Archivo de la categoría ‘Geología para principiantes’

¿Como se conoce el interior terrestre?

Imagen1ondassismicasEn un post anterior, fui preparando el terreno para éste de hoy, explicando las muchas metodologías que dan indicios acerca de la composición interna de la Tierra.

En ese momento la conclusión era que la mejor metodología era, en definitiva la Sismología, ya que son precisamente los terremotos los únicos fenómenos capaces de liberar una cantidad de energía suficiente como para atravesar el planeta entero y traer a la superficie información desde el centro mismo de la Tierra.

Pero también por otro lado fui explicando algunos temas relativos a los sismos y las ondas que transmiten la energía que en ellos se genera; y todavía, en otras publicaciones les presenté nociones básicas acerca de los sistemas de registro.

Todos esos posts deberían ser revisados por ustedes antes de empezar a leer el de hoy.

De todos esos conceptos presentados en los posts que les recomiendo leer, es básico que recuerden que son las ondas p y las s las que se transmiten de manera profunda, y por ende, ellas serán las observadas con el objeto de entender el interior profundo.

La otra cosa que es básica, y ya les expliqué en detalle, es que las longitudinales o p, se transmiten en todos los estados de la materia; mientras que las s o transversales, sólo se desplazan en medios en estado sólido o pastoso muy denso. Si encuentran en su camino medios fluidos, comienzan a vibrar como ondas p, cesando su desplazamiento con carácter de ondas s.

Y ahora sí, veamos otros conceptos para avanzar en el conocimiento de la Tierra.

¿Qué sucede con las ondas sísmicas cuando atraviesan los límites de medios de diferente composición y/o estructura?

Todo lo que sucede cuando las ondas (en este caso sísmicas, pero podrían ser también otras, como veremos más adelante en otros posts, que pasa con las olas marinas) cuando inciden en la superficie de separación entre dos medios físicos diferentes, es debido fundamentalmente a sus propias características.

En efecto, cada tipo de ondas (p, s, etc.,) se desplazan en un medio dado, con una velocidad que es característica de la onda y del medio.

Ahora bien, si vamos a referirnos a una misma onda, su trayectoria va a depender ya exclusivamente de las condiciones del medio que esté atravesando. En general, cuanto más compacto es un medio, más rápidamente se traslada una onda por él.

En otras palabras, debido a que las sucesivas capas de la Tierra están sometidas cada vez a más presión, a medida que aumenta la profundidad, cabe esperar que sean ellas más compactas, y que la velocidad de las ondas aumente también.

Cualquier desviación de esa regla general, será motivo de análisis, pero no en este post, sino en otro a futuro.

Ahora me voy a referir al caso más general, en que la onda pasa de un medio de menor velocidad a uno de mayor velocidad.

Sea ése o no el caso, siempre en el pasaje de un medio a otro, ocurrirán al menos cuatro cosas con la energía, y el movimiento del rayo que asumimos como la representación más simple de la onda. Ese rayo es una abstracción que nos permite una mejor comprensión del fenómeno, pero recuerden que las partículas a lo largo del camino estarán vibrando en realidad, y que se transmitirán la energía unas a otras.

La energía se dividirá en fracciones correspondientes a:

  • Absorción, pérdida o disipación, que significa que la energía al alejarse del punto de emisión será cada vez menor. Esto ocurre no sólo en la separación entre dos medios, sino a lo largo de todo el trayecto en cada medio también.
  • Reflexión.
  • Refracción.
  • Difracción.

¿Qué es la reflexión?

Este fenómeno, que ocurre al pasar el rayo (que hemos imaginado para una mejor explicación), desde un medio a otro de diferente velocidad, implica el regreso de parte de la energía, siguiendo un camino que está bien predeterminado.

Si se asume una línea perpendicular a la superficie de separación de los dos medios, el rayo incidente define con esa línea, un ángulo igual al que describirá el camino del rayo que retorna al medio original. Veánlo en la figura 1.

Podemos representarlo concretamente con el rebote de una pelotita que arrojáramos contra la pared, y que si lo observamos con cuidado, también salta hacia atrás, formando con la perpendicular a la pared un ángulo igual al que trazó al golpear contra ella.

¿Qué es la difracción?

La difracción ocurre cuando la onda pasa de un medio a otro por una abertura estrecha, y una vez que la franquea, se distribuye en el otro medio como si se abriera en abanico.

¿Qué es la refracción?

Imagen1reflexión y refracci+on

Figura 1

Durante la refracción, el rayo atraviesa la superficie de separación, desviándose de la perpendicular a esa superficie.

Si se compara la dirección de refracción con la de incidencia, el rayo se alejará de la perpendicular mencionada arriba, si la velocidad del segundo medio es mayor, y se acercará en cambio, si la velocidad es menor.

La desviación responde a una ley  conocida como Ley de Snell y que se expresa matemáticamente como:

n1 sen i = n2 sen r,

donde
n1 = índice de refracción del primer medio
n2 = índice de refracción del segundo medio
sin i = seno del ángulo de incidencia
sin r = seno del ángulo de refracción

En todos los casos, el índice de refracción es función de la velocidad de transmisión de la energía de que se trate, en cada medio.

Permítanme que les explique por qué pasa esto. Vean la Figura 2, e imaginen una serie de rayos paralelos que llegan a la supeficie de separación de dos medios con un cierto ángulo como el que les he dibujado.

Pero imaginen un poco más: supongan que están observando un plano desde arriba, donde dos  personas (A y B en el dibujo) vienen corriendo mientras sostienen cada una el extremo de un palo (el que les dibujé de verde). La parte desde la que vienen corriendo tiene un suelo de arena, la que queda después de la superficie de separación (el trazo negro horizontal) es en cambio de cemento.

La persona A, (debido al ángulo en que vienen corriendo, y que representa el ángulo de incidencia de los rayos que se van a refractar) llega primero al cemento, y por ende, se acelera porque es mejor correr allí que en la arena.

Pero como A y B están unidos por el palo rígido, A se adelanta respecto a B, y la trayectoria del conjunto de los rayos que representan el frente de onda, se desvía, alejándose de la perpendicular a la superficie de separación de los medios, que es la línea celeste.

¿Entienden el mecanismo por el cual los rayos se alejan de la perpendicular al aumentar la velocidad del segundo medio respecto a la del primero?

refracción explicada

Figura 2

¿Qué es el ángulo crítico?

Bueno, ahora piensen un poco, que si para cada ángulo de incidencia, la ley de Snell define un ángulo de refracción dado, llegará un momento en que para un cierto ángulo, digamos bastante próximo a la superficie de separación, la refracción será paralela a esa superficie. Ese ángulo de incidencia es llamado ángulo crítico. En todos los ángulos que superen al crítico, la refracción se pierde, y hay en cambio una reflexión total, es decir que toda la energía vuelve al medio de la cual procede. Vean la figura 3.

angulo critico

Figura 3

¿Qué sucede en profundidad con los estratos sucesivos?

Como adelanté un poco más arriba, en general, los estratos cada vez más compactos, aumentan la velocidad de los rayos que los atraviesan, de modo que se van alejando cada vez  más de la perpendicular, y acercándose en cambio a la superficie de separación entre los medios, y por ende al ángulo crítico.

¿Qué consecuencia práctica tiene todo lo dicho a la hora de definir las características profundas de la Tiera?

Es vital, porque esa tendencia a la reflexión total que se va haciendo más acusada a medida que aumenta la profundidad, es la que vuelven a las ondas sísmicas tan “serviciales” como para traer de regreso a la superficie información desde la profundidad del planeta. Entre las ondas reflejadas y las refractadas, podemos informarnos de lo que pasa en capas muy profundas, como lo sugiere el esquema que ilustra el post.

Con estas nociones previas, ya el próximo post sobre este tema será más sencillo de entender.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de este website.

La figura 1 es tomada de este sitio. La figura 2 es de

Coordenadas geográficas. Parte 2.

Imagen1globo y compasLa semana pasada introduje los conceptos previos que requerirán para comprender más integralmente este post, de modo que les recomiendo ir a ver esa publicación antes de internarse en la de hoy.

La semana pasada contesté las preguntas que enumero abajo.

¿Qué son las coordenadas geográficas?

¿Qué grado de exactitud tienen esas proyecciones?

¿Qué tipos de proyecciones existen?

¿Cuáles son los sistemas de coordenadas que se aplican corrientemente?

Y ahora sí, están listos para completar las preguntas del día de la fecha.

¿Qué son los paralelos?

Voy a comenzar por pedirles que observen bien la figura que ilustra el post y que preparé para ustedes, como un modo de hacer más gráfica la explicación del tema. Por supuesto, les recuerdo una vez más que estamos haciendo concesiones nada despreciables porque en la realidad la Tierra NO es una esfera, y menos aún tan perfecta como la vamos a presentar acá. Pero en la cartografía nos tomamos la libertad de imaginarla así, para facilitar la tarea.

Supongamos a la Tierra con su eje de giro, es decir aquella línea imaginaria que la atraviesa, y alrededor de la cual se mueve el planeta durante su rotación.

Si cortamos a la Tierra por su parte más abultada y central, o lo que es equivalente, en la mitad de la longitud del eje de giro, con un plano perpendicular a dicho eje, habremos definido la línea ecuatorial o ecuador terrestre. Es el círculo máximo en esa dirección, y el referente de los paralelos que ahora vamos a definir.

Imaginemos ahora un inmenso compás, como el que dibujé en rojo para ustedes, que apoye uno sus brazos sobre ese plano ecuatorial (si les es más fácil pueden imaginar un transportador o un goniómetro), y que vaya abriendo el otro brazo de a un grado angular por vez. Podrán abrirlo hasta marcar 90 ° hacia arriba y 90° hacia abajo. El cero estará en el ecuador, y el 90 en cada uno de los polos.

Ahora imaginen que por cada uno de esos puntos pasa una circunferencia que rodea a toda la Tierra, pero manteniendo el círculo que encierra, siempre paralelo al plano ecuatorial. Cada una de esas circunferencias imaginarias es un paralelo, y serán cada vez de menor tamaño a medida que nos alejamos del ecuador.

tropicos

Figura 1

Hay algunos paralelos particulares y con nombre propio: el trópico de Cáncer al norte y el trópico de Capricornio al sur, y los dos círculos polares, ártico al norte y antártico al sur. Lo pueden ver en la Figura 1.

¿Qué son los meridianos?

Ahora van a imaginar todas las circunferencias posibles que corten a la superficie de la Tierra, y que tengan como diámetro el eje de giro. Cortarían a la Tierra (si realmente fuera una esfera perfecta) en círculos de igual tamaño, que se abrirían en abanico entre 0 y 180 ° hacia uno y otro lado del que se haya seleccionado como referencia (en este caso es el círculo que pasa por Greenwich, en el sudeste de Londres, Inglaterra). En total completarían así los 360° del giro completo alrededor del planeta.

Todos esos círculos máximos, cuyo diámetro común es perpendicular al plano ecuatorial, son los meridianos.

¿Qué es latitud?

latitud y longitud

Figura 2

La latitud es la distancia que existe entre el ecuador y cualquier punto de la Tierra, medida en dirección norte o sur, en la dirección del meridiano que pasa por el lugar. Se mide en grados porque tal como explicamos arriba, se expresa por el valor del ángulo que se forma entre el plano ecuatorial y la línea que pasa por el punto a medir y el centro de la Tierra. El ecuador corresponde como dijimos más arriba, a la latitud 0°,  la latitud del polo norte es 90° N  la del polo sur, 90° S. Pueden verlo en la Figura 2.

¿Qué es longitud?

La longitud, que suele abreviarse con la letra griega lambda ( λ) es el ángulo medido entre el meridiano de Greenwich y el meridiano que pasa por el punto a medir. Se mide a lo largo del paralelo que pasa por el lugar, y obviamente todos los puntos del mismo meridiano ostentan la misma longitud, que como ya dije se mide hacia el este y hacia el oeste hasta completar cada semiesfera de 180°. La longitud no puede medirse en los polos.

¿Qué es altitud?

La altitud es la distancia vertical entre el nivel del mar y la posición de un punto dado del planeta.

Con los valores de latitud, longitud y altitud, cualquier punto queda perfectamente localizado en el espacio.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La Figura 1 es de este sitio. La Figura 2 es de esta página.

Coordenadas geográficas de un punto. Parte 1.

Imagen1proyeccion cartograficaCuando se lee en los diarios noticias sobre eventos sísmicos o volcánicos, casi siempre las referencias del sitio que se describe aparecen mencionadas como latitud, longitud y altitud. Pero ¿sabemos de verdad a qué se alude en cada caso?

Por las dudas, me ha parecido un lindo tema para conversar un ratito, sobre todo con los chicos en edad escolar, que a veces no tienen muy claros algunos de los conceptos involucrados.

¿Qué son las coordenadas geográficas?

Cuando se pretende representar un cuerpo tridimensional complejo y de forma sui generis, como es la Tierra, en el espacio bidimensional que provee un mapa, el desafío es enorme. Conviene recordar que la Tierra no sólo no es plana, sino que ni siquiera es esférica ni elipsoidal, sino que afecta una forma muy particular denominada geoide, que oportunamente les expliqué en este post.

Para dar respuesta a esa necesidad, surgieron los sistemas de representación gráfica que se conocen como proyecciones cartográficas, y que básicamente establecen una relación ordenada entre los puntos de la superficie curva real de la Tierra, y los de la superficie plana del mapa. Los puntos se ubican así, en una red de coordenadas (que precisamente quiere decir “ordenadas juntas”) que dan lugar a una verdadera grilla o malla, donde los ejes referecniales son los paralelos y meridianos como veremos luego.

Imagen1proyecciones

Figura 1. Tipos de proyecciones.

¿Qué grado de exactitud tienen esas proyecciones?

Si bien existen numerosos sistemas diferentes entre sí, ninguno puede evitar algún grado de deformación en las superficies representadas, ya que la única forma posible de evitar toda distorsión sería una representación tridimensional sobre un geoide a escala. Por supuesto eso no existe, y la representación más aproximada es la que se hace sobre un mapa esférico al que llamamos globo terráqueo, pero que también parte de una concesión nada despreciable, como es suponer un planeta esférico.

Partimos, entonces, reconociendo las limitaciones de la cartografía, y asumiéndolas como inevitables.

¿Qué tipos de proyecciones existen?

Una vez más les recuerdo que hay muchos criterios posibles a la hora de establecer una clasificación de cualquier tipo de objetos o de sujetos. Así, habrá proyecciones que se dividan en tangentes, secantes u oblícuas según cuál sea la posición relativa entre la superficie terrestre y la superficie de proyección elegida.

Pero habrá también proyecciones equidistantes, que conservan las distancias, aunque deformen otras propiedades; proyecciones equivalentes, que lo que conservan son las superficies, o proyecciones conformes, que mantienen las formas, es decir básicamente los ángulos.

Como, dada la forma de la Tierra, no es posible respetar al mismo tiempo las tres propiedades, las diversas proyecciones se seleccionan en cada caso según el uso al que esté destinado el mapa.

También se pueden clasificar las proyecciones según qué punto se seleccione como centro del mapa, en cuyo caso habrá proyecciones polares, con centro en uno de los polos; ecuatoriales, con centro sobre la línea ecuatorial; y oblicuas o inclinadas, con  centro en cualquier otro punto.

Dicho todo lo anterior, la más conocida de las clasificaciones se basa en la selección del cuerpo con el cual se corta a la superficie terrestre, y en tal caso se distinguen las proyecciones entre cilíndricas, cónicas y acimutales o polares, (Figura 1) que a su vez pueden ser tangentes o secantes.

Son proyecciones cilíndricas las que se obtienen transportando los meridianos a un cilindro tangente o secante a la superficie del globo. Son cónicas cuando el cuerpo tangente o secante a la superficie a describir es un cono. Y cuando se trata de un plano tangente en el polo se habla de una proyección acimutal o polar.

¿Cuáles son los sistemas de coordenadas que se aplican corrientemente?

Como dije más arriba, en casos particulares, se selecciona la proyección más conveniente según el objetivo planteado. De hecho, es también posible combinar dos o más proyecciones, o modificar las existentes, de modo que en suma existen muchas más formas de proyectar los mapas que las ya mencionadas.

No obstante, probablemente la proyección más corriente y mejor conocida es la Mercator, que es cilíndrica, conforme y tangente.

En esta clase de proyección, los meridianos resultan paralelos, es decir que deforman la distancia, conservándola solamente en el Ecuador, al cual el cilindro es tangente. La deformación es mayor cuanto mayor sea la distancia al Ecuador. Pero si decimos que es conforme, estamos implicando también que las formas se respetan, razón por la cual se usa mucho en navegación  y en los mapamundis, aun pese a la deformación que se produce en las altas latitudes.

A partir de estos conceptos introductorios, están listos para ir a leer la segunda parte de este post, que publicaré el lunes próximo, respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Qué son los paralelos?

¿Qué son los meridianos?

¿Qué es latitud?

¿Qué es longitud?

¿Qué es altitud?

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio.

La figura 1 es de esta website.

Tipos de volcanes.

Imagen1volcan00

Para comenzar, digamos que- como siempre- muchos son los posibles criterios a aplicar para clasificar los volcanes.

Podríamos, por ejemplo, referirnos a ellos dividiéndolos según su posicón geográfica en emergidos y sumergidos o submarinos, según que afloren o no por encima del nivel del mar.

Desde otro punto de vista, podríamos hablar de volcanes activos e inactivos o extinguidos, según que haya o no registro de sus erupciones en tiempos históricos.

Pero aquí, voy a presentarles una clasificación más geológica, en la cual se integran varios elementos para caracterizar a un volcán, a saber: su configuración, las condiciones de sus productos, y la modalidad habitual de sus erupciones.

Por cierto, esa integración de numerosos factores para definir el tipo de volcán de que se trate, ha generado una considerable confusión, ya que muchos autores confunden las tres cosas, y al clasificar volcanes, en realidad describen solamente algunas erupciones, o bien algunos materiales dominantes que ellos emiten.

Entonces les recomiendo que vayan a ver primero los diversos posts en los que les he explicado tipos de efusiones, tipos de erupciones y productos volcánicos, para que este post de hoy les resulte más sencillo de comprender.

La última aclaración necesaria, es que muchos sistemas volcánicos son de tipos intermedios entre los que ahora vamos a describir, porque es común que la diferenciación magmática conduzca a erupciones diferentes según pase el tiempo,  en un mismo centro volcánico. Es decir que la clasificación puede a veces resultar meramente orientativa, y un volcán ser bastante más híbrido de lo que nos gustaría.

¿Qué tipos de volcanes podemos mencionar?

Recordando una vez más que las clasificaciones pueden variar según los criterios aplicados, les sugiero mi preferida, que incluye los siguientes volcanes:

  • Volcanes estratificados.
  • Volcanes caldera.
  • Volcanes en escudo.
  • Volcanes cineríticos.
  • Volcanes compuestos.
  • Volcanes en domo.
  • Maares.

¿Cómo es un volcán estratificado o estrato volcán?

Este tipo de volcán suele afectar la forma aproximadamente cónica que es costumbre relacionar con todos los volcanes, aunque pocos la ostenten de manera perfecta en la realidad. También es corriente en esta clase de aparatos volcánicos, que tengan el cráter en posición bastante central, aunque también son comunes los conos adventicios.

Su nombre se debe a que estructuralmente los estrato- volcanes están conformados por capas sucesivas de cenizas, arena, lava y escoria, producto de diversas erupciones.

El Etna es un ejemplo de volcán estratificado.

¿Cómo es un volcán caldera?

Un volcán caldera es resultado de erupciones muy explosivas, que pueden determinar la voladura o el derrumbe de toda la estructura volcánica preexistente. Lo que queda en el paisaje es pues una caldera o cráter de fabulosas dimensiones.

Por lo general se relacionan con lavas muy ácidas que taponan el cráter original, por su escasa fluidez, y que encierran así los gases y otros materiales en el interior. Esto causa una enorme presión, que se libera en el estallido final que da origen a la caldera. La gran caldera del megavolcán de Yellowstone es un ejemplo.

¿Cómo es un volcán en escudo?

El volcán en escudo responde a la superposición de coladas de lavas básicas muy fluidas, y que por ende se dispersan con bastante velocidad, alejándose del cráter y dando origen a montañas de gran diámetro, cuya pendiente es suave y la altura, comparativamente escasa. Y cuando digo comparativamente, es así exactamente, puesto que la altura alcanzada en el ejemplo paradigmático, supera los 4.000 m, que resultan escasos cuando se los compara con los 120 km del máximo diámetro de su cono.

El ejemplo al que me refería es el Mauna Loa, uno de los cinco volcanes- todos en escudo- que componen la isla de Hawai. Por esa razón, en alguna bibliografía, se denomina  “volcanes hawaianos” a los volcanes en escud0, más allá del sitio de su emplazamiento.

¿Cómo es un volcán cinerítico?

Un volcán cineritico está compuesto, como el nombre lo indica, principalmente por cenizas, mezcladas con algo de escorias, y  otros piroclastos siempre dentro de los materiales más finos. Es común que tengan forma relativamente cónica y no sean de gran tamaño. Un ejemplo es el Paricutín de México, cuya apasionante historia ya les conté en otro post.

¿Cómo es un volcán compuesto?

Cuando con posterioridad a la generación de una caldera, (lo que ocurre tal como expliqué más arriba) en el gran espacio topográfico resultante comienza a formarse un nuevo cráter, de resultas de nuevas erupciones desde el mismo centro magmático, el sistema así formado se denomina volcán compuesto.

Un típico ejemplo es el Vesubio, que se encuentra en el interior del inmenso cráter formado en la explosión del Somma.

¿Cómo es un volcán en domo?

Un volcán en domo o cúmulo-volcán suele ser comparativamente de pequeño tamaño, porque sus lavas ácidas y muy viscosas no se alejan demasiado del punto de emisión. Por las mismas razones, sus pendientes son marcadas y tienden a ser más altos que extensos. Un ejemplo es el Mont Pelé de la Martinica.

¿Cómo es un maar?

Un maar es una estructura mixta si se quiere, ya que no se constituye solamente por los procesos volcánicos. En efecto, una vez enfriado el material magmático del interior del cráter, sobre ese fondo ya sólido, se acumulan aguas pluviales, es decir de lluvia.

En definitiva, el resultado es una laguna en la cima de un antiguo volcán.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el postes de este sitio.

Conociendo más de la dinámica fluvial.

PICT0151En entregas anteriores, hemos llegado a definir varios temas relativos a la dinámica fluvial, es decir la que se relaciona con la acción de los ríos. Ya hemos visto las distintas formas de flujo, las partes de una cuenca y de un río, y es hora de avanzar un poco más sobre el tema.

Ya en otro post he explicado cuáles son los factores que definen qué porción del agua precipitada va a escurrir, eventualmente incorporándose al caudal que alimenta a los ríos.

Hoy voy a ocuparme de un tema sutilmente diferente, aunque muy relacionado con el antes mencionado: los factores que definen la velocidad de una corriente de agua, una vez que ya se ha constituido como tal. Es decir, un pasito posterior al ya presentado en el post que más arriba les indiqué que vayan a leer.

¿Qué conceptos previos conviene incorporar?

Lo primero que debemos recordar es que los dos requisitos fundamentales para que se forme un río son: un caudal de agua permanente, que puede proceder tanto de precipitaciones fluviales, como de fusión de campos de nieve o de glaciares, o de aguas subterráneas. Las corrientes temporarias no constituyen ríos en un sentido estricto sino simplemente torrentes o arroyos.

El segundo requisito es una pendiente por la cual el agua pueda fluir, para distinguir el río de lagos, lagunas o pantanos.

¿Cuáles son los factores que definen la velocidad de un río?

Si consideramos todos los posibles inputs de un sistema tan complejo, podríamos incluir muchos más, pero esencialmente cuatro son los factores que definen la velocidad de flujo de una corriente:

  • Pendiente o gradiente, términos que pueden usarse como equivalentes, aunque se expresan de distintas maneras. En efecto, la pendiente puede medirse en grados de un ángulo vertical medido entre la parte inferior y la superior de un terreno dado, o bien en porcentajes, vale decir, cantidad de metros de descenso vertical por cada cien metros. El gradiente en cambio, siempre se mide en metros. Puede referirse a la cantidad de metros que se deben recorrer en dirección horizontal para que haya un descenso vertical de un metro. O bien como la cantidad de cm o m que se desciende por cada unidad de distancia horizontal. En cada caso se especifica cómo se lo considera.
  • Caudal de agua. Se entiende por caudal a la cantidad de agua que pasa por una superficie dada en la unidad de tiempo. Esa superficie puede ser elegida de distintas maneras según el contexto en que el concepto de caudal se aplique. En una situación abstracta puede ser la unidad de superficie (un metro cuadrado); en una tubería artificial es la sección del caño por el cual fluye el agua; y en un río es la sección transversal del canal natural por el que el agua corre.
  • Configuración del lecho. Se refiere tanto a la forma, es decir a las sinuosidades, profundidad, etc.; como a la composición litológica que define en gran medida su rugosidad.
  • Cantidad de carga transportada. Aquí se incluye todo lo que el agua transporta, sea cual sea la fuente, tema que veremos en otro post.

¿Cómo incide la pendiente en la velocidad de una corriente?

Debido a que el agua se desplaza por el terreno como respuesta a la acción de la gravedad, es obvio que a mayor pendiente, mayor será la velocidad. Esa pendiente por supuesto, varía a lo largo del curso del río, razón por la cual la velocidad fluvial también es diferente de tramo en tramo.

Un dato estadístico expresa que el promedio de gradiente de todos los grandes ríos del mundo, es de 38 cm por kilómetro de recorrido, pero por cierto la variación es tan grande de un curso a otro, de una parte de cada río a otra, y a lo largo del tiempo, que no tiene más valor que ser un dato de color.

¿Cómo incide el caudal de agua en la velocidad de una corriente?

Cuanto más aumenta el volumen de agua mayor es la velocidad, porque en general la presencia del propio líquido disminuye los rozamientos que retrasan el flujo, al ofrecer menos resistencia a la deformación y desplazamiento, que los cuerpos sólidos.

¿Cómo incide la configuración del lecho en la velocidad de una corriente?

Cada una de las irregularidades que ofrece un canal implica un aumento de la fricción, con lo cual se disminuye la velocidad. Obviamente, entonces, cuanto más recto, uniforme y estrecho sea un canal, mayor será la velocidad de la corriente en él.

Si hay obstrucciones, estrechamientos, cambios bruscos de dirección, o proyecciones rocosas que se internan en el canal, la velocidad disminuye inmediatamente.

¿Cómo incide la cantidad de carga en la velocidad de una corriente?

De modo inverso al caudal, cuanto más carga sólida transporte, mayor será la fricción interna y ese aumento de rozamiento hace que la velocidad disminuya.

¿Por qué es tan importante reconocer los factores que definen la velocidad de una corriente?

Precisamente porque todo aumento de velocidad implicará un aumento también en la capacidad para erosionar del río, y a la inversa, un descenso en la velocidad, hará que se deba depositar algo de carga.

En definitiva, toda la dinámica geomorfológica del río depende de su velocidad y de los cambios que ella vaya experimentando.

De hecho, la erosividad de un río, está estrechamente ligada a su velocidad. El concepto de erosividad, junto con los de erodibilidad y erosionabilidad los he presentado en este post que les recomiendo leer.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La foto que ilustra el post es del Río Yellowstone en Wyoming, USA.

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo