Archivo de la categoría ‘Equipamiento geológico’

Un servicio para lectores

Muchos son los lectores que se dirigen al blog preguntando dónde comprar tal o cual instrumento y he aquí un catálogo de ventas que me ha enviado un ex alumno, para poner a disposición de ustedes. Espero que les sea útil.

catálogo

El geólogo y su sombrero

imagen1sombreromiosEste post se lo vengo prometiendo a Dayana hace un montón. Bueno, no sólo éste sino muchos más, puesto que ella entiende que así como en su momento me explayé sobre la piqueta, hacerlo sobre los demás objetos que constituyen el equipo fundamental del geólogo no estaría de más.

Y voy a cumplir con esta premisa, paso a paso. Hoy veremos que un sombrero que pretenda entrar en la lista de los objetos de verdad amados por un geólogo, no puede ser cualquier cosa que le tape los sesos para que no se los cocine el sol.

Un buen sombrero tiene sus requisitos. Y van mucho más allá de la estética. De hecho, pueden a veces ir a contrapelo de ella, pero tienen su razón de ser.

¿Cómo se selecciona un buen sombrero para el campo?

Primero hay que tener en cuenta las circunstancias en las que se lo va a usar. Hoy no hablaremos de los cascos de protección contra accidentes que son norma de seguridad ineludible en las canteras a cielo abierto, ni de los que además deben portar una lámpara para tareas subterráneas, porque a ésos no les podemos dar adecuadamente el nombre de sombreros.

Hoy hablaremos de los que usamos en tareas al aire libre, pero del tipo exploratorio o de investigación.

Y en ese punto, lo primero a considerar es el clima.

¿Cómo es un buen tocado para zonas frías?

Algunas personas creen suficiente un gorrito de lana para abrigarse la cabeza, pero por experiencia les digo que aun en pleno invierno, una larga exposición solar produce quemaduras en el rostro, y eso arruinaría nuestro bello cutis a la larga.

Por eso, considero indispensable el uso de la visera hasta en el invierno más crudo. Y no me parece práctica la costumbre de ponerse la capucha del rompevientos y sobre ella una gorrita de golf, o al revés una gorra playera y encima subirse la prolongación de la campera, porque cualquiera de ambas cosas limitan mucho el movimiento.

La mejor opción es, para mi gusto, una gorra con visera, orejeras flexibles que pueden levantarse si no hace frío excesivo, y si es posible, con forro de lana o similar.

Precisamente hoy ilustro el post con un par de fotos de mi sombrerito, ése que mis colegas y alumnos ya me conocen bien, porque va conmigo a todas partes, en invierno, claro. Lo ven con las orejeras bajadas y levantadas, y como ven tiene corderito por dentro y visera, aunque no se la vea bien.

¿Qué usar en verano?

Si se trata de una zona no excesivamente calurosa, una gorrita de las comunes, con visera anda bien, sobre todo para las áreas con vegetación más o menos enmarañada, o si en algún momento hay que atravesarlas para llegar al sitio de trabajo. Yo prefiero elegir tres requisitos más, dentro de lo posible, a saber: que sean de colores llamativos, para el caso de que haya algún accidente, porque eso facilitaría la búsqueda de mi cuerpo (pre o post mortem, :D ), que tenga buena ventilación, ya sea por los dos o tres agujeritos que algunas gorras traen, o porque sea de una tela tipo red, por lo menos en parte, y por fín, algo que no siempre encuentro, que tenga un bolsillito con cierre en la copa, para llevar un carnet, tarjeta o llave que conviene conservar a mano. No siempre se juntan todos los requisitos con facilidad pero hay que tener paciencia y buscar.

Si la zona es extremadamente cálida, son muy recomendables los sombreros tipo legionario que tienen una extensión para proteger la nuca del rayo directo del sol.

Y por último, lo que más me gusta a mí personalmente (aunque el que tanto amé ya pasó a mejor vida después de muchos años de uso y abuso) que es una opción para campos abiertos y climas no muy ventosos: el sombrero de paja toquila, que nosotros llamamos panamá, pese a provenir de Ecuador. Tienen la gran ventaja de ser frescos, livianos y proveer un ala ancha que genera una sombra muy deseable cuando se va a estar todo el día al aire libre, sea cual sea la hora y por consiguiente la posición del sol. Ésa es su ventaja respecto a las gorritas de visera que hay que ir dando vuelta según uno se va desplazando o se corra el sol.

Además, conveimagensombreos-toqu1ngamos que son una paquetería, ¿no les parece?

Espero que les sirva de algo, porque vendrán más posts relativos a la indumentaria.

Un abrazo, Graciela

Piquetas geológicas – Características, usos y consejos para la compra

imagen-piqueta1¿Qué es una piqueta?

Piqueta (también llamada picota en algunos países) es el nombre que se le da al martillo especialmente diseñado para uso geológico general; y digo general, porque en casos particulares, algunos especialistas cargan con otros tipos de martillos.

Por ejemplo, el pedólogo usa un martillo como el de los gomeros, mientras que el petrólogo requiere una maza de acero.

Pero de esos casos especiales iremos hablando en sucesivos posts.

Lo que sí debemos dejar bien claro es que la relación entre el geólogo y  su martillo es muy estrecha.

Tanto es así, que el lema del geólogo es en casi todo el mundo occidental: “Mens et malea”, palabras de origen latino que significan precisamente “mente y martillo”.

Este lema figura en una gran cantidad de logotipos de asociaciones geológicas y eventos relacionados, y cuando no es así, por lo menos aparece un martillo dibujado en ellos. (Vean por ejemplo el logo del Congreso Peruano, que les incluyo)

congreso-peruanoindex2_r1_c11

Hecha la introducción, hoy vamos a explayarnos sobre el más usado de los  martillos para geólogos: la piqueta o martillo geológico.

¿Por qué el geólogo requiere un martillo especial?

No es por esnobismo ni por paquetería, lo que sucede es que, a diferencia de un carpintero, el geólogo no trabaja con clavos y maderas que penetran o ceden respectivamente con relativa facilidad, sino que se enfrenta con materiales de gran tenacidad, y que oponen mucha resistencia, como las rocas.

Por eso su martillo es especial y lamentablemente también bastante caro.

¿Qué requisitos debe cumplir una piqueta y por qué?

En primer lugar es una pieza única de acero, en lugar de constar de un cabo de madera insertado en un trozo de hierro o acero con un agujero central.

Esto es así porque  si tuviera dos piezas, al golpear una roca resistente,  serían muchas las probabilidades de que la cabeza (del martillo, pero también la del geólogo, de rebote y llegado el caso) saliera disparada hacia atrás en una reacción muy peligrosa.

Y permítanme una digresión: casi todos los geólogos, cuando estudiantes, recurrimos a martillos comunes hasta poder acceder a una piqueta, y hemos visto los accidentes de que hablo con asiduidad suficiente como para convencernos de invertir los pesitos necesarios en el útil adecuado, tan pronto como nos adentramos en la vida profesional.

Volviendo al tema, digamos también que esa pieza única que constituye la piqueta tiene en la parte del mango, una protección especial de material sintético, con agujeros espaciados, de modo que  permitan la disipación de la energía, de tal manera que al golpear una roca la fuerte resistencia que ésta opone no lastime la mano del que empuña el martillo.

¿Es importante que la piqueta tenga una correa en el mango?

Si bien no es un rasgo absolutamente indispensable, cuando la tiene suma puntos, porque el geólogo no trabaja en un taller sino que se desplaza por el campo, muchas veces por lugares empinados en los que el uso de las manos es indispensable para salvar ciertos obstáculos, y llevar el martillo en la mano resulta incómodo. Tampoco es muy práctico guardarlo a cada momento en la mochila. El lazo o correa permite colgarlo de la muñeca en ciertos momentos.

Convengamos en que esto debe hacerse de manera cuidadosa, para no resultar lastimado con la propia piqueta, y es por esa razón que algunas marcas no tienen esa correa, y ofrecen en cambio una funda que se puede calzar en el cinto. Por supuesto, también en ese caso una caída con la piqueta en la cintura puede ser peligrosa, de modo que ninguna alternativa es ciento por ciento segura, y nada reemplaza a la propia prudencia.

¿A qué se debe la forma especial de la cabeza de la piqueta?

Ese diseño particular responde a las necesidades de su uso.

Debe tener un extremo romo para golpear con él los minerales y rocas y determinar así su clivaje o fractura, es decir las superficies de debilidad a lo largo de las cuales se rompen con más facilidad. De hecho son las líneas que los geólogos aprovechan para extraer las muestras con menos dificultad.

El extremo aguzado se utiliza para separar con él materiales según los planos de esquistosidad o estratificación.

Cualquiera de ambos extremos es un argumento contundente en una discusión en el campo. :D

¿Cuánto pesa una piqueta?

Las hay de diversos pesos y tamaños, para adecuarlas a las necesidades de los distintos usuarios, pero el rango de variabilidad es de aproximadamente 400 a 600 g, ya que  de ese modo se cuenta por un lado con el peso mínimo necesario para poder extraer muestras; y por el otro no es demasiado incómodo para transportar.

¿Un estudiante de Geología debe comprarse una piqueta al comenzar la carrera?

No necesariamente, ya que los trabajos de campo durante el cursado de la carrera no son tantos como a lo largo de la vida laboral, y un martillo común de los que están en el cajón de las herramientas de cualquier familia, puede ser suficiente mientras se lo use con las precauciones indispensables.

La compra prematura de la piqueta puede ser un error porque como ya señalé más arriba, hay especialidades en los que los martillos tienen rasgos diferentes, de los cuales iremos hablando en otros posts.

Por otro lado, si al recibirse comienzan a trabajar en relación de dependencia, el empleador suele proveer todo el equipamiento necesario, lo que les dará tiempo para elegir cuidadosamente su propia piqueta cuando sepan por experiencia cuál es la que más les conviene para pasar en su compañía el resto de la vida.

Deben tener mucho cuidado en la elección, porque divorciarse de una piqueta después de muchas campañas, es un proceso más doloroso que divorciarse de un esposo/a. :D

En resumen, y como pueden ver, la forma de una piqueta no es en absoluto caprichosa, y de que se respeten estas especificaciones depende su calidad y precio.

Espero que esta información les haya sido útil y no los haya aburrido. Un abrazo. Graciela

20 ideas de regalos posibles para un geólogo

piqueta1Con motivo de acercarse el día del amigo e inspirada en la pregunta de una lectora que quería hacerle un regalo  a su padre geólogo, presento aquí el listado de veinte obsequios que serían realmente apreciados por cualquier geólogo en ejercicio.

Instrumental y herramientas

  1. Un geonavegador satelital.
  2. Un estereoscopio de bolsillo.
  3. Una piqueta paqueta. Si el geólogo recién se inicia es “El” regalo; pero si lleva años de campo se debe preguntar antes si tiene una, porque lo más probable es que ya esté en su mochila.
  4. Una pequeña filmadora.
  5. Una brújula tipo Brunton, pero atención aquí también vale lo que se dijo respecto a la piqueta.
  6. Una buena lupa de mano. Ahora bien,  si lo que les sobra es plata, también puede ser una binocular para laboratorio.
  7. Un machete bien afilado, esto es especialmente apreciado por quienes deben atravesar montes densos.
  8. Largavistas binoculares.

    Indumentaria para el campo

  9. Un sombrero para el campo que tenga toda la facha, por ejemplo tipo Indiana Jones.
  10. Un chaleco modelo pescador con 50.000 bolsillitos para tener todo a mano cuando se trabaja en el campo.
  11. Borceguíes.
  12. Guantes de jardinero de los de cuerina, muy apreciados para atravesar zonas de monte tupido.
  13. Una capa impermeable bien finita que se pueda cargar en la mochila sin sumar demasiado peso ni volumen.
  14. Cualquiera de estas 101 remeras geológicas.

    Otros

  15. Chocolates para combatir el frío en las campañas.
  16. Un vaso térmico.
  17. Una mesita con sus sillas plegables de las que se hacen valijita, para llevar al campo.
  18. Novelas de Jean S. Auel.
  19. Una buena navaja multiuso Victorinox o similar.
  20. Un cuchillo de monte con su estuche.
  21. Un set para asado.. mejor si viene con asado incluido.

         Bonus track para la casa del geólogo

Objetos de decoración de interiores ideales para geólogos – Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4 (se vienen próximas entregas!)

Para el viernes, les prometo el post de lo que NO deben regalar a un geólogo.

El equipo de campo. Primera parte: la indumentaria

A continuación describiré una indumentaria que puede parecer excesiva si se está pensando en un paseo recreativo de un par de horas en la naturaleza, pero para el que va a pasar largo tiempo de trabajo al aire libre, con momentos de caminata y prolongadas paradas sin protección alguna, recolectando información o muestreando, puede hacer toda la diferencia entre una sensación confortable o definitivamente incómoda.

  • Graciela luce un modelito de Piedr Campin
  • Son elementos imprescindibles:

    Calzado adecuado.
    El mejor es el borceguí de caña alta que protege de espinas, humedad, ataques de ofidios y torceduras además de ser cómodo y duradero. De no contar con él, buenas zapatillas de trekking, o calzados deportivos en general. La modesta alpargata puede ser la última de las opciones aunque sólo por la comodidad ya que no es protección suficiente para ninguno de los riesgos mencionados.

    Mochila liviana, de tamaño adecuado al equipo a llevar y al físico de quien la cargue, preferentemente con numerosos compartimentos para ordenar el material de manera adecuada.

    Sombrero. Siempre, aun en días nublados, ya que no sólo sirve para evitar insolaciones sino también para no andar dejando media cabellera enredada en las ramas (quien la tiene, claro) si se debe atravesar un monte más o menos cerrado.

    (En la foto, Graciela luce un modelito de Piedr Campin)

    Ropa adecuada. Ello incluye normalmente el infaltable vaquero de jean. Si bien hoy se usa mucho también el jogging y prendas similares, aun a riesgo de parecer anticuada, sigo recomendando los pantalones de tela gruesa porque son mejor protección contra espinas y raspones en las rocas.

    Es conveniente el uso de mangas largas y pantalones largos, hasta en días de calor, para evitar quemaduras de sol, picaduras de mosquitos y arañazos con la vegetación. Cuando se para a comer y descansar en un lugar a la sombra y limpio de monte, se puede prescindir de esa protección, para lo cual conviene tener bajo la camisa de mangas largas, una prenda tipo musculosa que además absorbe la transpiración en las caminatas.

    Abrigo suficiente según el estado del tiempo. Aun en los días más calurosos, es importante llevar una campera extra, preferentemente impermeable y liviana por cualquier eventualidad.

    En zonas muy frías, el abrigo incluye guantes y eventualmente un cuello de polar que puede levantarse hasta cubrir la nariz y boca.

    Siempre es conveniente recurrir al sistema de capas superpuestas que permiten ir adecuando el abrigo a los cambios de temperatura a lo largo del día, y según se entra en calor con las diversas actividades.

    Es preferible usar, por ejemplo: remera, camisa fina, chaleco, pullover delgado, camperita liviana y camperón grueso, antes que una camisa de franela, un pullover gordo y una campera, que pueden resultar sofocantes a mediodía.

    La primera opción permite ir regulando el abrigo necesario sin perder nunca la sensación de confort, no así la segunda. Todas las prendas deben ser lo suficientemente livianas como para que no sea incómodo luego, cargarlas en la mochila.

    Cuando se habla de abrigo, además no se piensa sólo en la temperatura desde la cintura hacia arriba sino de todo el cuerpo, de modo que también debe atenderse al aislamiento debajo del vaquero, con una o dos medibachas las mujeres, y calzoncillos largos los hombres…o viceversa, bah, como más les guste.

    Las medias y plantillas de lana también deben tomarse en cuenta.

    Obviamente todo ese abrigo deberá adecuarse a la época del año y lugar a dirigirse. No irán a cargar todo eso si van a una campaña de verano en el trópico. ¡A ver si usan un poco su propio criterio! No esperarán que yo le solucione la vida a cada uno y en cada eventualidad…

    Cuando el clima es más benigno, una opción excelente como abrigo es la campera de jean, porque protege de todo y es terriblemente duradera. La que yo tengo,  y  que ven en el header, me acompaña desde la época en que estudiaba, y sigue gozando de perfecta salud, y eso que ya han pasado eones desde que la compré.

    Como medidas accesorias, los anteojos para sol serán útiles aun en días nublados, si se trata de zonas ventosas con sedimentos sueltos, para protegerse de las partículas de polvo.

    Lo que no conviene llevar al campo son anillos, cadenas o brazaletes que pueden engancharse en alguna rama y provocar accidentes muy tontos. Por la misma razón, también el cabello largo debe recogerse o colocarse dentro de la gorra, ya que además incomoda en el trabajo.

    Por supuesto, en situaciones muy especiales, habrá equipos de uso indicado de manera específica, tales como casco de minero para entrar en una caverna, galería o socavón, o zapatos claveteados para zonas glaciarias, pero eso ya será motivo de comentarios en otros posts.

    Ahora, si con todo esto todavía prefieren andar de bermudas y hawaianas cuando intentan subir al Aconcagua es su problema, yo ya los dejo advertidos, y nos vemos en el próximo post. Graciela.

    Buscar en el blog
    Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
    Archivo