¿Por qué tuvieron lugar lluvias torrenciales en Australia y Brasil?

Cuando se piensa en Australia, se evocan imágenes de aridez y desierto, pero este mes de enero ha traído inundaciones como no se registraban desde hace 36 años, en consonancia con un marcado aumento de las precipitaciones.

El por qué de esa torrencialidad de las lluvias es lo que pretendo explicar ahora.

Para eso, les recomiendo que vayan a leer el post relativo a las oscilaciones climáticas conocidas  como El Niño y La Niña. Y les recuerdo que están dadas en este momento las condiciones de La Niña.

Como ya les expliqué en ese post, hay tres situaciones posibles con relación a la circulación de los vientos alisios: normales ( Figura 1), perturbación El Niño (Figura 2) y perturbación La Niña (Figura 3).

En el primer caso, los vientos húmedos descargan precipitaciones sobre Asia, de manera estacional, en cantidades aproximadamente constantes de año en año, siguiendo el modelo circulatorio que ya expliqué en el post que les recomendé, y que pueden observar en la figura 1.

imagen1cond-normanes El término Thermocline que aparece en los gráficos es la palabra inglesa correspondiente a termoclina que ya definí en otro post. El concepto fue en ese momento aplicado a lagos, pero tiene la misma validez para espejos mayores de agua, como el océano. 

Las manchas coloreadas indican zonas de temperatura, siendo las más altas las que aparecen como rojas y gradando a cada vez más frías en los colores naranja, amarillo, celeste, verde y turquesa. 

Las flechas finas y negras indican la circulación de los vientos; las blancas y anchas representan el avance del calentamiento del mar, y lo que con un poco de atención pueden reconocer en los bordes del bloque diagrama son: al este, América del Sur y al oeste, Oceanía, que incluye obviamente a Australia.

En la zona térmica roja, el aire se calienta y asciende, descargando su humedad sobre las costas mencionadas en último término.

Pero cuando se dan las condiciones de debilitamiento de los Alisios, el calor del océano no se transmite con igual facilidad hacia el oeste, sino que tiende a invertir su dirección de avance, y un  calentamiento excesivo se produce en una zona bastante más próxima a América del Sur.

Por esa razón, el ascenso térmico ocurre en ese lugar y hay un marcado aumento de las precipitaciones que afectan a la costa americana, compensado por una sequía en el otro extremo. Figura 2.imagen1el-nino

 Cuando esto ocurre, estamos en presencia de la Oscilación El Niño.

Por el contrario, ante la presencia de vientos Alisios fortalecidos, la movilización de las máximas térmicas hacia el oeste, reproduce las condiciones normales, pero en magnitudes acentuadas, de modo que en ese caso se genera la situación actual, en que reina La Niña.

En estas circunstancias, las lluvias que se abaten sobre Indonesia, Asia y Oceanía son torrenciales, con las consecuencias que ya conocemos.

Esto se visualiza en la Figura 3, donde puede verse que la acumulación de calor en la mancha roja del gráfico se ha recostado más hacia el oeste, a mucha menor distancia de los continentes afectados, que en condiciones normales.

imagen1la-nina Es por eso que la descarga de precipitaciones en este año de La Niña, ha sido tanto mayor que la habitual en Australia.

Ahora bien, en Brasil la situación no parece tan sencilla, ya que ni siquiera presenta costas sobre el Océano Pacífico, en donde vemos tan claramente desarrollado el fenómeno.

Para entender la situación allí, debemos recordar que tanto el Niño como la Niña influyen dramáticamente en el clima, aun a miles de kilómetros de distancia de la zona directamente implicada.

Esto se explica a través de lo que se conoce como ondas planetarias, que se producen en sistemas fluidos en rotación como la atmósfera, y que son responsables de lo que se denomina teleconexión, es decir una relación entre fenómenos distantes, cuya dinámica responde a la de los sistemas complejos y abarca por ende muchos factores y subsistemas.

Lo importante es que según los registros meteorológicos con que se cuenta, las precipitaciones aumentadas en el noreste de Brasil, muestran una correlación estadística con los fenómenos La Niña, de modo que tanto las lluvias de Brasil como las de Australia compartirían agente causal, de manera más o menos directa, según el caso.  

Espero que esto les haya aclarado el panorama.

Nos vemos el miércoles. Graciela.

P.S.: Los dibujos son tomados de material didáctico de un curso de postgrado, pero no conozco su origen. Si alguien se reconoce como su autor, simplemente pase a reclamar los correspondientes créditos, por favor. 

4 comentarios para “¿Por qué tuvieron lugar lluvias torrenciales en Australia y Brasil?”

  • terox dice:

    Y encima, debe estar el Calentamiento Global…

  • Graciela L.Argüello dice:

    Hola, Terox, puede agudizar el fenómeno, pero El Miño y la Niña ocurren cíclicamente con o sin calentamiento. Un beso, Graciela

  • melina dice:

    (otra pregunta)RELATIVA AL AGUA (POTABLE)
    hola Graciela… Estas al tanto de las condiciones del agua potabilizada en el Norte del pais?… bueno, mi pregunta es: POR QUE FALTA AGUA en los lugares que tienen sistemas de acueducto y de potabilizacion? la explicacion de funcionarios es que hay deficit hidrico (falta de lluvias) lo cual entiendo perfectamente, pero, el agua es un recurso renovable segun entiendo, y cumple un ciclo a corto plazo, entonces, como puede ser que no tengamos agua en nuestras canillas casi nunca???!!!!No vivimos en un desierto; tenemos un clima tropical con estacion seca y el agua que bebemos proviene del Parana (el cual no esta vacio) asi que yo sola, no encuentro la respuesta….

  • Graciela L.Argüello dice:

    Hola, Melina, no tengo la información clave para contestarte, la cual sería ¿en qué localidad estás, y a qué planta potabilizadora corresponde? Porque el agua no puede tomarse directamente del río sin tratamiento previo, y seguramente hay lugares de toma que abastecen a tu zona, que pueden verse afectados por la calidad del agua cuando no ingresa en cantidad suficiente al sistema como para que los elementos indeseables no se concentren en exceso.

Deja un comentario

Buscá en el blog
Nominado por Deutsche Welle, tercer puesto por votación popular
Archivo