir con sus lectores.

En mi caso soy una de las afortunadas que recibe ejemplares, ya que soy ávida lectora y siempre disfruto especialmente la lectura si es en el idioma original.

El texto que quiero compartir con ustedes hoy, es del libro de esa serie titulado: New Moms, dedicado a las madres recientes, como resulta obvio, pero que tiene muchas historias disfrutables para todo el público, sobre todo porque campea en ellas el humor.

El párrafo particular que he seleccionado para el blog, y que presentaré en inglés primero, y luego con una traducción mía, implica una comparación entre el embarazo y la tectónica global que no tiene desperdicio.

A ver si les gusta tanto como a mí.

La autora de la historia elegida (porque todo el libro reúne 101 historias de distintas autoras que relatan su experiencia) es Andrea Farrier, y el párrafo de interés (página 8) es como sigue:

… The whole truth also involves, shall we say, anatomical reorganization. These are similar to the theories discussed in college geology classes- poles shifting and causing wobbles and a loss of balance, new hilly eruptions and subsequent foliage cover, bulges in the equator, and the heartbreaking, gradual sinking of northern mountain ranges. Stuff just doesn´t stay put when you’re pregnant. Your belly button thrusts forward, as if trying to escape the disruptions to its previously peaceful domain…

Y ahora, para los que no leen inglés de corrido, una ayudita con mi traducción personal:

…La verdad completa también involucra, diremos, una reorganización anatómica.  Esto es similar a las teorías discutidas en las clases de geología del colegio- polos que se intercambian y causan bamboleo y pérdida de balance, nuevas erupciones montañosas y subsecuente cobertura de follaje, abultamientos en el ecuador, y el desgarrador hundimiento gradual de los sistemas montañosos del norte. Las cosas simplemente no se mantienen en su sitio cuando estás embarazada. Tu ombligo embiste hacia adelante como si tratara de escaparse de los trastornos de su dominio antes pacífico…

¿No les parece una comparación de verdad divertida? La buena noticia es que tanto en geología como en embarazo, el equilibrio se restaura y el paisaje resultante es de una total armonía. Un beso Graciela.

La referencia completa del libro original es Chicken Soup for the Soul. New Moms, editado por Canfield, Hansen y Heim, de la editorial Chicken Soup for the Soul Publishing LLC COS COB CT. 2011 ISBN:978-1-935096-63-4.

2 comentarios para “El embarazo es como la tectónica global”

  • terox dice:

    Muy bueno… aunque imagino que esa descripción es algo espeluznante para una madre primeriza…

  • Graciela L.Argüello dice:

    No te preocupes , Terox, es pura diversión. Yo puedo asegurarte de primera mano, que hasta los dolores del parto son míticos. Todo es fisiológico, y un organismo sano se recupera al toque sin secuelas de ninguna clase. Espero que las embarazadas me lo crean porque es absolutamente así.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo