¿Cuándo y cómo se usan los términos glaciar y glacial?

glaciarDebo reconocer que soy una purista del idioma, bastante hinchapel exigente, razón por la cual me molesta sobremanera el uso erróneo que se hace de esos dos términos, aun entre colegas. Y por eso mismo, con mi mejor voz de Maestra Ciruela, les digo:

-A ver, niños, escriban cien veces la siguiente consigna: “No debo usar los términos glaciar y glacial como si fueran intercambiables”.

Y ahora les explico por qué, como siempre, a través de las acostumbradas preguntas y respuestas.

¿Qué es un glaciar?

Esencialmente es un cuerpo de hielo natural y superficial, de grandes dimensiones, que se origina por la acumulación de nieve a lo largo de varios años, y que puede proteger o modelar el paisaje, según cuál sea su dinámica.

Esto que acabo de decirles es apenas un aperitivo, necesario para explicar la terminología, pero la acción del hielo será motivo de varios posts, porque es de una riqueza inmensa, además de ser muy entretenido.

Por allí, en muchos textos se lee que el glaciar es “un río de hielo”, lo cual sólo es cierto en determinadas circunstancias, y es por esa razón que prefiero presentarles mi definición propia, un poco más elaborada, pero más cercana a la realidad, que se abre como un extenso abanico cuando de glaciares se trata.

¿Qué significa la palabra glacial?

La palabra glacial se relaciona también con ese cuerpo de hielo que les he descrito más arriba, pero no es un sustantivo, sino un adjetivo. Es decir que no puedo decir “el glacial avanza”, porque ese término no designa a un objeto, sino que lo califica, y por ende falta el sujeto capaz de avanzar.

Sí podría decir, entonces “el frío glacial avanza”, porque en este caso es el frío el sujeto de la oración, y la palabra glacial describe a ese sujeto en avance.

Así, pues, puede decirse “glaciar alpino” y no “glacial alpino”. Puede decirse “dinámica glacial”, pero no “dinámica glaciar”.

¿Entienden la diferencia? Es sencilla, por más que muchos geólogos se niegan a verla, y hasta en apuntes didácticos embadurnen el idioma, que sin su dudoso “aporte” es bastante claro y específico.

 ¿Pueden usarse los dos términos de manera indistinta?

Ya lo he dicho varias veces: NO, NO y NO. Pero lo repetiré una vez más.

Glaciar es sustantivo, mientras que glacial es adjetivo, y por ende cada uno debe usarse en la situación correcta, y ejerciendo la función exacta que le cabe.

Además, puedo poner a disposición de ustedes un tercer término que es también adjetivo, y que puede por lo tanto reemplazar a la palabra glacial, aunque no a glaciar.

Ese término es glaciario y ya está incorporado a los códigos geomorfológicos. Cuando no quieran repetir tanto los mismos vocablos, vale usar glacial y glaciario de manera indistinta, pero NUNCA para referirse al cuerpo de hielo, sino a sus cualidades y aspectos relacionados a él.

¿Cuánto de grave es intercambiar los términos?

Afortunadamente no se trata de los errores semánticos en los que el mal empleo de una palabra remite a conceptos totalmente divorciados entre sí, como sería por ejemplo el caso no geológico en que se confunden los términos apóstrofe y apóstrofo, que mucha gente usa como si significaran lo mismo, cuando nada hay más lejos de la realidad que eso.

Y ya que estamos, y como una yapita, se los explico también:

Apóstrofe es una figura literaria en la cual se habla en segunda persona, como dirigiéndose a un interlocutor más o menos imaginario.

Como cuando dice uno, por ejemplo.

-¡Maldito trilobite!, ¿por qué tenías que aparecer en este estrato, complicando todo el modelo que me venía armando?

Allí es claro que se trata de una figura literaria, ya que ni le hablo al fósil ni espero su respuesta, sólo lo estoy apostrofando.

En cambio, el apóstrofo es un signo de puntuación en forma de comilla simple de cierre (’) que indica apócopes o letras  faltantes, como cuando se escribe, simulando un hablar muy coloquial:

– ‘ta bueno, me voy pa’l monte.

Ahora, dejando esta digresión semántica, volvamos a lo geomorfológico.

En el caso de confundir glaciar y glacial, no nos estaremos yendo a las antípodas como en el ejemplo anterior, pero sí estaremos demostrando un cierto grado de incultura, que no mejora en ningún caso nuestra imagen profesional, ¿no creen?

Bueno, ya saben que estaremos volviendo sobre los glaciares y sus fenómenos asociados, más de una vez, por hoy alcanza con este bocadillo.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN04-10-1952-01.

La foto que ilustra el post me llegó en una cadena de mails, ignoro el autor.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

2 comentarios para “¿Cuándo y cómo se usan los términos glaciar y glacial?”

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo