Archivo de la categoría ‘Gemología’

Variedades preciosas del cuarzo y su familia.

DSC02953
Hoy quiero contarles que ese modesto cuarzo, que tantas veces se desprecia por ser el más abundante de los minerales, es sin embargo, en muchas ocasiones una piedra preciosa.

Y no sólo él, sino toda su parentela, es decir otras formas en que se presenta la sílice, y que constituye en esos casos minerales diferentes, aunque compartan todos la misma fórmula química.

¿Qué es la sílice y por qué es tan abundante?

La sílice o dióxido de silicio  (SiO2 ) es la combinación de los dos elementos químicos más abundantes en la corteza terrestre, y de allí que sea tan común, ya sea como tal, o combinándose con otros elementos para conformar los silicatos, un muy extenso grupo de minerales.

Estructuralmente forma un tetraedro con el silicio en el centro y los átomos de oxígeno a su alrededor ocupando los vértices del cristal (figura 1). Esta característica le permite incorporar muchos otros elementos que al ser “capturados” por la red explican mucho de lo que veremos a continuación.

arc026

Figura 1. Tetraedro de sílice

 Tal como les expliqué en otro post, esa forma cristalina estará siempre presente en los minerales de sílice, ya resulte visible o no, según el tamaño que haya alcanzado cada ejemplar en su desarrollo.

¿Qué es el cuarzo y por qué tiene tantas variedades?

El cuarzo es, entre las sílices naturales, el mineral más común, tiene dureza 7, es muy resistente a la meteorización química y puede encontrarse en cristales del sistema trigonal bien desarrollados, de allí que son muchas sus posibilidades de constituirse en piedra preciosa.

Por supuesto esto implica también que no todos los cuarzos son gemas, ya que pueden aparecer también en aspectos masivos y poco transparentes que no cumplen los requisitos exigidos para considerarse piedras preciosas.

¿Qué otros minerales están constituidos por sílice?

Hay situaciones en que la falta de la cristalización trigonal, que define al cuarzo, hace que compuestos químicamente iguales a él se consideren minerales diferentes, como es el caso del ópalo, del ágata o el jaspe, por citar algunos.

También ocurre que al incorporar elementos químicos cromóforos (es decir que les confieren colores definidos) en su red, algunas sílices se transforman en minerales con nombre propio, como la amatista o el citrino.

¿Qué variedades de sílice son preciosas?

Básicamente se agrupan en tres clases, según su estado cristalino:

  • Macrocristalinas: de cristales lo suficientemente bien desarrollados como para que se los reconozca a simple vista o con la ayuda de una lupa de mano.
  • Microcristalinas o criptocristalinas: requieren instrumentos ópticos como microscopios, o hasta métodos de rayos X para visualizar sus cristales.
  • Amorfas o vítreas, carecen de red atómica ordenada, vale decir que en ellas no se forma el tetraedro del que hablamos antes.

¿Cuáles son las sílices macrocristalinas preciosas?

Las más conocidas son:

  • Cristal de roca, es un cuarzo común que ha logrado buen tamaño y forma, además de transparencia.
  • Amatista, que ha incorporado Fe (hierro) como elemento colorante.
  • Venturina, ésta y muchas otras variedades son preciosas porque generan lo que se llaman figuras lumínicas, que les explicaré en otro post, o bien porque tienen inclusiones que no las desmerecen sino que les confieren un valor agregado.
  • Ojo de gato,
  • Citrino, variedad amarillenta.
  • Cuarzo rosado, que tiene Ti.
  • Cuarzo rutilado, éste es un ejemplo de los que tiene inclusiones, en este caso de otro mineral, el rutilo.
  • Cuarzo ahumado, que en su yacimiento se ha visto afectado por radioactividad.
  • Cuarzo azul o cuarzo zafiro, con inclusiones que lo colorean.
  • Ojo de tigre.
  • Ojo de halcón.

¿Cuáles son las sílices micro o criptocristalinas preciosas?

Las variedades que constityen gemas son:

  • Ágata, típicamente bandeada.
  • Madera agatizada.
  • Piedra de sangre o heliotropo.
  • Cornalina.
  • Calcedonia.
  • Crisoprasa, una variedad de calcedonia.
  • Jaspe, en todas sus muchas variedades, entre las que se destaca el jaspe egipcio por su belleza.
  • Ágata de ojo.
  • Ágata de musgo, con bandeados que semejan musgo.
  • Sardónice.
  • Ónice. (que no debe confundirse con el ónix o mármol ónix, que es un carbonato)
  • Prasio.
  • Plasma.

Y no he agotado todas las posibilidades, fundamentalmente porque la demanda de la joyería hace que ligeras variaciones de los ya mencionados entren al mercado con nombre propio, cuando pasan el examen de belleza y rareza exigible.

¿Hay alguna sílice amorfa y preciosa?

Sí, el ópalo, en todos sus colores y variedades.

Hasta aquí llegamos por hoy, pero les advierto que mientras iba escribiendo este post, se me ocurrían muchas cosas que puedo explicar más extensamente, porque son apasionantes de verdad. Ya las iré subiendo al blog.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La foto que ilustra el post fue tomada por el Pulpo en el Museo de Ciencias Naturales de Los Ángeles, USA.

La figura 1 es tomada de este sitio.

¿El coral, es una piedra preciosa?

Corales-marinosEste tema es de verdad apasionante, y lo trataremos en varios posts desde diversos puntos de vista, precisamente por eso.

Hoy voy a limitarme a la presentación del coral según se conoce desde la Gemología.

¿Es el coral una piedra preciosa?

No, no lo es, aunque sí le cabe la definición de gema, que como ya les expliqué en otro post es más amplia.

En el caso específico del coral, tal como les expliqué para la perla, no le cabe el nombre de piedra preciosa porque no se trata de un mineral en el sentido más estricto de la palabra, puesto que responde a un origen orgánico, aunque químicamente se trata de un compuesto carbonático.

¿Qué es el coral?

En general puede decirse que el término “coral” no tiene en sí mismo un significado taxonómico completamente preciso.

Se trata más bien de una palabra que designa a toda una variedad de organismos marinos que comparten rasgos comunes y que pertenecen a un philo que hoy se conoce como Cnidarios, pero alguna vez fueron denominados Celenterados.

Me voy a permitir aclarar el término celenterados, aun a sabiendas de que ya está obsoleto, porque es muy descriptivo.

Ese antiguo nombre se usaba para reunir seres marinos que se organizaban alrededor de un celenterón.

La palabra celenterón se formó a partir de dos vocablos griegos: koilos= cavidad y enteron= intestino. Los organismos conocidos como corales, además del celenterón, tienen normalmente tentáculos que responden a simetrías de orden 6 y 8.

Los más comunes son los coloniales y sésiles, es decir que se aposentan juntos en gran número, crecen en un sitio definido y no se trasladan por sí mismos.

Por otra parte, algunas especies definidas tienen capacidad de generar un exoesqueleto que mide desde apenas unos milímetros a algunos centímetros de diámetro, pues pueden fijar sobre sus tejidos el carbonato cálcico disuelto en el mar.

Esas estructuras son las que se utilizaron en gemología, además de generar ambientes sedimentarios particulares, de los que hablaremos en otras oportunidades, por su vital importancia.

La estructura calcárea del coral es inicialmente blanca pero puede adquirir diversos colores por sus propios pigmentos, por sustancias disueltas en el agua de mar,  o por la coloración de otros organismos con los que se unen simbióticamente.

¿Cuál es la clasificación científica de estos grupos de organismos conocidos genéricamente como coralinos?

Reino:     Animalia
Filo:     Cnidaria
Clase:     Anthozoa
Subclases y órdenes existentes

Subclase: Octocorallia
Orden: Alcyonacea
Orden: Helioporacea
Orden: Pennatulacea
Subclase: Hexacorallia
Orden: Antipatharia
Orden: Ceriantharia
Orden: Corallimorpharia
Orden: Scleractinia
Orden: Zoanthidea

¿Cómo se forma?

El material  que se usa en joyería es específicamente el exoesqueleto del organismo, que permanece como parte de la colonia, aun cuando el propio pólipo ya haya muerto. Eso permite que las masas calcáreas crezcan hasta dimensiones suficientes para generar islas, o ecosistemas sumergidos, pero de eso ya hablaremos en otros posts.

¿Dónde se encuentra?

Los corales son bastante exquisitos en cuanto a requerimientos ambientales, lo que los hace más abundantes entre los trópicos y básicamente en zonas caribeñas donde se cumplen las siguientes exigencias, como mínimo:

  • Aguas relativamente someras, no más profundas que 90 metros, para permitir la llegada de la luz solar.
  • Temperaturas cálidas, no inferiores a 20°C .
  • Salinidades entre 27% y 40%.
  • Aguas limpias sin sedimento en suspensión, pero sí con contenido en nutrientes.
  • Protección del oleaje directo, que rompe las estructuras coloniales.

¿Por qué los corales son tan importantes en la Geología?

Por una multiplicidad de causas, cada una de las cuales explicaré más detalladamente en diferentes posts, pero que básicamente pueden resumirse como sigue:

  • Existe un registro fósil muy extenso que permite seguir muy bien las líneas evolutivas desde el Cámbrico por lo menos.
  • Sus exigencias ambientales los colocan como excelentes indicadores ecológicos de los tiempos pasados.
  • Son generadores de rocas sedimentarias organógenas.
  • Son generadores de complejos sistemas ambientales que califican como reservorios de biodiversidad.
  • Son buenos indicadores de intervalos de tiempo, por sus anillos de crecimiento.

Por todas estas razones, la mayoría de los gobiernos están comenzando a protegerlos, impidiendo su extracción, y si tales leyes se hacen cumplir debidamente, pronto su explotación gemológica será cosa del pasado, y las joyas con corales serán reliquias de la antigüedad…esperemos.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La imagen que ilustra el post la he tomado de Imágenes Google, que me direccionó a este sitio.

Muestras y exposiciones de minerales, fósiles, gemas y otros en Estados Unidos en abril de 2014

Para los interesados en participar en ferias y simposios relacionados el mundo de la gemología en EE.UU., en el mes de abril hay numerosos eventos en donde podrán contactarse con distribuidores de venta al por menor y al por mayor de minerales, fósiles, gemas, joyas y demás.

4-6 de abril: Orlando, Florida – Rock, Mineral, Gem, Jewelry & Fossil Show
Organizado por: Central Florida Mineral and Gem Society
Florida National Guard Armory (2809 South Fern Creek Avenue) Leer el resto de esta entrada »

Listado de las piedras preciosas de Argentina.

DSC02879

Ya les he contado en un post anterior que la piedra preciosa nacional es la rodocrosita, y les he hablado detalladamente sobre ella, pero existen también otras muchas de buena calidad en los yacimientos argentinos, y hoy comenzaré por hacer un listado básico, solamente, porque todas y cada una ameritan posts para el futuro.

¿Hay muchas  variedades de gemas en Argentina?

Sobre el total de especies minerales existentes, que es del orden de los tres millares, unos cuantos cientos responden a las condiciones exigidas para su clasificación como gemas, pero no todas ellas existen en Argentina, y de las que sí se han encontrado, muy pocas son las que se explotan o están en distintos estados de producción.
A esos pocos casos, podemos sumar las gemas que no son minerales sino rocas, y todas  serán alguna vez motivo de análisis particular en el blog.
Hoy me limito a hacer el inventario de las gemas que están o estuvieron alguna vez sujetas a explotación en nuestro territorio.
El siguiente ordenamiento es según el alfabeto, no según abundancia ni valor en el mercado.
Además, la ausencia en esta lista de determinados minerales no significa que estén ausentes en el país, sino solamente que no se han hecho hallazgos en condiciones de explotabilidad.

Ágata, variedad microcristalina del cuarzo, finamente bandeada
Andradita (variedad de granate, del grupo de los silicatos)
Apatita o Apatito (del grupo de los fosfatos)
Aragonita (carbonato)
Aguamarina, Berilo verde (que no alcanza calidad de esmeralda), berilo dorado y heliodoro, todas variedades preciosas del berilo. (silicato)
Casiterita (óxido)
Cordierita (silicato)
Cuarzo, en numerosas variedades como la amatista, el cuarzo ahumado, el cuarzo rosado y el cristal de roca (según los criterios aplicados se puede considerar óxido o silicato)
Dioptasa (silicato)
Epidoto (silicato)
Fenaquita (silicato)
Fluorita en numerosas variedades de color, e incluso en escarapela bandeada.
Hessonita, que es una variedad de grossularia, uno de los granates (silicato)
Hematita (óxido)
Jaspe,variedad microcristalina del cuarzo.
Marcasita (sulfuro)
Mármol ónix, constituido por aragonita y calcita, en variados colores.
Obsidiana, roca vítrea de diferentes colores.
Ópalo en diferentes colores, es una variedad amorfa del cuarzo.
Pirita, el famoso oro de los tontos, es un sulfuro.
Rodocrosita, que como ya dije es emblemática y ya tiene su propio post.
Scheelita, del grupo de los wolframatos.
Schorl, conocida también como chorlo, chorlito o chorlita, es una variedad de la turmalina, que pertenece al grupo de los silicatos.
Talco, en su variedad esteatita, que suele conocerse como piedra sapo y pertenece a los silicatos.
Topacio en diversos colores, es un silicato.
Triplita, del grupo de los fosfatos.
Yeso en sus dos variedades: alabastro y selenita, del grupo de los sulfatos.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente, porque esta página está registrada con IBSN 04-10-1952-01.

Un abrazo y hasta el miércoles. Graciela.

P.S.: La foto que ilustra el post fue tomada por el Pulpo en uno de sus viajes a USA.

¿Es la perla una piedra preciosa?

En realidad, si ustedes son seguidores asiduos y de larga data del blog, ya sabrán la respuesta,  (negativa, por cierto) porque estuvo implícita en otro post, pero hoy quiero explayarme un poco más, porque precisamente es lo que les prometí en ese momento.

¿Por qué la perla no es una piedra preciosa?

Pues, muy sencillamente porque no es un mineral, puesto que su origen es orgánico, a pesar de que químicamente tenga un alto contenido de carbonato de calcio.

Como expliqué en el post que ya deberían haber consultado, pese a no ser piedra preciosa, sí es una gema. Recuerden que las gemas comprenden a las piedras preciosas y a varias sustancias más, como en este caso, la perla.

¿Qué es en realidad la perla?

La perla, si uno bien lo mira, debería parecernos más bien asquerosota, ya que no es en el fondo más que tejido cicatrizal de un determinado grupo de seres vivos.

También podríamos llamar a las perlas “estrategias defensivas” o quistes, si quieren, con lo cual se llega a la inmediata conclusión de que los seres humanos somos capaces de cualquier cosa por adquirir status. Hasta de colgarnos del cuello una especie de tumor de bonita apariencia.

Pero expliquémoslo mejor: sucede que cuando una partícula extraña se introduce en la parte blanda de algunos moluscos, sobre todo en los bivalvos, su presencia produce una notable irritación, y para defenderse de ella, las ostras (entre otros bichos) han aprendido a neutralizarla, creando perlas.

Para generar las perlas, el interior del molusco cubre lentamente la partícula invasora con una mezcla de cristales de carbonato de calcio (CaCO3) y una proteína llamada conchiolina.

Esa mezcla se conoce como nácar, sustancia que normalmente protege toda la cavidad interna de las valvas del animal (cavidad paleal). Cuando el animal no sufre agresiones, el nácar es como una piel interior, pero si hay un cuerpo extraño, esa misma piel se va engrosando a su alrededor, y cuando varias capas de ese nácar se han aglutinado en forma de un verdadero abultamiento, ¡voilá! estamos ante el nacimiento de una perla.

Digamos que ese nacimiento requiere más gestación que un elefante, ya que pueden requerirse aproximadamente diez años para que se forme una perla discretita.

Las perlas más conocidas son las consideradas como gemas o piedras preciosas, por su simetría y su particular lustre. Las perlas preciosas son producidas en su inmensa mayoría por las ostras pertenecientes a la familia Pteriidae.

¿Por qué se considera a la perla como gema?

Porque cumple con los requisitos exigibles, y que ya mencioné en el post que he linkeado más arriba. En pocas palabras porque es durable, hermosa y relativamente escasa.

¿Cuáles son las condiciones que dan a la perla su belleza?

Aclaremos que si bien todos los tejidos cicatrizales generan perlas en sentido amplio, sólo son perlas clasificables como gemas, aquéllas que tienen formas más o menos esféricas o de lágrima, de lo contrario se las descarta como gemas y se las destina a otros usos. Esos usos pueden ser, entre muchos otros, molerlas para dar brillos nacarados a ciertos cosméticos, o para generar perlas reconstituidas, etc.

Además de la forma, y los diversos matices posibles que hasta pueden llegar a dar perlas negras, existen otras características que suman puntos en la belleza de las perlas.

Esas características son: el brillo tornasolado propio del nácar, y que se conoce en gemología como iridiscencia, la intensidad de ese brillo, de apariencia sedosa, y la  presencia, a veces, de lo que se conoce como formas o figuras lumínicas.

Tanto el brillo como las figuras lumínicas son también respuestas características de los minerales ante la acción de la luz que incide sobre ellos, razón por la cual los explicaré en detalle en su momento, entre las propiedades físicas que vengo analizando.

No obstante, hoy no puedo menos que mencionar y describir una de esas figuras, (que después les develaré por qué se produce) porque es una condición muy valiosa en las perlas.

De todas las figuras lumínicas posibles, las perlas suelen presentar adularescencia, nombre que viene de la adularia o piedra de luna, y que consiste en un brillo interno y profundo muy parecido a una nube lechosa que cambia de tonalidad según la dirección en que se observe el objeto.

¿Desde cuándo se la considera gema?

Si bien no hay un registro seguro de esto, y todo lo que podemos hacer es especulaciones al respecto, no es una locura pensar que ya desde la prehistoria puede haber sido apreciada, por la sencilla razón de que a diferencia de otras gemas, no requiere de pulidos, tallados ni de ningún otro tratamiento para develar su belleza. Seguramente tan pronto como el primer molusco conteniendo una perla fue abierto, ese hallazgo habrá sido atesorado, tal vez hasta como algo mágico.

Pese a la falta de documentación fehaciente, desde las más antiguas culturas se las ha encontrado engarzadas en ornamentos varios, por lo común pertenecientes a la realeza y las clases nobles de cada sociedad.

¿Es alto su precio en el mercado actualmente?

El precio, como el de todas las gemas, es altamente dependiente de los vaivenes de la moda, y de las reglas de la oferta y demanda.

Por esa precisa razón, el precio originalmente era exorbitante. Esto era así cuando el suministro de las perlas dependía de la pesca de moluscos realizada por buceadores nativos de las zonas ricas en ellos, carentes de todo equipo, y que por esa razón muchas veces dejaban la vida en la empresa.

Al mejorar las técnicas de buceo, aumentando la cosecha de moluscos y disminuyendo el riesgo de tal empresa, los precios fueron disminuyendo progresivamente.

En la situación actual, por un lado el gusto y la moda han relegado a las perlas a un segundo plano respecto a las piedras preciosas más caras, como el diamante o la esmeralda; y por el otro las perlas pueden cultivarse, inundando el mercado con una oferta creciente, pese a la demanda estabilizada. Por todo esto, las perlas tienen hoy un precio bastante menos elevado que a lo largo de su historia previa.

¿Cómo se cultivan las perlas?

Básicamente lo que se hace es confinar a los moluscos de las especies productoras de perlas, en criaderos donde sistemáticamente se les inyectan sustancias irritantes para estimular su producción de quistes defensivos en forma de perlas.

Existen criaderos de agua dulce y salada, de temperaturas cálidas y frías, lo cual define las especies de bivalvos empleados, y consecuentemente la calidad de las perlas obtenidas, y la velocidad de la generación, que puede variar entre unos pocos meses hasta tres o cuatro años, vale decir mucho menos  que  en la naturaleza. Ese tiempo tiene además que ver con la sustancia inyectada.

Por todo lo dicho, a mí regálenme diamantes en lugar de perlas, así no andan torturando moluscos por mi causa. :D

Y ya que estamos, ¿no se preguntaron si los corales son piedras preciosas?

Espero verlos el próximo miércoles. Un abrazo. Graciela.

Si este post les ha gustado como para llevarlo a su blog, o a la red social, por favor, mencionen la fuente.

P.S.: La imagen que ilustra el post la he tomado de una página de la red.

Buscar en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo